sábado, 29 de junio de 2013

Daniel Cassany

Daniel Cassany, profesor e investigador de análisis del discurso

5 pasos claves para amar los libros

La cocina de la escritura (Completo)
Contraportada:
Escritoras, escritores, cocineros y aprendices todos,
Tengo el gusto de presentarles La cocina de la escritura, un manual de redacción para todos aquellos que escriben —¡o deberían escribir! Si ustedes son empleados de una empresa y tienen que redactar, si son estudiantes que se juegan el futuro en los exámenes, profesores que los corrigen o literatos en potencia, este puede ser un libro con el que aprender a escribir, al que pueden llegar a querer y al que seguro que terminarán aborreciendo. Si ustedes están fascinados por la escritura, si odian escribir o si se parten de risa leyendo lo que escriben los demás, este libro puede ayudarles a experimentar con mucha más nitidez esas emociones.
La cocina recoge lo más importante de la tradición occidental en redacción. Expone las investigaciones científicas más relevantes; las estrategias para buscar, ordenar y desarrollar ideas; la estructura del texto, o algunos trucos retóricos para encandilar al lector. Con ella pueden aprender la técnica de la escritura... pero, desengáñense, eso no les convertirá en
grandes escritores. ¡El talento no se enseña!
Tienen en sus manos una cocina sin puertas, secretos ni tapujos. ¿Han entrado alguna vez en ella? ¿Les gustaría espiar al escritor? Pues, venga. ¡Pasen! ¡Entren en mi cocina! Encontrarán en ella un frigorífico repleto de comida: sucios borradores, fragmentos inacabados, ejemplos, ejercicios e ideas para preparar sofritos. Está equipada con los artilugios más modernos (microondas descongelaideas, hornos para párrafos, licuaprosas y cuchillos cortafrases) sin olvidar las técnicas más populares (la inspiración al baño maría o la corrección con chino).
El cocinero fue amante y pinche de la escritura. Aprendió a escribir hace más o menos veinticinco años (en una pequeña ciudad barcelonesa, con fecunda tradición de escritores), no ha parado de garabatear desde entonces y se gana la vida enseñando a escribir en una universidad. Tal es su obsesión por la escritura, que siempre lleva delantal y sólo consigue escribir sobre escribir o sobre como se enseña y se aprende a escribir.
En fin, el plato que les ofrezco hoy es suculento y variado. Lo he preparado con esmero y confío que les agrade. ¡Buen provecho!
Gratinadamente,
El jefe de cocina

Índice:
Lección magistral. Legibilidad. Estilo llano. Procesos de composición. El castellano escrito.
De lo que hay que saber para escribir bien; de las ganas de hacerlo; de lo que se puede escribir; del equipo imprescindible para la escritura, y de algunas cosas más. Conocimientos, habilidades y actitudes. Razones para escribir. Equipo técnico. La escritura respetuosa. Mi imagen de escritor/a.
Accionar máquinas. Explorar las circunstancias. Otras maneras de ponerse en marcha: desarrollar un enunciado, diario personal, mapas y redes.
El crecimiento de las ideas. El torbellino de ideas, explorar el tema, desenmascarar palabras clave, otros recursos: escritura libre, frases empezadas, tomar notas.
Cajones y archivadores. Ordenar ideas. Mapas conceptuales. Estructura del texto. Ejemplo.
Párrafos. La teoría. Ejemplos comentados. Párrafos estropeados.
La arquitectura de la frase. El tamaño. Como un árbol desnudo: limitar los incisos, podar, juntar palabras. Orden y posición. Selección sintáctica: dejar actuar a los actores, ratio de nombres y verbos, gerundios, negaciones, estilo activo. Ejercicios.
La prosa disminuida. Solecismos: silepsis, anacolutos, anantapódoton, zeugma, pleonasmo. Otros defectos: amfibología, cacofonía, tics personales. Ejercicios.
Juegos sintácticos. Exageraciones. Creatividad sintáctica. Modelar la información.
Diez reglas para escoger palabras. Las reglas: no repetir, muletillas, comodines, vocablos concretos, palabras llanas, formas populares, verbos predicativos, adverbios con -mente, perífrasis, marcadores textuales. Ejercicios
La textura escrita. El análisis. Muestras ejemplares.
El termómetro de la puntuación. Importancia. Jerarquía de signos. Moda e historia. Los más importantes: punto y seguido, comas. Sintaxis y entonación. Desusos y abusos
Nivel de formalidad. Marcas de [in]formalidad. Correspondencia.
La oratoria de la prosa. Nueva introducción. Recursos retóricos: punto de vista, concreción, personalización, prosa coloreada, decir y mostrar, despieces. ¡Acción!
La imagen impresa. Ojos e imágenes. La imagen organizada. Señales para leer
Pintar o reconstruir. Aprendices y expertos. Guía de revisión. Diez truquillos para revisar.
Epílogo: Decálogo de la redacción.

Describir el escribir Completo)
El escritor, ese viejo desconocido, se sienta a la mesa con papel en blanco. Tiene varias posibilidades y duda:
a) Contempla el bucólico paisaje que le rodea. Espera a que caiga una manzana, que un pájaro emprenda el vuelo o que aterrice un helicóptero; sólo escribirá si las musas comparecen y le inspiran.
b) Olvida las musas y se apresura a transcribir su pensamiento fugaz; cree que las impresiones frescas y espontáneas son las mejores. Sabe que las ideas, ligeras, huyen; pero que las palabras, escritas, perduran.
c) Desconfía de las ideas fáciles y jóvenes; prefiere trabajar laboriosamente el texto; escribe varios borradores. Intuye que el secreto de la escritura está en la constancia.
¿Cuál de estas tres formas de escribir es la normal, la más eficiente, la mejor? ¿Cómo escriben los escritores expertos? ¿Cómo se aprende a escribir?

Tras las líneas (Completo)
Teniendo en cuenta que los textos y la lectura cambian constantemente dependiendo de las épocas de la historia y las distintas comunidades de nuestro mundo, conviene preguntarnos cómo leemos en este siglo XXI y qué circunstancias lectoras son las que nos condicionan. En primer lugar, cualquier escrito expresa una ideología y detrás de él siempre se esconde alguien... pero ¿quién es? También los formatos cambian: las pantallas y la web arrinconan a la biblioteca de papel: navegamos, buscamos y clicamos para que comparezcan en casa miles de respuestas. ¿Son fiables?... Con estilo directo y mirada rigurosa, Daniel Cassany analiza las claves más relevantes de la lectura contemporánea

Taller de textos: Leer, escribir y comentar en el aula (Completo)
Cada año, cuando en junio se publican los resultados de las pruebas de selectividad, los periódicos difunden la valoración global de los resultados y coinciden en señalar que las materias “pendientes” de los estudiantes preuniversitarios son las matemáticas, la expresión escrita y la comprensión lectora. A pesar de las sucesivas reformas educativas, los resultados indican que siguen sin resolverse las deficiencias de expresión de los jóvenes. Y lo peor de todo es que estas deficiencias se trasladan de manera creciente a la enseñanza universitaria y al ámbito laboral. Daniel Cassany, autor de Describir el escribir (13 ediciones) brinda con este libro un manual práctico que ofrece las pautas para fomentar y mejorar las habilidades de lectura y escritura en cualquier registro, y ofrece una guía para la mejora de estas habilidades en los discursos profesionales de cada sector.
Una buena abogada es una excelente lectora de leyes y normas y una experta redactora de sentencias y recursos. No existen biólogos que no sepan leer y redactar protocolos de laboratorio o artículos de investigación. Es a través de la lectura y la escritura de los géneros correspondientes que las personas desarrollan la actividad laboral.

5 pasos claves para amar los libros - Daniel Cassany

No hay comentarios:

Publicar un comentario