martes, 18 de febrero de 2014

Ana María Machado

“Si el chico jamás ve a un adulto leyendo, no va a leer” - Página 12
Es una figura indiscutida de la literatura infantil, no sólo por haber ganado el Hans Christian Andersen, sino por la potencia de sus relatos, que atraviesan edades y se vuelven universales. “Se puede contar casi todo a los niños, depende del lenguaje”, sostiene.

Niña Bonita - Ana Maria Machado
Un conejo blanco, blanco, ha quedado prendado de una niña negra, negra, y quiere ponerse bonito y oscuro como ella. Cada vez que la ve, le pregunta: “Niña bonita, niña bonita, ¿cuál es tu secreto para ser tan negrita?”. Después de muchos experimentos y desilusiones, el conejo descubre el secreto.

¿Dónde está mi almohada?
Isabel tiene mucho sueño y se quiere ir a la cama, pero no encuentra su almohada. La busca por todas partes, ¿quién la tendrá? ¿Rapuncel o Cenicienta? ¿O quizá Caperucita? ¿Ayudará a encontrarla la lámpara de Aladino?

Día de lluvia
"¡Guillermo, ven! Han venido Isabel y Enrique a jugar contigo. Pero no podéis salir fuera. Va a llover." A ellos eso no les importó, porque sin salir de su casa vivieron las aventuras más divertidas y peligrosas que jamás puedas imaginar. ¿Cómo lo hicieron?...

Camilón, comilón
Camilón es un cerdito glotón y perezoso. Cuando tiene hambre siempre come en casa de algún animal amigo suyo o pide un poco de comida a los demás. A nadie le importa porque Camilón es muy querido por todos. Un día coge una cesta y empieza a pedir comida a todos los amigos que encuentra. Llena la cesta con una sandía que le da el perro Fiel, dos melones del burro Yoca, tres quesos y cuatro litros de leche de la vaca Mimosa, cinco mazorcas de maíz de la gallina Quica, seis plátanos del mono Simón, siete frascos de miel de la abeja Sum-Sum, ocho lechugas y nueve zanahorias del conejo Orejudo y diez avellanas de la ardilla. Cuando ve su cesta tan llena, piensa en sus amigos y decide organizar una gran merienda e invitar a todos.

Pimienta en la cabecita 
Este es un relato juguetón y divertido, que tiene mucho de trabalenguas. Una gallina cree, por error, que el mundo se va a acabar, y se lo dice al gallo, y éste al ganso y éste al perro, y así sigue la cadena del rumo

De carta en carta
Pepe y su abuelo se enfadan y deciden mandarse cartas a través de un "escribidor", pues ellos no saben escribir. Pepe acabará aprendiendo a leer y a escribir pues se comprometerá a ir todos los días a la escuela.

El domador de monstruos
A Sergio no le gustan nada los monstruos que aparecen cada noche en su habitación. ¡Son realmente horripilantes! pero un día encuentra la manera de acabar con ellos...

La tortuga sabia y el mono entrometido
Cuenta la historia que en el monte, a la orilla del rio, los animales, que se creen muy inteligentes, han decidido hacer un concurso para determinar quien es el mas astuto de todos.
Y han elegido como juez a Curumin, un niño nativo de la región que, por medio de acertijos, encontrará al ganador. Un ganador que, como sucede muchas veces, era el que parecía mas tonto y el que tenia menos opciones de llevarse el premio.

Palabra de honor
Palabra de honor narra la historia de cinco generaciones de una familia luso-brasileña, desde la llegada a Brasil, en el siglo XIX, del joven José Almada, para ganarse la vida sin dejar de ser un hombre honrado, íntegro, y de palabra. Almada se instala en Petrópolis y construye un gran patrimonio. Las generaciones se suceden hasta llegar a Leticia, que poco a poco irá tejiendo pequeños relatos para reconstruir la historia familiar de los Almada

Sol tropical de la libertad
Helena Maria es periodista y, tras un largo periodo en el exilio, vuelve para recuperar su vida anterior y reencontrarse con su familia. En compañía de su madre revive escenas de su infancia y juventud, y repasa los motivos que le hicieron abandonar el país. Así, madre e hija rememoran los momentos más críticos de la represión, mientras pasan a limpio su delicada convivencia. Entre el pasado y el presente, entre la realidad y la ficción, Sol tropical de la libertad nos muestra las heridas abiertas por la dictadura militar en Brasil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario