domingo, 20 de septiembre de 2015

Literatura Infantil Juvenil y Escuela

El futuro de la Literatura Infantil Juvenil pasa por la escuela - Ana Siro
La escuela sigue siendo territorio de promesa para el encuentro entre la literatura, los niños, los jóvenes y los adultos.

El futuro de la Literatura Infantil Juvenil fuera de la escuela - Carlos Silveyra
El futuro de la lectura fuera de la escuela está fuertemente condicionado por la lectura dentro de la escuela

Mediadores y Promotores - Pedro C. Cerrillo Torremocha
El lector no nace, se hace; pero el no lector también: nos hacemos lectores o no lectores con el paso del tiempo, a lo largo de un proceso formativo en el que influyen el desarrollo de la personalidad, la educación y las relaciones sociales, y en el que vivimos experiencias lectoras motivadoras y desmotivadoras, casi siempre en dos únicos contextos, el familiar y el escolar.

Los bibliotecarios de Literatura infantil y juvenil - Alicia Salvi
(...) el bibliotecario del futuro presta con gusto los libros, los atesora en el uso intenso, no en el estante... se alegra de reponer ejemplares y entiende, como Cabal, las manchas de salsa y los rayones del hermanito menor...
(...) Abogo porque la biblioteca no sea un asunto del bibliotecario, sino que los directivos, supervisores, otros docentes y, fundamentalmente, el maestro de grado con el que aspiro a que el bibliotecario construya una pareja pedagógica potente, sean corresponsables en la gestión de proyectos institucionales. No es bueno que el bibliotecario esté solo: cada maestro
es naturalmente la pareja pedagógica del bibliotecario, y es una pareja que funciona muy bien algunas veces, y otras no ha llegado aún a conocerse...

Formas mixtas de Literatura infantil y juvenil: papel y cibernética - Elsa Aguiar
En algunas personas relacionadas con el mundo del libro infantil y juvenil, la sola lectura del título de esta intervención seguramente ya provoca una sensación de pereza, de “con lo cómodo que es leer mi novela y que no me
compliquen más”. Probablemente esta sensación sea algo normal, algo que tiene que ver con nuestra resistencia al cambio, a la introducción de novedades que nos obligan a replantearnos cómo hacemos las cosas, a repensar los procesos, las fórmulas, los sobrentendidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario