jueves, 26 de diciembre de 2013

Haroldo Conti

La balada del álamo Carolina
La balada del álamo Carolina es, junto a Sudeste, uno de los libros más reconocidos de Haroldo Conti. Para muchos, se trata del mejor. Escrito con la prosa de sencillez deslumbrante que caracteriza gran parte de su literatura, reúne once cuentos donde reina la emoción discreta, la suave ironía, la compasión. Sus temas, eternas variaciones sobre lo mismo -la soledad, la historia anónima, las pequeñas cosas de la vida, el paisaje-, no rozan jamás el lugar común. Sus personajes nunca son meros soportes de una idea. Por el contrario, se trata siempre de seres de carne y hueso, imperfectos, humanísticos y, por eso, memorables.

Cuentos Completos
Este volumen contiene los cuentos de Haroldo Conti ordenados cronológicamente, tal como aparecieron en los libros Todos los veranos (1964), Con otra gente (1967) y La balada del álamo Carolina (1975) y en diversas revistas de nuestro país y del exterior. Los cuentos que aparecen en más de un libro han sido publicados aquí de acuerdo con la última edición. Los apareci¬dos en revistas son los siguientes: "Marcado", Baires, verano 1963/64, Buenos Aires; "Con gringo", Casa de las Américas, N° 71, 1972, La Habana; "La espera", Revista Latinoamerica¬na, N° 1, 1972, Buenos Aires; "A la diestra", publicado en forma póstuma en Casa de las Américas, N° 107, 1978, La Habana.
En esta segunda edición se agrega "Rosas de picardía", cuento de juventud, publicado en Crisis, N° 50, enero 1987.

Mascaró, el cazador americano
Última novela escrita por Haroldo Conti. Narra una historia fantástica a fuerza de tan real, un juego de luces y sombras, de imágenes que van y vienen empujadas por el pulso y el encanto de una de las mejores prosas de Latinoamérica.
Los personajes de esta novela conforman una entrañable galería de excéntricos. Oreste, Cafuné, la hermosa Sonia, el enano Perinola, el increíble Príncipe Patagón, el jinete Mascaró, tan ambiguo e irreal como la existencia misma.
Todos ellos integran el Círculo del Arca, ese circo ambulante cuyo camino traza página tras página paisajes iluminados, gentes incrédulas y sencillas, ambientes que se graban en la memoria por siempre.
Dueño de un oído excepcional para combinar el tono popular con el poético, Conti construye una parábola sobre un `cazador de hombres` renovado y transformador, inmerso en el horizonte de la pampa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario