jueves, 12 de diciembre de 2013

Mempo Giardinelli

imagenMempo Giardinelli,  escritor argentino, cuya obra ha sido muy bien recibida por la crítica y los lectores de diferentes culturas. Nació en Resistencia, Chaco, República Argentina. Vivió en Buenos Aires entre 1969 y 1976, estuvo exiliado en México entre 1976 y 1984, y cuando regresó fundó y dirigió la revista `Puro Cuento` (1986-1992). Actualmente reside en Resistencia.
Su obra ha sido traducida a veinte idiomas y ha recibido numerosos galardones literarios en todo el mundo, entre ellos el Premio Rómulo Gallegos 1993.
Es autor de varias novelas, libros de cuentos y ensayos, y escribe regularmente en diarios y revistas de la Argentina, España, Chile y otros países. Ha publicado artículos, ensayos y cuentos en medios de comunicación de casi todo el mundo.
Ha dictado cursos, seminarios y talleres, y ha dado lecturas en más de un centenar de universidades y academias de América y Europa.
Es frecuentemente invitado a integrar jurados de importantes premios literarios internacionales y ha participado como invitado especial en las Ferias Internacionales del Libro de Buenos Aires, Bogotá, Caracas, Frankfurt, Guadalajara, La Habana, Madrid, Milán, Montevideo, Porto Alegre y Santiago.
Es miembro del Consejo Asesor de la Comisión Provincial de la Memoria, de la Provincia de Buenos Aires. Y del Consejo de Administración de la Organización No Gubernamental Poder Ciudadano, capítulo argentino de Transparency International.
En 1996 donó su biblioteca personal de 10.000 volúmenes para la creación de una fundación, con sede en el Chaco, dedicada al fomento del libro y la lectura, y a la docencia e investigación en Pedagogía de la Lectura.

Santo Oficio de la Memoria
Mempo Giardinelli nos inflama con ramas de imaginación, cultura e historia. Nos cuenta sobre una familia italiana que migra a la Argentina en busca de nuevas oportunidades y aventuras. Típico argentino/italiano esta familia logra asombrarnos cada vez con algún paseo romántico sobre la familia. A través de la memoria los personajes relatan su historia, nos hacen parte de sus vidas. Santo oficio de la memoria trata de una novela en donde la realidad se confunde con la ficción: Giardinelli ofrece su conocimiento tanto histórico como literario para llenarnos de creatividad y conocimiento. Trata sobre amor, locura, adicción, violencia, realidad histórica, geografía, conocimiento, experiencia, rechazo y paciencia. ¿Qué importante es entonces la memoria?

Luna caliente
Luna caliente narra una historia de obsesión, de sexo y de crímenes situada en un contexto inusual como marco de novela negra: la Argentina de 1977, sometida a la dictadura militar, donde la lucha antisubversiva y la tortura están a la orden del día. Desde las primeras páginas, el autor nos sumerge de lleno en una atmósfera febril, con personajes dotados de una tremenda realidad y, a la par, de una dimensión casi teratológica, que se adentran por caminos de brutalidad y cinismo.

El Decimo Infierno
Si bien puede afirmarse que toda la obra de Mempo Giardinelli ensaya variaciones sobre la condición humana, cada texto lo expresa de manera tan singular que esa problemática resulta nueva cada vez. En su última novela, esto es contundente.
Triángulo amoroso, traición, estafa y asesinato. Sangre, huida, persecución y violencia inaudita. Desengaño, más violencia y un final a toda orquesta. El décimo infierno se lee de un tirón porque el vértigo de la trama se traslada al lector, porque el lector se involucra en esta metáfora infernal sobre la vida que elige ser vivida desde un canon diferente del de la moral impuesta. Y, perplejo ante esta escritura alucinada, no puede dejar de preguntarse ¿por qué?; ¿con qué sentido?, ¿adónde conduce todo esto?. La historia de pasión y muerte que narra El décimo infierno le permite a Giardinelli hacer gala de su oficio: las reflexiones sobre qué es contar, cuánto se cuenta, qué es la verdad, cómo se lee lo verosímil, atraviesan la voz del narrador. Entonces, en el último círculo del texto, leemos también una poética de la escritura: "Esto que les cuento es una cretinada, abyección pura, ya lo sé. Pero me he propuesto contar las cosas como fueron. Nada de tener cuidados y disimular...". En la sintonía de Luna caliente pero condensada por la maestría de un escritor de raza, Mempo Giardinelli ofrece una lectura intensa, atroz, deslumbrante. Novela de un realismo tan brutal como poético: la poesía de la crueldad que coloca a la ficción entre los límites de la pasión y del horror.

Final de novela en patagonia
Cuando Mempo Giardinelli emprendió su viaje por la Patagonia, a bordo de un viejo Ford Fiesta se hallaba escribiendo una novela que le provocaba muchas dudas y no sabía cómo resolver. El argumento se desarrollaba también en la Patagonia, de manera que su itinerario hacia el sur y sus encuentros con toda una galería de personajes fascinantes iría enriqueciéndose con la búsqueda de pistas y escenarios novelescos, con reflexiones literarias y fragmentos de esa novela inacabada, para conformar un originalísimo relato de viajes que ha merecido el Premio Grandes Viajeros 2000.

El cielo con las manos
Novela mítica del autor que narra dos temas centrales de su narrativa: el amor y el exilio.
Las experiencias eróticas, los miedos y deseos de juventud de un muchacho provinciano de 13 años se reavivan a la distancia en el exilio mexicano y desde el recuerdo que idealiza el tiempo de la infancia.
Ya adulto, periodista, exiliado por el golpe militar del 76, el protagonista sobrevive a la amargura y el sinsentido de sus días gracias a la ilusión de reencontrar a Aurora.
En medio del recuerdo de los amigos, los sueños, la presencia de la mujer aparece como un sueño y una fuga.
El reencuentro tan ansiado desmitifica ese anhelado "tocar el cielo con las manos" y deja las manos vacías de proyectos y llenas de incomprensión.

Estación Coghlan y otros cuentos
El país narrado desde un andén por Daniel Viglione
En los catorce relatos de “Estación Coghlan”, los personajes de Mempo Giardinelli son pasajeros en tránsito que enfrentan todas las estaciones del alma.
Desde la publicación de su nuevo libro, Estación Coghlan y otros cuentos, Mempo Giardinelli no ha dejado de expresar, abiertamente, lo que para él significa esta obra: “Es mi retorno, después de muchos años, al cuento, el género que más amo y en el que me siento más cómodo”.
Y en esta vuelta, Giardinelli lo hace con una sutil belleza poética, con una prosa a veces violenta –como de una escritura turbada de fiebres en las que el papel, debajo de cada palabra, pareciera ir desgarrándose-.
Los catorce relatos que integran Estación Coghlan van dejando huellas en la lectura: andenes donde pasea el alma, vuelos y aeropuertos en la realidad de un sueño, el puerto de Buenos Aires lleno de memorias y Sudestada, las lágrimas de un amigo en Nochebuena, el amor y la envidia en cinco fotografías, un viaje en ómnibus cargado de sensualidad, la indiferencia mamada desde niño y vuelta resentimiento…
Y así, más y más, muchas más huellas que parten desde “Estación Coghlan” y viajan hasta “La otra forma de la espada”, un recorrido en el que los personajes observan como aturdidos ese mundo en que les ha tocado andar muchas veces en silencio, tratando de comprenderlo o de cambiarlo –como en los relatos “Desembarco en la memoria”, “Naturaleza muerta con odio”, “Kilómetro 11” o “Tito Nunca más”–, intentando vivirlo con esa auténtica intensidad que sólo habla desde el cuerpo desnudo y sediento de caricias, como en “Sentimental Journey” o “Meheres come moras, esperando”.
En Estación Coghlan los personajes de Giardinelli dejan verse desde lejos y desde muy cerca, muy adentro, mostrando libremente sus anhelos y sus hastíos, transitando con verdadero peso, sin liviandad, ese mágico y real mundo creado por el autor, entre otras novelas, de La revolución en bicicleta, Luna caliente, Santo Oficio de la Memoria y Visitas después de hora.
“Demasiado país –pienso, mordiéndome un labio, alterado por una emoción intensa que incluye ansiedad, dolor y miedo-. La literatura argentina es una Babel levantada por los descendientes de Noé a pura soberbia y a los que Jehová castigó imponiéndoles la confusión de la lengua. (…) A ese país vuelvo. A esa memoria inextinguible. ¿A ese destino? Miro el puerto, reconociendo el amanecer en algunos edificios de Buenos Aires”.
En este retorno a uno de los géneros de mayor tradición rioplatense, esta obra se transforma en un andén indispensable para observar el país y su historia, allí no sólo hay “árboles y plazas y el cansino paso del tren (…) es la patria chica más chica de cada uno”, es un recodo en el que hay que detenerse, en el que es necesario descender para comunicarse con uno y con los otros, para enfrentarse al pasado y sus fantasmas, para redimir las culpas que hayan quedado pendientes, para amar y soñar… en silencio y a toda voz.

Cuentos Completos
Este libro reúne casi todos los cuentos escritos por Mempo Giardinelli, tan solo unos pocos, de su vasta producción, quedaron afuera por indicación del propio autor. También se incluyeron algunos cuentos hasta hoy inéditos o que no habían sido reunidos en libro alguno.
Es ésta la summa literaria de uno de los escritores más prolíficos, intensos y comprometidos de nuestra narrativa. Así lo entendía un par suyo, el centenario y sabio escritor cordobés Juan Filloy, y así se lo hizo saber en una carta, de la que reproducimos algunos fragmentos, luego de leer sus cuentos.
Querido Mempo Giardinelli:
Leo espaciadamente, no de un saque. De esa manera he abrevado la rica variedad de su Antología, la suculencia de su estilo y los infinitos detalles que acopia su ilustración. Viera cómo ha quedado el volumen: lleno de cicatrices de frases releídas, subrayados, glosas, etc. En muchos momentos me acordé de “La Abundancia”, la casa de ramos generales de mi padre. Como en ella, había de todo: almacén, ropería y tienda. En su libro he balanceado un estupendo stock de pasión, devoción, inspiración e imaginación... me agrada globalmente la técnica que emplea en sus cuentos.
Los extensos párrafos y disquisiciones que embuten el relato, no dejan nada en vilo. El ralenti psicológico penetra lo coloquial como debe ser, destacando un pavor, un ensueño, un desamparo, una obsesión de modo palmario en medio de un exacto puntillismo literario.
¡Y qué decir de sus finales!... Espléndido... Pero aun más, la armonización de esa contextura compacta y su gracia fluyente, el rigor documental y su idioma expresivo, no son cosas adventicias sino frutos de un árbol que anda en la vida nutrido por savias de excepción...
JUAN FILLOY

Imposible equilibrio
Una plaga de camalotes amenaza arruinar el agua potable del Chaco. Las autoridades importan de África dos parejas de hipopótamos. La medida es menos descabellada de lo que parece: los animales se alimentarán de camalotes. Pero también desencadenarán el caos colectivo.
Cuando los animales llegan al puerto, en el momento en que se toca el Himno Nacional y la ciudad entera se ha volcado a las calles, ocurre lo inaudito: un comando secuestra el enorme trailer con los hipopótamos y se da a la fuga.
El “comando” está formado por cuatro delirantes, que serán satanizados por la prensa provincial y nacional, oral y escrita, mientras son perseguidos por toda la provincia.
Con el vértigo de las mejores novelas de aventuras y un tono hilarante que crece hasta convertirse en una conmovedora alegoría sobre la dignidad y la ética en el mundo actual

Así se escribe un cuento
Con el inconfundible y transparente estilo de Mempo Giardinelli, este libro se dirige a todos aquellos que aman el cuento literario: autores, lectores, estudiosos. Toda persona que guste de leer cuentos o aspire a escribirlos, encontrará aquí una guía para el camino.
Consejos, orientaciones y advertencias, combinados con la historia y la sabiduría de algunos de los más grandes narradores contemporáneos: Adolfo Bioy Casares, Antonio Skármeta, María Elena Walsh, Carlos Fuentes, Edmundo Valadés, Silvina Ocampo, Juan Filloy, Osvaldo Soriano, José Donoso y muchos/as más. He aquí una veintena de entrevistas magistrales, en las que sus respuestas revelan cuál fue la relación de cada uno/a con el cuento, cuáles fueron sus comienzos, dificultades, descubrimientos, preferencias y técnicas y recursos aprendidos. Desde su primera edición, cuando todavía existía la mítica revista Puro Cuento creada por el escritor chaqueño en 1986, este libro se convirtió en un profundo, ameno y rico manual sobre uno de los más populares géneros literarios universales.

Luminoso amarillo y otros cuentos
Una vez más el narrador argentino Mempo Giardinelli consigue, en esta colección de cuentos, la siempre anhelada combinación de profundidad, belleza estética y placer de lectura para el más amplio público.
Contenido:
La memoria en el agua
Luminoso amarillo
Navidad en Jardín Iguazú
Otro cuento con mar
El paseo de Andrés López
El tipo
La noche del tren
Rosita, la vida se acaba
El castigo de Dios
El Gran Mongol
Jeannie Miller
Juan y el sol
La máquina de dar besitos
Mehere come moras, esperando
Naturaleza muerta con odio
Zapatos
El libro perdido de Borges
Sentimental Journey

El género negro
Cuando El género negro fue editado por primera vez, promediando los años ´80, ganó una legión de adeptos en el mundo de habla hispana. El libro se agotó casi inmediatamente, convirtiéndose en un objeto de culto, inhallable y fotocopiado hasta el hartazgo por aficionados y otros no tanto, responsables de plagios varios,
conceptuales y textuales. Un cuarto de siglo después, su autor se enfrentó al desafío de actualizar aquella obra clave para la presente edición: "Debí reescribir prácticamente todo el material, y bien que lo hice, porque me permitió revisar conceptos, replantearme ideas y completar informaciones¿ El resultado es este libro con una nueva perspectiva que me parece mucho más apropiada tanto para el estudioso del género como para el aficionado curioso y el público en general". Con su estilo inimitable Mempo Giardinelli nos desgrana las claves del género negro, un registro literario que, lejos de morir (o ser asesinado), revela una potente actualidad, con una gran producción, buenos autores y millones de ávidos lectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario