domingo, 9 de marzo de 2014

Abelardo Castillo

Abelardo nació en San Pedro (Prov. de Buenos Aires) el 27 de marzo de 1935. Comenzó a publicar cuentos hacia 1957 -Volvedor ganó un premio en el concurso de la revista Vea y Lea en 1959, siendo jurado Borges, Bioy Casares y Peyrou
Fundó El Grillo de Papel, continuada por El Escarabajo de Oro, una de las revistas literarias de más larga vida (1959-1974) en la época, caracterizada por su adhesión al existencialismo, al compromiso sartreano del escritor.
Su primera obra de teatro, El otro Judas (1959), reitera el problema de la culpa que asume el traidor del Nazareno, tal vez como un secreto instrumento de Dios, quizá desde el acto existencial de la responsabilidad de un hombre por todos los hombres. Culpa y castigo que son tema de numerosos cuentos de este narrador, un hilo conductor por los arrabales, las casas, los boliches, los cuarteles, las calles de la ciudad o de pequeños pueblos de provincia, donde sus personajes llegan, por lo general, a situaciones límite. No son pocas las veces que parecen concurrir a una cita para dirimir un pleito con su propio destino. La fatalidad de los sucesos hace recordar a Borges, una de sus devociones, de quien toma a veces cierta entonación criolla y distante. En otros cuentos, largos períodos apenas puntuados por la coma, aluden a la violencia, al vértigo de las imágenes, al vivir en tensión de sus criaturas. Algunos relatos incursionan en el delirio y lo fantástico y son secretos homenajes a Poe, a quien Abelardo Castillo transformó en personaje teatral en Israfel, obra premiada por un jurado internacional y que tuviera aquí un largo éxito.
Dirigió también la revista El ornitorrinco (1977-1987). Algunos de sus cuentos fueron traducidos al inglés, francés, italiano, alemán, ruso y polaco.

Cuentos completos
"Hace años vengo sintiendo que mis cuentos pertenecen a un solo libro, Los mundos reales, único libro de cuentos que comencé a inventar antes de los dieciocho años, que crece y se modifica conmigo, y en el que encarnizadamente trabajaré toda mi vida." Un canon cuentístico de la narrativa argentina no podría soslayar -acaso junto a Borges y a Cortázar- la obra de Abelardo Castillo. Situados como al final de un meticuloso proceso de influencias (Poe, Sartre, Arlt, Borges, Thomas Mann), sus cuentos -de impecable escritura- auscultan lo cotidiano hasta despojarlo de toda familiaridad. No poco se ha dicho de estos mundos reales y siempre fracasaron los intentos de clasificarlos. Lo cierto es que Castillo recurre a una tradición sólo para reinventarla, para deshilvanar, en esquirlas de misteriosa lucidez, la trama de lo real.

Crónica de un iniciado
La ambigüedad del tiempo y una Córdoba tan mítica como real, constituyen el escenario propicio para el pacto diabólico y el rito iniciático. Es octubre de 1962. La inminencia de la guerra por la crisis de los misiles en Cuba y un grupo de intelectuales argentinos que asisten a un estrafalario congreso. En ese marco, Esteban Espósito se enamora de Graciela Oribe, fuente de la evocación y la memoria apasionada que dará cauce a esta enigmática historia de amor. De allí en más, las treinta y seis horas en la recóndita Córdoba y la máquina del recuerdo hacen del tiempo un protagonista sustancial, y Espósito asumirá otras búsquedas existenciales que lo conectarán con el delirio, con el ser, con el sentido de la vida y de la muerte y con su parte demoníaca. Y, en una encrucijada, pactará con el Diablo para aceptar una nueva moral y un gran desafío: canjear la vida por la literatura.

El evangelio según Van Hutten
Una audaz y cautivadora reconstrucción revisionista de los orígenes de la era cristiana: conspiraciones, intriga detectivesca y erudición fantástica.
¿Hasta dónde están los evangelios plagados de falsas afirmaciones y cuánta información relevante sobre los rollos del mar Muerto ha sido censurada? ¿Fueron los esenios una comunidad secreta escindida del judaísmo ortodoxo, así como los precursores del cristianismo y educadores de Jesucristo? ¿Fue Cristo un simple saboteador de doctrinas, antes que hijo de Dios? Durante sus vacaciones en La Cumbrecita, un maduro profesor de historia descubre que el polémico arqueólogo Estanislao Van Hutten, dado por muerto, vive oculto de sus detractores con un secreto que puede hacer tambalear las más arraigadas creencias religiosas. Las revelaciones que le hace al historiador sobre las Sagradas Escrituras se basan en el descubrimiento de los milenarios rollos del mar Muerto que ponen en entredicho la versión oficial sobre la figura del Mesías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario