jueves, 3 de octubre de 2013

Mujeres asesinas - Marisa Grinstein

Marisa Grinstein nació en 1964. Es periodista egresada de la Universidad de La Plata. Trabajó en El Heraldo de Buenos Aires y se desempeñó durante diez años como redactora especial de política nacional en la revista Noticias.
En el año 2000, la editorial Norma publicó su primera obra titulada "Mujeres asesinas", que reunía a catorce mujeres criminales de Argentina. Cinco años más tarde vendió los derechos del libro a la productora televisiva Pol-ka, que adaptaría en la pantalla los casos que se incluyeron en el libro. Ante esto, Grinstein se alía con la guionista y productora Liliana Escliar, para reconstruir los casos, formar los guiones e investigar a más mujeres.
Viendo la aceptación del público televidente, en el 2006, Grinstein lanzó al mercado el segundo libro titulado "Mujeres asesinas 2: los nuevos casos" que, como el primer volumen, juntaba a catorce asesinas argentinas.
En el 2007, publicó el último tomo titulado "Mujeres asesinas 3"
En el año 2009, Grinstein publicó su cuarto libro llamado "Delirios", que esta vez reúne a personas reales que sufren o sufrieron problemas mentales y eran llevadas al límite de alucinaciones y fantasías. El libro contiene nueve historias distintas.

Mujeres asesinas 1
Una mujer asesina es el reverso del mito que funda la sociedad occidental. Las catorce mujeres criminales de la Argentina reunidas en este libro parecen un abuso de la estadística. Con la objetividad de un inventario y la pasión de una criminóloga, Marisa Grinstein atraviesa de un cuchillazo la idea de la excepcionalidad de l acto criminal a cargo del sexo débil para proponer la pesadilla de una serie. Mujeres asesinas es mucho más que una colección de biografías quese sustraen al curso de una vida normal, gracias al empleo de cuchillos, pistolas, masas, sogas o ácidos. Es un catálogo de aberraciones, un compendio de la locura y el extravío, y una riquísima indagación psicológica acerca de los modos en que la violencia y la pulsión de muertes se apropian de la mente femenina. Las catorce asesinas de este libro tienen algo en común: esperaban para sí algo mejor. En algún punto, ese destino hizo una trampa o ellas se hicieron la trampa a sí mismas. Matar, entonces, no significaba más que empeorar un poco las cosas.
Emilia Basil, cocinera
Clara, la fantasiosa
Ana María Gómez Tejerina, asesina obstinada
María Ofelia Lombardo, protectora
Graciela Hammer, incendiaria
Yiya Murano, amiga.
Marta Odera, monja
Ana María Soba, heredera impaciente
Stella O., huérfana emocional
Marta Bogado, madre
Claudia Sobrero, cuchillera
Margarita Herlein, probadora de hombres
Ana D., mujer corrosiva
Pugnetti, Ponorilox y Tiadini, brujas incautas

Mujeres asesinas 2
Mujeres asesinas 2 retoma la idea original con nuevos casos. Sin juicios fáciles, sin las estridencias de la crónica roja, estas catorce historias nos cautivan y nos inquietan al mismo tiempo; se trata, al fin y al cab o, de mujeres llevadas al límite de tener que suprimir una vida para seguir viviendo. "Es raro, pero yo no podía vivir si ella también estaba viva" , dice una de ellas, asesina de su madre. En esas palabras simples, inapelables, yace la respuesta a un interrogante: por qué vieron en la eliminación del otro la única salida.

Mujeres asesinas 3
Catorce nuevos casos completan aquí la serie de Mujeres asesinas.
Las mujeres asesinas de estos relatos son una herida, nos muestran el abismo doméstico de lo que somos y podemos ser. Sin dejar de ser victimarias, todas ellas son víctimas. Sin dejar de ser culpables, son de algún modo perturbadoramente inocentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario