jueves, 10 de julio de 2014

Nicolás Guillén

Es el Poeta Nacional de Cuba. Abandonó sus estudios de Derecho para dedicarse al periodismo y la literatura. La aparición, en 1930, de Motivos de son, lo rodeó de una celebridad de notable resonancia popular. Su obra evolucionó desde el posmodernismo hacia una poesía pletórica de musicalidad y social y políticamente comprometida.
En 1937 participó en el II Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura, celebrado en Barcelona, Valencia y Madrid, donde se relacionó con destacados intelectuales de la época. Más tarde ingresa en el Partido Comunista de Cuba, viaja por varios países de América, y en 1951 participa en el Consejo Mundial por la Paz, en Praga y en Viena. El agravamiento de la situación política de Cuba después del golpe de estado de 1952 lo conduce al autoexilio. El triunfo de la Revolución lo sorprende en Buenos
Aires y regresa inmediatamente a la isla. Además del cuaderno citado Guillén publicó, entre otros, Sóngoro Cosongo (1931), West Indies, Ltd. (1934), España. Poema en cuatro angustias y una esperanza (1937), Cantos para soldados y sones para turistas (1937), El son entero (1947), Elegía a Jesús Menéndez (1951), La paloma de vuelo popular (1958), Tengo (1964), El gran zoo (1967) , y La rueda dentada (1972). Desde su fundación en 1961, Guillén fue presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. En 1954 se le confirió el Premio Lenin de la Paz y en 1983 el Premio Nacional de Literatura.

Ay, señora, mi vecina
Un drama de gallinero, que puede darnos risa pero tal vez no sea cómico.

Motivos de son 
Los ocho poemas que conforman este libro fueron publicados en el suplemento Ideales de una raza de El Diario de la marina, que dirigía el periodista Gustavo Urrutia y se constituyen pronto en un verdadero acontecimiento cultural en la isla, no podía ser de otro modo ya que con estos versos, enmarcados dentro del molde rítmico del son, se daba inicio a una nueva etapa de la poesía cubana, en la que la palabra adquirió caracteres inconfundiblemente autóctonos y rasgos específicamente nacionales.
El pueblo negro, secularmente preterido, aparece retratado, en estos versos, con su dicción y vocabulario peculiares dentro del molde rítmico folclórico del son formando una serie de magníficas estampas de la vida popular habanera, del solar o la casa de vecindad, que lo sitúa como protagonista fundamental e insoslayable de la cultura y el sentimiento de la isla.Estos poemas son una revisión de las vivencias y experiencias raciales de Guillén a su llegada a La Habana, en cuyos barrios más pobres se aglutinaron los descendientes de cautivos africanos para organizarse y constituir diversos focos de resistencia cultural. A través de esas experiencias, Guillén asume directamente su condición de hombre negro.
1. NEGRO BEMBÓN
2. MULATA
3. SI TÚ SUPIERA.
4. SIGUE.
5. HAY QUE TENÉ BOLUNTÁ
6. BÚCATE PLATA
7. MI CHIQUITA
8. TÚ NO SABE INGLÉ

Sóngoro cosongo
«Éstos son unos versos mulatos. Participan acaso de los mismos elementos que entran en la composición étnica de Cuba, donde todos somos un poco níspero (…) Por lo pronto, el espíritu de Cuba es mestizo. Y del espíritu hacia la piel nos vendrá el color definitivo. Algún día se dirá: “color cubano”. Estos poemas quieren adelantar ese día». Nicolás Guillén
PRÓLOGO
LLEGADA
LA CANCIÓN DEL BONGÓ
PEQUEÑA ODA A UN NEGRO BOXEADOR CUBANO
MUJER NUEVA
MADRIGAL.
MADRIGAL.
CANTO NEGRO
RUMBA
CHÉVERE
VELORIO DE PAPÁ MONTERO
ORGANILLO
QUIRINO.
CAÑA
SECUESTRO DE LA MUJER DE ANTONIO
PREGÓN

West Indies Ltd
Desde su irónico título que evoca a las compañías trasnacionales americanas, quiere denunciar la explotación sufrida por el archipiélago antillano a manos del imperialismo estadounidense
PALABRAS EN EL TRÓPICO
BALADA DE LOS DOS ABUELOS
MADRIGAL
SABÁS
NOCTURNO EN LOS MUELLES
BALADA DEL GÜIJE
ADIVINANZAS
MARACAS
SENSEMAYÁ
EL ABUELO
CAMINANDO
CALOR
DOS NIÑOS
BALADA DE SIMÓN CARABALLO
CANCIÓN DE LOS HOMBRES PERDIDOS
WEST INDIES, LTD.
GUADALUPE W. I.

Cantos para soldados y sones para turistas
Obra, sonora y combativa. En este libro, sin descuidar el lenguaje poético, Guillén, apela a la conciencia de los trabajadores convertidos en soldados que defienden intereses ajenos para que vuelvan los ojos hacia su origen proletario y se solidaricen con los intereses de su pueblo y de su clase
CANTOS PARA SOLDADOS
SOLDADO, APRENDE A TIRAR.
NO SÉ POR QUÉ PIENSAS TÚ
SOLDADO MUERTO
FUSILAMIENTO
RIESGO Y VENTURA DE DOS SOLDADOS
DIANA
SOLDADO ASÍ NO HE DE SER
SOLDADOS EN ABISINIA
YANQUI CON SOLDADO
ELEGÍA A UN SOLDADO VIVO
CANCIÓN
BALADA DEL POLICÍA Y EL SOLDADO
SOLDADO LIBRE


SONES PARA TURISTAS
JOSÉ RAMÓN CANTALISO
I. CANTALISO EN UN BAR
II. VISITA A UN SOLAR
III. SON DEL DESAHUCIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario