viernes, 8 de enero de 2016

Colección Libros y Casas

Libros y Casas es un programa que lleva adelante el Ministerio de Cultura desde 2007 con el objetivo de democratizar el acceso a los libros y promover la lectura tanto en el ámbito privado como en los espacios comunitarios a través de distintas actividades.
Los textos fueron especialmente editados y seleccionados para que las familias cuenten con una biblioteca básica que incluye libros de ficción para grandes y chicos, libros ilustrados, de historieta, manuales, libros históricos y periodísticos.

Hace más de ciento sesenta años se reunió una asamblea constituyente para sancionar la Constitución de la Nación Argentina y estableció sus principios generales en un preámbulo: “Nos, los representantes del pueblo de la Confederación Argentina reunidos en Congreso General Constituyente
por voluntad y elección de las provincias que la componen, en cumplimiento de pactos preexistentes, con el objeto de constituir la unión nacional, afianzar la justicia, consolidar la paz interior, proveer a la defensa común, promover el bienestar general, y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que quieran habitar en el suelo argentino; invocando la protección de Dios, fuente de toda razón y justicia: ordenamos, decretamos y establecemos esta Constitución para la Confederación Argentina”.
De nosotros también depende que la hagamos cumplir.

Preámbulo
Primera Parte
Segunda Parte
Disposiciones Transitorias
Tratados y Convenciones con Jerarquía Constitucional


El Nunca Más y los Crímenes de la Dictadura
“Es responsabilidad de las instituciones constitucionales de la República el recuerdo permanente de esta cruel etapa de la historia argentina como ejercicio colectivo de la memoria, con el fin de enseñar a las actuales y futuras generaciones las consecuencias irreparables que trae aparejada la sustitución del Estado de Derecho por la aplicación de la violencia ilegal por quienes ejercen el poder del Estado, para evitar que el olvido sea caldo de cultivo de su futura repetición”. Eduardo Luis Duhalde

Introducción
Prólogo
I. La represión como método
II. La muerte como arma política
III. La Iglesia. El Plan Cóndor
IV. Los documentos
V. Víctimas
VI. El Poder Judicial
VII. El respaldo doctrinario de la represión
Conclusiones


90 minutos. Relatos de fútbol
Empezó el partido. Arde el fuego de la pasión entre todos los hinchas. Esa pasión que inflama sus corazones con el mismo entusiasmo que al pibe que va con el padre por primera vez a la cancha, a conocer en persona al equipo que será dueño de su amor por el resto de su vida. Este libro homenajea esa pasión con cuentos sobre padres e hijos, hinchas, relatores y jugadores de ayer, que dejaban la piel en el césped más allá de los premios y los sueldos, se peinaban con gomina por respeto y se bancaban todos los guadañazos, descosiendo los hilos gruesos de las pelotas de tiento y salían a la cancha aún con fiebre o resaca, haciendo de su profesión un culto al amor por la camiseta.
Para ustedes, fieles amantes del deporte más popular, son estas historias.

Introducción

La gambeta más larga del mundo / Pedro Saborido
“A los 6 minutos, los holandeses se organizaron y decidieron que cinco se encargarían de sacarle el balón, mientras que los otros cinco tratarían de partirle la rodilla”.

Milagro en Parque Chas / Inés Fernández Moreno
“Todos hemos tenido, de chicos, la fantasía de ser relatores de fútbol [...]”.

Relatores / Alejandro Dolina
“Según dicen, no era del todo imparcial en sus narraciones. Cuando se hacía de la pelota, comenzaba a elogiar su propia jugada”.

Mensajes de texto / David Voloj
“Mi viejo [...] pensaba que el fútbol era cuestión de huevos”.

La mejor de las historias / Pablo Ramos
“¿Te acordás de Ángel Clemente Rojas: Rojitas, el Pelado? [...] yo lo vi nacer, y crecer con la pelota”.

Esperándolo a Tito / Eduardo Sacheri
“Nosotros éramos todos matungos, pero nos bastaba tirársela a Tito para que inventara algo [...]”.

Rúper / Julián Trocksberg
“Ahora volví a San Estéfano buscando alguna foto
que me confirme lo que ya sé. Que me muestre a Rúper vestido de negro en medio de un terreno de juego”.

Otoño del 53 / Osvaldo Soriano
“Íbamos a jugarles un partido de fútbol a los ingleses de las Falklands y ellos se comprometían a que si les ganábamos, las islas pasarían a llamarse Malvinas para siempre”.

Nace antes / Ariel Magnus
“El gol lo hace Rivas, sí, pero la jugada nace antes, con el pase de Cralotti”.

Patricio se bifurca / Fernanda García Lao
“Las tribunas parecían un corral lleno de zorros salvajes, baba detenida en la comisura de esos labios”.

Sportivo Virreyes / Juan Sasturain
“Hagan de cuenta que hoy van a aprender otro equipo: Sportivo Virreyes, si quieren”.

La partera de Maradona / Rodolfo Braceli
“Pudo concebir a semejante ser porque [...] cumplió al pie, al pie de la letra, los consejos que la Pierina le anotó”.

La jugada de todos los tiempos / Víctor Hugo Morales
“En una corrida memorable, en la jugada de todos los tiempos, barrilete cósmico ¿de qué planeta viniste?”.


Amores Argentinos. Historietas sobre cuentos y novelas de amor
Amor e historietas comparten algunos síntomas y atributos. Las historietas no solo se leen, se devoran. Su dibujo no agota al detallar, sino que profundiza el misterio de la imagen, el cuadrito es entonces una apertura hacia el relato. La sensación de que una escena fija, y además dibujada, toma vida es fascinante. Por más explicaciones que intenten develar el truco, no podemos evitar caer bajo ese encanto. ¿Parecido al amor, quizás? Es que las historietas, al igual que los amantes, no se miran, se devoran con la mirada, en tanto el amor, por su parte, los devora a ellos. Como ficciones que indagan en la realidad misteriosa del amor, no pretenden enseñarnos nada. Aun fantásticas, se rigen por la profunda sensualidad de la verdad. Cuentan lo que cuentan y lo hacen sin vueltas, atrapantes desde el primer cuadrito. Si existe algún mensaje en esta antología está en recordarnos la vieja canción: todo lo que necesitamos es amor. Y algunas buenas historietas. Que ahora están en tus manos.

Tuya - Fernández Lauri / Morhain Jorge / Piñeiro Claudia

Fuera de temporada - Budassi Sonia / Perrota Daniel / Villar Erica 

Él - Alcobre María / Uhart Hebe 

Un amor para toda la vida - Bizzio Sergio / Kwaichang Kráneo / Reggiani Federico

Ayy - Fau Mercedes Cecilia / Fernández Ángel Lito / Gorodischer Angélica 

Amor en Colonia - Fau Mercedes Cecilia / Fernández Ángel Lito / Mairal Pedro

 

Bajo sospecha. Relatos policiales
Un crimen, una investigación, un culpable. El enigma policial es una forma narrativa perfecta que nos seduce inmediatamente porque enciende nuestro deseo de averiguar lo que está oculto y nuestro instinto de justicia. Lo mejor de los misterios es la posibilidad de resolverlos. Y ahí está el policial para hacernos creer que detrás de cada incógnita, de cada enigma, está la llave que encaja en la cerradura y resuelve el misterio.

Introducción

Un día después / Vicente Battista
“También yo me iba a encontrar con una mujer joven, pero no iba a disfrutar del fin de semana: iba a matarla”.

La muerta en su cama / Selva Almada
“Algo en la aparente armonía del cuerpo acostado boca arriba, los brazos a los costados, el cubrecama doblado sobre el pecho de la muchacha, el cabello prolijamente esparcido sobre la almohada, algo llamó la atención de la mujer”.

El caso del astrólogo, el muerto y curiosos sincretismos / Raúl Argemí
“El hombre apareció muerto cerca de la orilla del canal de riego, en un baldío tierra de nadie pegado a la universidad. Entonces entró en acción la policía”.

La puerta de bronce / Ana Victoria Cecchi
“Lucio no pudo desoír aquella orden como no se puede desoír el llamado de la muerte. Escoltado por la luz de los faroles regresó al coche y al jardín desierto en el que creyó ver a su niña entre las flores”.

Un crimen casi perfecto / Roberto Arlt
“... la evidencia de que ella estaba distraída leyendo un periódico cuando la sorprendió la muerte transformaba en disparatada la prueba mecánica del suicidio”.

Una cuestión de química, digamos / Roberto Bardini
“El gordo no podía saberlo, pero yo no era el hombre indicado para llevar el maletín porque desprecio a los ricachones que envían divisas al exterior”.

El ciclista serial / Marcelo Guerrieri
“Qué me vienen con grupos de diez tipos que siguen la pista de un vendedor de remeras falsificadas y terminan hablando del partido del domingo por walkie talkie. Nada de eso; yo soy un clásico, al estilo Sherlock Holmes: el sagaz detective García y su inseparable ayudante Amadeo”.

Turismo Carretera / María Inés Krimer
“Mientras él le cuenta los problemas para la importación de repuestos, ella nota que se detiene en la foto de Vera. Es otra mirada”.

Blanca y radiante iba la novia / Ricardo Ragendorfer
“Ocampo descargó sobre Felicitas una lluvia de reproches. Y ella lo rechazó con frialdad. Finalmente se escucharon dos detonaciones. Y, luego, el silencio”.

La piel de la serpiente / Mercedes Giuffré
“El comisario estaba retrasado. Si la balsa se acercaba debería actuar aunque estuviera solo y demorar así el escape, pensó. Así sucedieron finalmente las cosas”.


Brujas, princesas y pícaros. Cuentos clásicos infantiles
Estos cuentos pasan de boca a oreja de mamás, papás, abuelas, tíos y chicos desde hace mucho, mucho tiempo. “Hansel y Gretel”, “Caperucita Roja”, “La princesa y el guisante”, “Pedro y el lobo” y “La sopa de piedra” son historias que los van a acompañar siempre.
Por eso, es importante leerlas una y otra vez hasta que se las sepan de memoria, hasta que se queden dormidos y las sueñen, hasta que se despierten hablando del lobo, de la princesa y de la bruja como si estuvieran ahí.

Introducción

Hansel y Gretel - Versión de Ricardo Mariño

Caperucita Roja - Versión de Franco Vaccarini

La princesa y el guisante - Versión de María Cristina Ramos

Pedro y el lobo - Versión de Liliana Bodoc

La sopa de piedra - Versión de Ruth Kaufman


Cosas imposibles. Cuentos fantásticos y de terror
Un hecho casual nos sorprende, nos perturba y nos obliga a preguntarnos hasta dónde llega nuestra percepción. La duda es la esencia de lo fantástico y nace de la incógnita que cualquier relato fantástico deja siempre colgando en el aire, como un hilo de seda que jamás lograremos atrapar. Todos los autores de esta antología generan en sus cuentos mundos propios que toman elementos de la realidad para presentarlos en un nuevo orden. Así es como logran modificar los límites de nuestra percepción arrastrándonos hacia el otro lado del espejo, donde habita todo lo que no cabe en nuestra frágil vida cotidiana.

Introducción

El aljibe / Mariana Enríquez
“Iban de vacaciones a Corrientes, a visitar a los tíos maternos, pero eso era solo una parte del gran motivo del viaje, que Josefina no podía adivinar”.

El escuerzo / Leopoldo Lugones
“Con un violento ademán abrió de par en par la caja. Lo que sintió fue de tal modo horrible que a los pocos meses murió víctima del espanto que le produjo”.

Después del cine / Amalia Jamilis
“—Los chicos no deben andar solos de noche —dictaminó la mujer. Recién entonces Misa reparó en que eran realmente muy viejos, más de lo que ella había visto nunca. Se apretó contra la pared y se cubrió la cara con las manos”.

Cuentos de la Negra Tomasa / Alberto Laiseca
“Como a los treinta años de este sucedido se metió a vivir en ese lugar abandonado, que todos tenían por lugar de fantasmas, una mujer joven con un crío de teta. Chiquito”.

Ágata / Patricia Suárez
“Nadie parecía entender que ella no los recordaba; nadie se había tomado el trabajo de advertirlos”.

La soga / Silvina Ocampo
“Todo un año, de su vida de siete años, Antoñito había esperado que le dieran la soga; ahora podía hacer con ella lo que quisiera”.

El herrero Miseria / Ricardo Güiraldes
“San Pedro, que se había acomodao atrás de Miseria, le sopló: —Pedí el Paraíso.
—Cayate, viejo —le contestó por lo bajo Miseria...”.

Los buques suicidantes / Horacio Quiroga
“Todos, sin saber lo que hacían, se habían arrojado al mar, envueltos en el sonambulismo moroso que flotaba en el buque”.

El poncho de vicuña / Godofredo Daireaux
“—¿Quién habla?
El gaucho, sospechando que algo pasaba que no se podía
explicar, les dijo:
—Pero ¿no me ven ustedes? —Y la contestación, después de corta vacilación, fue la disparada rápida del matrimonio, y su desaparición en el rancho cuya puerta se cerró con estrépito”.

El gato cocido / Roberto Arlt
“Yo viví un tiempo entre esa gente. Todos sus gestos transparentaban brutalidad a pesar de ser suaves. Jamás vi pupilas grises tan inmóviles y muertas”.

Los pasajeros del tren de la noche / Rodolfo Fogwill
“Claro que nadie le iba a contar a Diego que lo estuvieron dando por muerto y que le habían hecho misas”.


Hubo una vez en este lugar. Mitos y leyendas de este lado del mundo
Hubo una vez en este lugar pueblos que contaron historias. Hombres y mujeres que, en el intento por comprender la vida y la muerte, hablaron del cielo, la luna, las estrellas, el sol, las lluvias. Hombres y mujeres que se enamoraban, se peleaban, tenían miedo y, cuando estaban muy contentos, celebraban la vida.

Toda esa gente era mucha y diferente: mocovíes, pilagas, chanes, abipones, quechuas, aymaras, charotes, charrúas, chulupíes, comechingones, diaguitas, guaraníes, tehuelches, selk´nam, mapuches, tobas, quom, wichis, huarpes, entre otros. Eran diferentes entre sí, pero tenían algo en común: a todos, sin excepción, les gustaba contar historias.

Te invitamos a leer estos relatos de algunos de los pueblos que habitaban nuestro país. Te invitamos a volverlos a contar para que no se detenga el viaje y estas historias crezcan hasta más allá de los tiempos.

Historias que viajan

Región Centro-Norte
Aymaras. Origen de la quinua
Quechuas. La vieja diabla
Comechingones. El águila
Diaguitas. El Llastay

Región Gran Chaco
Qom. El rayo y el hombre
La llegada de las mujeres
Wichis. El robo del fuego

Región Mesopotamia
Guaraníes. La Tierra sin Mal
Leyenda del chajá
Mboí-Tuí y el camino secreto

Región Patagonia
Mapuches. Viaje a la tierra de los muertos
Selk’nam. El hain. La pelea del Sol y la Luna
La Luna roja

Autores
Bibliografía


Mucha, mucha poesía. Tres siglos de poesías y canciones
Desde jóvenes poetas hasta el autor del Himno Nacional, ochenta y cinco escritores atraviesan tres siglos para compartir las palabras que despiertan mundos desconocidos, que nos despiertan.
La poesía es un viaje, una herramienta de conocimiento, un experimento en soledad que, irremediablemente, se convierte en una gran compañera con quien entablar un diálogo.
En este libro, en estas palabras que son música, habita el espíritu de nuestra gente. Lo oculto sale a la luz. Lo resistido fluye por nuestro cuerpo. La soledad se acaba.
Vemos nuestra esencia: nos encontramos.

Prólogo / Roberto Palo Pandolfo
Mariano Blatt / Lean | Pensando en vos
Verónica Viola Fisher / Cuando era pequeña mi abuela… | En otro idioma mi primer apellido es un color…
Martín Gambarotta / Seudo
Teresa Arijón / En el fondo de un pozo…
Vicente Luy / Soy bipolar… | Escuchaba AM en el auto…
Gustavo Cerati / Lago en el cielo
Charly García / Canción de Alicia en el país
Mirta Rosemberg / Mi casa era diferente… | Un temblor…
Luis Alberto Spinetta / Plegaria para un niño dormido | Bajan
Irene Gruss / Movimiento | Gracia
Carlos Alberto Indio Solari / Nike es la cultura
Beatriz Vignoli / La caída
Daniel Freidemberg / Mirada de perro
Luisa Futoransky / Poética jueza de mi sombra | Estofado | Calendario japonés
Juana Bignozzi / El país mitológico | La vida en serio
Rodolfo Godino / La primavera austral | El escindido
Irma Cuña / Neuquina | Una manera de morir
Miguel Ángel Bustos / Casa de silencio | Te miro | Vientre profeta sin tiempo
María Elena Walsh / Como la cigarra
Francisco Paco Urondo / La verdad es la única realidad
Arnaldo Calveyra / Cartas para que la alegría (fragmento) | Maizal del gregoriano (fragmentos)
Juan Carlos Bustriazo Ortiz / Tan huesolita que te ibas | Te regalé unas cuentas indias
Hugo Padeletti / Convertir al desierto | He aquí un día
Francisco Madariaga / Amanecer fluvial | Cementerio junto a la creciente
Joaquín Giannuzzi / El carnicero | Susurro personal
Beatriz Vallejos / Agonía plural | A una flor | Un picaflor asentado en una rama bajo la llovizna
Olga Orozco / Olga Orozco
César Fernández Moreno / Argentino hasta la muerte (fragmento)
Edgar Bayley / Es infinita esta riqueza abandonada
Jorge Calvetti / Un paseo | De un domador
Amelia Biagioni / Concéntricos
Atahualpa Yupanqui / Basta ya
Homero Manzi / Sur
Cátulo Castillo / Desencuentro
Silvina Ocampo / Diálogo | Tu nombre
Enrique Santos Discépolo / Canción desesperada
Enrique Cadícamo / Los mareados
Nicolás Olivari / Tercer y último vals: El tenor afónico
Jacobo Fijman / Canto del cisne
Juan L. Ortiz / Fui al río… | Oh, que todos…
Celedonio Flores / Mano a mano
Alfonsina Storni / Danzón porteño | Voy a dormir
Oliverio Girondo / 12 | A mí
Héctor Pedro Blomberg / La pulpera de Santa Lucía
Arturo Capdevilla / Me acerqué a la fiesta…
Enrique Banchs / La firme juventud… | Solitario y doliente en noche clara…
Ricardo Güiraldes / Tango | Infinito
Baldomero Fernández Moreno / La vaca muerta
Evaristo Carriego / En la noche | La costurerita que dio aquel mal paso
Leopoldo Lugones / Historia de mi muerte | Delectación morosa
Almafuerte (Pedro Bonifacio Palacios) / ¡Avanti! | ¡Piú avanti!
José Hernández / El gaucho Martín Fierro (fragmento)
Esteban Echeverría / La cautiva (fragmento)
Bartolomé Hidalgo / Cielito de la independencia
Vicente López y Planes / Marcha patriótica. Himno Nacional Argentino
Biografías


Palabra de Mujer. Crónicas sobre mujeres argentinas
Las mujeres de este libro son heroínas, libres o privadas de su libertad, madres, hijas, deportistas, científicas, intelectuales y también, algunas, víctimas de la desigualdad que llega al extremo de la violencia de género y el femicidio. Estas crónicas y perfiles trazan un mapa complejo, libre de estereotipos, de la mujer argentina contemporánea.

Introducción / Equipo de Anfibia

Mis días con Giselle Rímolo en la cárcel / Silvina Prieto
La autora, una mujer de 46 años condenada a cadena perpetua, convivió casi un año con la falsa médica Giselle Rímolo, en el penal de Ezeiza.

La cruzada de la leche / Margarita García Robayo
En esta crónica, la última ganadora del Premio de Literatura de Casa de las Américas pone en duda aquello de que “amamantar debe ser algo
placentero”.

Condenados. El caso Melina / Gabriela Cabezón Cámara y María Florencia Alcaraz
Una semana después de que encontraran el cuerpo de Melina en una bolsa al borde de un arroyo de agua podrida, solo hay una certeza: la mataron.

Lucía, la remadora olímpica de las manos imposibles / Gonzalo Figueroa
A los 11 años le salieron las primeras ampollas. Nunca se le fueron. Una deportista argentina, campeona sudamericana seis veces seguidas.

El costo de las relaciones domésticas / Santiago Canevaro y Luciana Mantero
Lógicas y tensiones de una relación que oscila entre la confianza y el negocio, incluye favores y recomendaciones, pero no deja de lado la distancia de la jerarquía.

Sara Rietti: otra ciencia es posible / María Florencia Alcaraz y Diego Sandstede
Perfil de una investigadora que piensa la ciencia en función de las necesidades de la sociedad y se define como un animal político.

La belleza del cuerpo femenino / María Inés Landa y Enzo Maqueira
Las mujeres fisicoculturistas desafían los patrones estéticos impuestos a las mujeres de todas las épocas. ¿Cómo es el cuerpo perfecto?

Vengo a hablar de la raza / Verónica Gago
Hija de una feminista intensamente racista, investigadora del feminicidio en Ciudad Juárez, se exilió en Venezuela, vivió en Nicaragua, Brasil, Irlanda
del Norte, la Patagonia y Tilcara, donde se enamoró. Todo eso es Rita Segato.

Autores

Todo queda en familia. Textos de humor
Reímos para no llorar. A veces, el humor es la única forma que encontramos para poder hablar en serio. Pero, en la familia, el humor es algo más: es una forma de sobrevivir. ¿Quién no canjeó las ganas de hacerle un piquete de ojos a su suegro por un inocente chiste de salón?
Todo queda en familia es un homenaje al humor inteligente y burlón, con juegos de palabras, dobles sentidos y caricaturas, que nos defiende con su ironía de la agresión y las mentiras del mundo. A la risa, que nos libera y nos vuelve criaturas cómicas. Ya lo dijo Chaplin: mirada de cerca, la vida es una tragedia, pero vista de lejos, parece una comedia

Introducción

Mi tío Poroto / Santiago Varela
“Mi tío Poroto andaba fenómeno hasta que su mujer, mi tía Porota le dijo: Mirá Poroto, vas a cumplir 70 años, es hora de que vayas a un médico”.

Octavio, el invasor / Ana María Shua
“Estaba preparado para la violencia aterradora de la luz y el sonido, pero no para la presión, la brutal presión de la atmósfera”.

Carta a Chichita / Ema Wolf
“En la mitad de la noche la almohada se suelta y flota. Es una desgracia tener que levantarse a buscarla cuando uno tiene tanto sueño”.

¡Gracias viejos! / Marcelo Mazzarello
“De inmediato supe algo de mí que hasta ese momento ignoraba. Yo era fácil de sobornar”.

Cuatro fantásticos / Fabián Casas
“Hay tantas caras en el mundo que uno, tarde o temprano, termina siendo otro”.

La desgracia venía en sobres papel madera / Hernán Casciari
“Me pasó durante años, y lo sufrí en silencio hasta hoy: en la infancia yo arruinaba las fotos. Todas las fotos. Y nada ni nadie podían detenerme”.

Versión definitiva del cuento de Pigüé / Isidoro Blaisten
“ -¿Por qué no lo hace, Norberto?- me dice mi terapeuta. Y yo lo hago”.

Lo más grande que hay / Alejandra Laurencich
“La voz ardiente de Sandro inunda la cocina y Laura, por primera vez en veinticinco años, sabe que esa noche ganará el duelo”.


Manual de las Mujeres. Guía de derechos, salud reproductiva, familia y trabajo para adolescentes y mujeres adultas
Esta guía práctica nos acerca información sobre salud sexual y reproductiva, embarazo, derechos laborales, políticos y civiles –en relación con la pareja, el matrimonio, los hijos y el divorcio–. También nos orienta ante situaciones de violencia de género (física, sexual, psicológica, económica y simbólica) en todos los ámbitos en los que se presenta y nos asesora para defendernos y exigir el cumplimiento de nuestros derechos.
Un material para compartir con familiares, amigas y vecinas.
Entre todas, podemos ayudarnos.
¡No estamos solas!

Capítulo 1
Una cuestión de género. Las mujeres y sus derechos
Capítulo 2
Derecho a la salud sexual y reproductiva
Capítulo 3
Cáncer de mama
Capítulo 4
La prevención de las enfermedades de transmisión sexual y el VIH-sida
Capítulo 5
El embarazo, una responsabilidad compartida
Capítulo 6
Derechos civiles: información sobre pareja, matrimonio, hijos, hijas y divorcio
Capítulo 7
Por una vida sin violencia hacia las mujeres
Capítulo 8
Derechos sociales, laborales y políticos
Capítulo 9
Más información


Manual del hogar. Guía para el mantenimiento de la casa y la prevención de accidentes domésticos
En esta guía encontrarán descripciones sencillas sobre los elementos e instalaciones que forman parte de su casa. Hallarán una serie de consejos que les permitirán usar los servicios (agua corriente, electricidad, gas y cloacas) de la manera más adecuada.
También encontrarán la explicación de tareas muy simples para mantener su casa en buen estado sin realizar grandes gastos, y una sección dedicada a recomendaciones para la prevención de accidentes domésticos.

Capítulo 1
Uso adecuado de la casa
• Elementos constructivos de la casa
• Los ambientes de la casa
• Los servicios de la casa

Capítulo 2
Los ambientes de la casa

Capítulo 3
Prevención de accidentes domésticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario