martes, 11 de marzo de 2014

Ursula K. Le Guin

Ursula Kroeber Le Guin nació en California en 1929. Su padre fue el antropólogo Alfred Kroeber, y su madre escritora de literatura infantil, por lo que Ursula vivió desde niña inmersa en mitos y leyendas. Después de realizar un curso de posgrado en la Universidad de Columbia (1952), obtuvo una beca Fulbright para estudiar en Francia. Allí conoció a su marido, Charles Le Guin. La pareja se estableció en Macon (Georgia), donde Ursula dio clases de francés en la Universidad Mercer. Es conocida principalmente por sus trabajos en el área de la ciencia-ficción, donde se inició en 1966 con la publicación de una sagaz ópera espacial, El mundo de Rocannon, sus novelas La mano izquierda de la obscuridad (1969) y The Dispossessed (1974) han sido ganadoras tres veces de los premios Nebula y dos veces de los Hugo, máximas distinciones en el género. Entre otros libros ha escrito además: Planeta de exilio (1966), La ciudad de las ilusiones (1967), La mano izquierda de la oscuridad (1969), La palabra para mundo es bosque (1972) y Los desposeídos (1974). Le Guin recibió asimismo el Premio Nacional de Literatura Infantil con La orilla más lejana (1972), el tercer libro de la trilogía Terramar. Entre sus últimas obras destacan Siempre vuelve a casa (1985), El ojo de la garza (1991) y Sopa de pescado (1992).
Su primera publicación de un cuento de fantasía fue en la revista Amazing en 1962, pero su debut como novelista no llegaría hasta cuatro años más tarde, con la novela `El mundo de Rocannon` (1966). La historia de Rocannon cuenta el viaje de un científico a un mundo poblado por tres especies inteligentes diferentes en un ambiente más propio de la fantasía que de la ciencia ficción. En realidad, esta historia se enmarcaba ya en las bases de lo que sería su propio universo de creación: el universo Hainish, en el que conviven diferentes razas humanoides descendientes de una única civilización ancestral proveniente del planeta Hain y cuya diversidad psicológica y sociológica permiten explorar una gran diversidad de facetas y valores de nuestra propia cultura.
La serie, que nos traslada a 2500 años en el futuro, continuó durante el final de los años 60 con otras novelas como `Planeta de exilio` en 1966, `La ciudad de las ilusiones` un año después, y una de sus obras maestras, `La mano izquierda de la oscuridad` en 1969, novela premiada tanto con un Hugo como con un Nébula y que la catapultó a la fama.

Las doce moradas del viento
Las doce moradas del viento reúne en orden cronológico quince de los mejores y más representativos cuentos de una de las grandes figuras de la literatura fantástica, precedidos además cada uno de ellos de un breve comentario de la autora en los que explica alguna anécdota relacionada con cada texto o explica cómo el cuento le llevó a desarrollar ciertas ideas en obras posteriores. En este sentido, en su conjunto permiten acceder a los tipos de mundos imaginarios que posteriormente desarrollaría Le Guin en sus novelas, al tiempo que conocer algunos detallaes de lo más curioso acerca del funcionamiento y éxito de las publicaciones en que originalmente se publicaron, pues incluye explicaciones de, por ejemplo, cuál fue el primer cuento por el que cobró y cuanto. Es un modo excelente de conocer en un sólo libro el estidlo de una gran autora.Esta obra fue galardonada con el Premio Gigamesh en 1986 a la mejor antología. Si bien Tolkien es un punto de referencia obligado, Ursula K. Le Guin, que en su momento sorprendió a los lectores del género por ofrecer una mirada marcadamente femenina, no le va demasiado a la zaga y goza de un prestigio excepcional.

Historias de Terramar

01- Un mago de Terramar / 02- Las Tumbas de Atuan
La gran aventura iniciática de Ged, aprendiz de hechicero, se relata en `Un mago de Terramar`. En el archipiélago de Terramar hay dragones y espectros, talismanes y poderes, y las leyes de la magia son tan inevitables y exactas como las leyes naturales. Un principio fundamental rige en ese mundo: el delicado equilibrio entre la muerte y la vida, que muy pocos hombres pueden alterar o restaurar, pues la restauración del orden cósmico corresponde naturalmente al individuo que se gobierna a sí mismo, el héroe completo capaz de dar el paso último, enfrentarse a su propia sombra, que es miedo, odio, inhumanidad.
En `Las Tumbas de Atuan` han pasado más de diez años desde que Ged se enfrentara a su propia sombra. Capaz ahora de actuar en beneficio de otros, decide recobrar la `runa de la unión`, la mitad perdida del anillo de Erreth-Akbé, guardado, se cuenta, en las Tumbas de Atuan. La sacerdotisa de las Tumbas es Arha, que lleva el significativo apodo de la Devorada, y que no tiene identidad, pues la ha perdido para ponerse al servicio de los Sin Nombre, las potestades tenebrosas de Terramar.
Terramar es un mundo gobernado por la magia y, ante todo, por las palabras, pues cada cosa posee su nombre verdadero, el designado durante la Creación, que otorga a los hechiceros el dominio sobre los elementos y los animales. Sus gentes, sencillas y tranquilas, tienen como único objetivo conseguir paz y sabiduría. En esta primera novela de la saga, las aventuras vividas por el joven mago Ged y la sacerdotisa Tenar los transformarán profundamente, les harán crecer y librarse de sus miedos, y se convertirán en auténticos héroes que ayudarán a restablecer el equilibrio cósmico. Este volumen recoge las dos primeras novelas de la saga.

03 - La Costa Mas Lejana / 04- Tehanu
El archipiélago de Terramar sufre una grave crisis: la magia está desapareciendo. Ged el Archimago deberá abandonar su amada Roke para descubrir el origen de la desgracia y restaurar el equilibrio. Junto al joven príncipe Arren, emprenderá un arriesgado viaje que los llevará hasta los confines de su mundo, hasta la costa más lejana.
Muchos años después, el mal medra y por doquier reinan el temor y la incertidumbre: magos y reyes quieren que una mujer de Gont les muestre el camino. De este modo, Tenar, sacerdotisa de Atuan, se unirá a Ged y junto a la pequeña Therru se enfrentarán al nuevo enemigo?

En el otro viento
El hechicero Aliso está completamente aterrado por conciliar el sueño, ya que cada noche, los muertos le atraen hacia ellos, utilizándolo como medio de liberarse e invadir Terramar, además ello le supone tener que reencontrase con su esposa, la cual falleció muy joven y en su ansia de no perderle jamás, le besó a través de un bajo muro de piedras que separan nuestro mundo de la Tierra Seca, un mundo marchito en que los amantes se entrecruzan sin reconocerse.
Aliso, le lleva a acudir a un antiguo Archimago Gavilán, quien le incita a partir de Havnor en busca de Tenar, Tehanu y el joven Rey Lebannen. Todos ellos e Irian, un dragón de ojos color ámbar capaz de metamorfosearse en mujer, viajarán al Bosquecillo Inmanente, en Roke, pues la incursión de los muertos no es el único peligro que amenaza Terramar: los dragones han regresado y, después de siglos de paz, reclaman lo que creen les pertenece legítimamente...

Cuentos de Terramar
Los cinco cuentos reunidos en este libro exploran y extienden el mundo creado en las Historias de Terramar. El Descubridor tienen lugar en un tiempo oscuro y turbulento, y revela cómo se originaron algunas de las costumbres y de las instituciones del Archipiélago. Los huesos de la Tierra, trata sobre los maestros que le ens eñaron al mago que a su vez enseñó a Ged, y demuestra que se necesita más de un mago para detener un terremoto. Rosaosucra y Diamante podría tener lugar en cualquier época durante los últimos doscientos años en Terramar; después de todo, una historia de amor puede suceder en cualquier momento y en cualquier lugar. En el Gran Pantano es una historia que sucedió en los breves pero movidos seis años durante los cuales Ged fue Archimago de Terramar. Y la última historia, Dragónvolador, que tiene lugar algunos años después del final de Tehanu, muestra como la determinación de una mujer puede romper el férreo control masculino sobre la magia de Terramar. Los cuentos se completan con un ensayo sobre las gentes, las lenguas, la historia y la magia de Terramar. Esta aclamada continuación del reino mágico de Terramar confirma a Ursula K. Le Guin como una de las más brillantes escritoras de nuestro tiempo.

El mundo de Rocannon
Esta es una novela de viaje, a través de un obsesivo paisaje metafórico, en la que el descubrimiento final concluye un largo y complejo proceso. Gaveral Rocannon comienza su viaje con el claro propósito de advertir a la Liga de Todos los Mundos que ha sido traicionada. Pero el heroísmo de Rocannon lo llevará a pagar un muy alto precio, pues no sólo llegará a entender los dones que distinguen a Kyo y Mogien; ha de sentir también la agonía simultánea de mil enemigos moribundos. El héroe que concluye el viaje es un hombre destrozado, agotado y solo, que al fin se conoce a sí mismo. Probablemente, la mejor novela de la maestra del género, Ursula K. Le Guin.

Planeta de exilio
En el planeta Eltanin, una colonia de terráqueos de la Liga Planetaria está al borde de la extinción debido a las duras condiciones de vida del planeta y a una amenaza inesperada. No tienen otros vecinos que los nómadas primitivos, que, aunque temen a los terrestres, se instalan en las cercanías de la colonia durante los crueles inviernos que duran quince años. En el invierno que se avecina, un riesto hasta ahora desconocido se cierne sobre todos ellos. Las hordas bárbaras del norte, los criminales espectros de la nieve, se acercan a la colonia, y si los terrestres no se unen a los nómadas, superando seis siglos de desconfianzas, éste puede ser el último invierno para todos ellos.
"Planeta de exilio" pertence a la saga de Elkunen o ciclo Hainish a la que también pertenencen "El mundo de Rocannon" o "La ciudad de las ilusiones".

La rueda celeste
En un futuro castigado por la violencia y las catástrofes medioambientales, George Orr descubre que sus sueños tienen la capacidad de alterar la realidad. George buscará la ayuda del doctor William Haber, un psiquiatra que no dudará en aprovecharse de su poder. Cuando el doctor Haber empiece a manipular sus sueños en beneficio propio George deberá luchar para proteger la realidad.
La rueda celeste es una novela siniestramente profética en la que Ursula K. Le Guin aborda de forma magistral los peligros del poder absoluto y la capacidad de autodestrucción del ser humano, a la vez que se cuestiona la naturaleza de la propia realidad.

El nombre del mundo es Bosque
En el planeta Athshe, el ciclo de la vida, la cultura, las costumbres, los modos mentales nacen y se desarrollan en la estabilidad autónoma del cosmos, pero la llegada de una expedición terrestre cambiará dramáticamente el pacífico modo de vida de los nativos del planeta. Un universo dinámico y en equilibrio que se mantiene en el tiempo de acuerdo con leyes propias que no admiten la intromisión del hombre.

El ojo de la garza
El ojo de la garza es la historia de dos comunidades de proscritos que, expulsados de la Tierra, viven en un remoto planeta. Una de estas comunidades, los violentos y ambiciosos habitantes de la Ciudad, trata de oprimir a la otra, heredera del movimiento pacifista que comenzara tiempo atrás en la Tierra. La heroína de la novela, Luz, abandona los privilegios y la seguridad doméstica de la Ciudad e intenta buscar su identidad personal, la libertad y el amor, entre esas gentes pacíficas que viven en los límites del mundo. Por último, decide encabezar una expedición a las tierras salvajes (enfrentada a la indiferencia de la naturaleza y a sus propios miedos) para fundar una nueva colonia y empezar una nueva vida en tierras desconocidas.

Paises Imaginarios
Relatos en los que Le Guin hace una magnífica exhibición de su portentosa capacidad imaginativa: cada cuento es un «país» distinto, en los que el espacio y el tiempo responden a leyes muy diversas de las nuestras.

Alagatos
Nada abre tanto el apetito como volar, así que los cuatro gatitos estaban casi desfallecientes cuando aterrizaron en los bosques.
Quién sabe hasta dónde habían volado desde la ciudad, desde el volquete bajo el que habían nacido. Y en realidad, quién puede saber la razón por la que esos gatos tenían alas para volar. La señora Juana Rayas, su madre, no podía explicarlo, pero cuando la vida en las calles se hizo demasiado peligrosa, ella supo que algún día el sueño que había tenido para sus hijos se haría realidad: su Thelma, su Jacinta, su Rogelio y su Jaime abrirían las alas si hacía falta y volarían lejos, sobre el callejón, sobre los techos, lejos.
Y llegó el día y volaron juntos. Pero lo que encontraron los cuatro gatos en los bosques fue al mismo tiempo más terrorífico y más hermoso de lo que había soñado su mamá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario