viernes, 19 de octubre de 2012

Hugo Midón y Carlos Gianni - Música

Cantar1: Al agua, pato

Al Agua Pato
El que quiera nadar un rato
como un pato como un pez,
que se saque los zapatos
como yo me los saqué.

Al agua pato, pato,
sin los zapatos, patos
Al agua pato, pato,
y al agua pez. (bis)

El que quiera nadar un rato
como un pato como un pez,
tiene que mover los brazos
y al mismo tiempo los pies.

Al agua pato, pato,
sin los zapatos, patos
Al agua pato, pato,
y al agua pez. (bis)

Un poquito panza abajo
y otro poco panza al sol,
cada cual a su manera
goza de la natación.

Al agua pato, pato,
sin los zapatos, patos
Al agua pato, pato,
y al agua pez.

Al agua pato, pato,
sin los zapatos, patos
Al agua pato, pato,
y al agua pez. (bis)


Canción de las maravillas
Todas las cosas
que parecen poca cosa,
pero son maravillosas...

Qué maravilla cuando se abre la canilla
una cosa tan sencilla.
Y qué me cuenta cuando uno se da vuelta
y al que busca siempre encuentra.

Qué sensación cuando sacamos un tapón
tirando del tirabuzón.
Y qué decir cuando comienzo a descubrir
qué hay mas allá de mi nariz.

Qué bienestar cuando compruebo al despertar
que tengo ganas de cantar.
Qué sorprendente cuando un tubo fluorescente
se ilumina de repente.

Cuántas proezas hace la naturaleza
con el hombre a la cabeza.
Y el más atento hallará en cada momento
más y más descubrimientos.

Todo es cuestión de observar con atención
las cosas tales como son.

Qué sorprendente cuando un tubo fluorescente
se ilumina de repente.

Cuántas proezas hace la naturaleza
con el hombre a la cabeza.
Y el más atento hallará en cada momento
más y más descubrimientos.

Todo es cuestión de observar con atención
las cosas tales como son. (bis)


Pájaro de papel
Vuela con alas propias,
pájaro de papel,
que tuyo es el aire,
la tierra también.

Comandante de tus alas,
pájaro de papel,
ya que el tiempo vuela,
volemos con el.

Que tuyo es el aire,
la tierra también,
comandante de tus alas,
pájaro de papel.

Comandante de tus alas,
pájaro de papel...
pájaro de papel...
pájaro de papel



La cucharita
Mi mamá es la cuchara,
cucharón es mi papá,
y yo soy la cucharita,
una chica revoltosa de metal.

Cuando bailo me doy cuenta
que a la gente le hace bien,
me despide con un beso,
y así da mucha mas gracia revolver.

Ella es la cucharita,
cucharita de metal,
que da vueltas en la taza,
que da vueltas en la taza
y nada más.

Cuando charlo con las otras
cucharitas de mi edad
me doy cuenta que tenemos
muchas cosas en común que comentar.

Para que todo el mundo sepa
la manera de pensar
de las chicas revoltosas,
cucharitas de metal.

Y para qué, para qué,
para que todo el mundo sepa
la manera de pensar
de las chicas revoltosas,
cucharitas de metal.



Profesor Bald
Es el balde un recipiente
utilizado frecuentemente
para baldear.

Fue inventado o descubierto
por el experto y tan despierto
Profesor Bald.

Bald, Bald,
demos las gracias al Profesor Bald...

Agradezcamos al inventor
del recipiente utilizado frecuentemente
para baldear.

Fue inventado o descubierto,
por este experto y tan despierto
Profesor Sigfrid Bald

Bald, Bald,
demos las gracias al Profesor Bald...

No tuvo nunca, recuerda Bald,
ni un baldecito para jugar.
Por eso, a veces, las estrecheces
no vienen mal.

Y si no miren a Bald
que no tenía
ni un baldecito para jugar...

Y el solito, un buen día,
"agarró" y lo inventó...

Bald, Bald,
demos las gracias al Profesor ...
Bald, Bald, demos las gracias al
Profesor Bald



A chocar los mates
A chocar, chocar los mates,
que vamos a brindar.
A chocar, chocar los mates,
que vamos a brindar.

Brindemos por que sean
los días por venir
como helados gigantes
con crema chantilly.

Brindemos porque sepan
los chicos descubrir
el pan que es pan de harina
y el pan que no es así.

Brindemos finalmente
de todo corazón
por las cosas sencillas
chiquititas como vos.



Vamos al mercado
Vamos al mercado
por lechuga y perejil.

Rabanitos, zanahoria,
yerba, papas y alcaucil.

Vamos al mercado
a comprar pescado.

Vamos al mercado
por cien gramos de jamón.

Mermelada, zapallitos,
yerba, papas y carbón.

Vamos al mercado
a comprar pescado.



Huesito Caracú
Yo soy tierno por adentro
como un bichito de luz,
pero duro por afuera
como el tronco de un ombú.

Por eso desde chiquito
y ahora en mi juventud,
pa' la gente de mi pago,
soy Huesito Caracú.

Así me llaman
desde que andaba
tomando la mamadera.
Así me llaman
desde que andaba
en los brazos de mi mama.

Yo soy tierno por adentro
como un bichito de luz,
pero duro por afuera
como el tronco de un ombú.

Por eso desde chiquito
y ahora en mi juventud,
pa' la gente de mi pago,
soy Hue, soy Hue, soy Huesito,
soy Huesito Caracú.
Soy Hue, soy Hue, soy Huesito,
soy Huesito Caracú.


El papelero
El papelero está muy contento
recibiendo a cada momento
más papeles, más papeles
de alimento.

Siempre le dejo papelitos
y arrugados manuscritos
apretados, apretados
en bollitos.

Si el papelero abre la boca
toda la gente tira y la emboca,
salvo los que, salvo los que
se equivocan.

El papelero está muy contento
recibiendo a cada momento
más papeles, más papeles
de alimento.



La nariz tiznada
La nariz tiznada, sucio el pantalón,
señor de galera, deshollinador...
La cara tan negra como un pizarrón,
los zapatos viejos, deshollinador.

Me gusta pasearme con frac de un botón,
me gusta mi oficio, deshollinador.

La nariz tiznada, sucio el pantalón,
señor de galera, deshollinador...
La cara tan negra como un pizarrón,
los zapatos viejos, deshollinador.

Me gusta pasearme con frac de un botón,
me gusta mi oficio, deshollinador.
Me gusta pasearme con frac de un botón,
me gusta mi oficio...
deshollina, deso, deso, deshollinador.



Sellitos
Sellitos van, sellitos vienen,
los papelitos sellitos quieren. (bis)

Cuando pasa un papelito
yo le pongo un sello,
yo le pongo un sello
y yo un sellito. (bis)

Y el papelito sellado
se despide encantado.

Lo lamentamos mucho, joven,
pero vuelva otra vez...

Ventanilla dos... ya la visité.
Ventanilla tres... me dijeron: No.

Ventanillas nueve, once, quince y dieciseis;
y no molestéis, que ya son las seis.

Ventanillas: nueve, once, quince y diesiseis;
y no molestéis, (ya la visité)
que ya son las seis. (me dijeron: No)
y no molestéis, (ya la visité)
que ya son las seis. (me dijeron: No)
Y no molestéis.
Me dijeron... me dijeron: No.



Amasando pan
Amasando pan, amasando pan
voy descubriendo cómo se hace el pan.
Amasando pan, amasando pan
voy aprendiendo el arte de mezclar. (bis)

La masa se junta, se abre,
se estira, se corta, se aparta,
y luego de nuevo se vuelve a juntar. (bis)

Y con un toque de pura levadura
y un golpe de horno cocino mi pan. (bis)

Amasando pan, amasando pan
voy descubriendo cómo se hace el pan.
Amasando pan, amasando pan
voy aprendiendo el arte de mezclar. (bis)

Se acaba!
Amasando pan!



A caminar sobre la luna
A caminar sobre la luna
livianitos como pompas de jabón.

Soy un caballito alado
que galopa entusiasmado
sobre campos de algodón. (bis)

A caminar sobre la luna
bizcochuelo de limón.

Soy un pétalo de rosas
sobre tierras esponjosas
empapadas de licor. (bis)

A caminar sobre la luna
hasta verla amanecer.

Dando saltos de canguro
por lugares muy oscuros
para conocerla bien. (bis)

A caminar sobre la luna
livianitos como pompas de jabón.

Soy un caballero andante
que pasea muy campante
sobre campos de algodón (bis)

A caminar sobre la luna.



Ya me voy para la playa
Ya me voy, ya me voy,
ya me voy para la playa. (bis)

En la playa brilla el sol
sobre la espuma del agua.

Ya me voy, ya me voy,
ya me voy para la playa. (bis)

En la playa se pasea
la gente a su manera.

Ya me voy, ya me voy,
ya me voy para la playa. (bis)

En la playa se construyen
castillos de amor y arena.

Ya me voy, ya me voy,
ya me voy para la playa.
Ya me voy, ya me voy,
ya me voy para la playa.
Ya me voy, ya me voy,
ya me voy para la playa...



Cantar 2: Construyo puentes

Construyo puentes
Construyo puentes para que me encuentres,
cuchara y balde, balde y cuchara.
Construyo paredes para que te quedes,
cuchara y balde, balde y cuchara.

Construyo balcones para que te asomes,
cuchara y balde, balde y cuchara,
cuchara y balde, balde y cuchara.



La sopa
Tomá la sopa si querés tomar la sopa,
esa sopita que prepara tu mamá.

La sopa es rica, francamente nutritiva,
y el que elige tomar sopa,
toma sopa en libertad.

Y el que elige de chiquito tomar sopa,
toma sopa para siempre,
para siempre en libertad.

Tomá la sopa si querés tomar la sopa,
esa sopita que prepara tu mamá.

La sopa es rica, francamente nutritiva,
y el que elige tomar sopa,
toma sopa en libertad.

Y el que elige de chiquito tomar sopa,
toma sopa para siempre,
para siempre en libertad.



Estampillas
A las estampillas nos gusta viajar
tal como a la gente que viene y se va.
Las estampillas, por naturaleza,
no tienen pereza de cruzar el mar.

Y las estampillas llegamos en un pique
desde Mozambique hasta el Uruguay.
Las estampillas unen a la gente
de este continente con cualquier lugar.

A las estampillas nos gusta viajar
tal como a la gente que viene y se va.
Las estampillas, por naturaleza,
no tienen pereza de cruzar el mar.

Y con un sello estos papelitos
juntan muy prontito a la humanidad.



Bate que bate
Bate que bate la clara y la yema,
pela que pela, que pone canela,
bate que bate, pela que pela,
bate la clara, bate la yema.

Bate que bate la clara y la yema,
pela que pela, que pone canela,
bate que bate, pela que pela,
bate la clara y la yema,
bate la clara, bate la yema.



El cartero
Con ,con, con, con,
con tele, tele, tele.
Con ,con, con, con,
con tele, tele.

Cartero, cartero...
aquí viene el cartero,
trayendo buenas noticias
con telegramas y expresos.

Con ,con, con, con,
con tele, tele, tele.
Con ,con, con, con,
con tele, tele.

Por el río de las luces
vienen las cartas mas dulces
y por el mar embarcadas
vienen las cartas saladas.

Con ,con, con, con,
con tele, tele, tele.
Con ,con, con, con,
con tele, tele.
Con telegramas, con telegramas...
Con telegramas, con telegramas...

En curiosas bicicletas,
llegan algunas tarjetas
y entre nubes de algodón
viajan las cartas de amor.

Con ,con, con, con,
con tele, tele, tele.
Con ,con, con, con,
con tele, tele.

En cajones bien cerrados
llegan algunos regalos,
y en cajitas especiales
los secretos personales.

Con ,con, con, con,
con tele, tele, tele.
Con ,con, con, con,
con tele, tele.
Con telegramas, con telegramas...
Con telegramas, con telegramas...



Objetos maravillosos
Objetos maravillosos
son esas cosas que están ahí;
cerquita de nuestros ojos,
delante mismo de la nariz. (bis)

Fijate en las cucharitas,
en el plumero y en el champú.
En el cepillo de dientes
y especialmente en el envase de yogurt.

Son cosas maravillosas
que diariamente están ahí;
cerquita de nuestros ojos,
delante mismo de la nariz.

Son cosas maravillosas
que diariamente están ahí;
pequeñas y misteriosas
como un tesoro por descubrir.

Fijate en las cucharitas,
en el plumero y en el champú.
En el cepillo de dientes
y especialmente en el envase de yogurt.

Son cosas maravillosas
que diariamente están ahí;
cerquita de nuestros ojos,
delante mismo de la nariz.

Son cosas maravillosas
que diariamente están ahí;
pequeñas y misteriosas
como un tesoro por descubrir...
por descubrir.



Manos a la obra
Manos, manos a la obra,
todas las manos a la vez.
No importa si hacen mucho garabato,
las manos en el plato
hay que poner.

Manos, manos en el plato,
todas las manos a la vez.
Vamos! que más vale
que haya muchas manos
y no una sola mano.
Como ayer, como ayer, como ayer...

Manos, manos a la obra,
todas las manos a la vez.
No importa si hacen mucho garabato,
las manos en el plato
hay que poner.

Manos, manos en el plato,
todas las manos a la vez.
Vamos! que más vale
que haya muchas manos
y no una sola mano.
Como ayer, como ayer, como ayer...



Los reyes de la risa
Somos los reyes de la risa petisa,
sólo queremos alegrar tu corazón.
Vení, bailá, no tengas miedo,
que en este reino la tristeza se acabó.

Se fueron todas las sombras de la noche
y esos fantasmas que acechaban por ahí.
Vení, bailá, no tengas miedo,
la fiesta es grande en el club del porvenir.

Vení, bailá, no tengas miedo,
que en este reino la tristeza se acabó.
Te quiero ver en esta fiesta
que esta pintando cada día mucho mejor.

Te quiero ver en esta fiesta,
que esta pintando cada día mucho mejor.



Liviano y Pesado
Liviana es una semilla
y una pizquita de sal.
Livianas son las hojas
y las copas de cristal.

Pesado es un elefante
y un oso blanco polar,
pesados son los días
de calor y de humedad.

Todo tiene su peso,
su peso particular.
Las cosas son livianas
o pesadas, pesadas.

Liviana es una semilla
y una pizquita de sal,
Livianas son las hojas.
y las copas de cristal.

Pesado es un elefante
y un oso blanco polar,
pesados son los días
de calor y de humedad.

Todo tiene su peso,
su peso particular
Las cosas son livianas
o pesadas, pesadas.



Canción de los bicicleteros
Somos los bi... bi... bicicleteros,
visite nuestra bicicletería
que somos prácticos, elásticos, simpáticos,
y no cerramos nunca al mediodía. (bis)

Le colocamos lamparitas de colores
de diez bujías a sus faroles;
y le cambiamos su bocina que no suena
por otra nueva y adiós problema.

Somos los bi... bi... bicicleteros,
visite nuestra bicicletería
que somos prácticos, elásticos, simpáticos,
y no cerramos nunca, nunca,
no cerramos nunca al mediodía.



El bañero
El bañero, compañero
causa mucha admiración,
causa mucha admiración
en la población, en la población.

Con su audacia y su coraje
se dedica al salvataje
sin temerle a la presencia
de un terrible tiburón.

El bañero, compañero
causa mucha admiración,
causa mucha admiración
en la población, en la población.

Con sus músculos de acero
y su espalda de gigante
se pasea vigilante
por el largo murallón .

El bañero, compañero
causa mucha admiración,
causa mucha admiración
en la población, en la población.



Canción del espantapájaros
Yo nací para tareas más riesgosas, y...
para otras cosas, y... para otras cosas.
No me gusta esta clase de trabajo, no,
espantapájaros, espantapájaros.

Quisiera ser...
artista, paracaidista, equilibrista.
Quisiera ser...
flautista, malabarista, trapecista.

Yo nací para tareas más riesgosas, y...
para otras cosas, y... para otras cosas.
No me gusta esta clase de trabajo, no,
espantapájaros, espantapájaros,
espantapájaros, espantapájaros.



La canción del fideo fino
Yo me llamo Fideo Fino
fino, fino, fino, fi, fideo fino,
yo soy fino, soy finito
como un joven arbolito.

Yo soy fino, fino, fino, fino
fino, fino, fino,
fino, finito así
como una espiga,
como una espiga de maíz.

Soy como un pez, tal vez,
que se zambulle a ver
que está pasando aquí,
que está por suceder.

Me gusta andar y andar,
le gusta preguntar,
a que hora sale el sol
y a que hora se escondió.

Yo me llamo Fideo Fino
fino, fino, fino, fi, fideo fino,
yo soy fino, finito soy
como una aguja de reloj.

Yo soy fino, fino, fino, fino
fino, fino, fino,
fino, finito así
como una espiga,
como una espiga de maíz,
como una cuerda, como una cuerda,
de violín.



Valijas
Voy a poner en mi valija
todas las cosas que me hacen falta para viajar.
Voy a llevar lo necesario,
lo imprescindible para mi uso personal.

Voy a poner
todas las cosas que me hacen bien.
Voy a dejar
todas las cosas que me hacen mal. (bis)

Pantalón, camisa,
mediecitas, agua de colonia...

Yo quiero ir con esos sueños
y esos misterios que aún me faltan por descubrir.
Para sentir en este viaje
que soy el dueño de mi equipaje individual.

Voy a poner
todas las cosas que me hacen bien.
Voy a dejar
todas las cosas que me hacen mal. (bis)



Cantar 3: me miro en el espejo

Me miro en el espejo
Me miro en el espejo,
me quiero conocer,
saber qué cara tengo
y de qué color la piel.

Me miro en el espejo,
me quiero descubrir,
contar las pocas pecas
que llevo en mi nariz.

Me miro en el espejo,
me quiero como soy.
Qué importa si soy flaco
o petiso y panzón.

Así soy yo, así, soy yo...
Mucho gusto en conocerme
y encantado de quien soy.
Porque así soy yo, así, soy yo...
Mucho gusto en conocerme
y encantado de quien soy.

Tal vez podría tener
la mirada más cordial,
el abrazo más abierto
y el ombligo en espiral.

Pero así soy yo, así, soy yo...
Mucho gusto en conocerme
y encantado de quien soy.
Porque así soy yo, así, soy yo...
Mucho gusto en conocerme
y encantado de quien soy.



Quiero ser Capitán
Quiero ser capitán,
capitán de verdad,
capitán de mi barco de madera,
capitán de mi barco de verdad.

Que mi sueño se haga realidad,
que los barcos de papel son cosa buena
y los barcos de madera mucho más.

Navegar por el mar, por un mar que sea mar,
que las olas sean olas verdaderas,
que mi barco se agite de verdad.

Que mi sueño se haga realidad
que soñar con navegar es cosa buena
y navegar soñando, mucho más.

Quiero ser capitán, capitán,
capitán de verdad.



Carlitos Chaplín
Es un hombrecito muy pequeñito,
se llama Carlitos Chaplin.
Usa bigotito, sombrero y bastón
y con sus piruetas te hace reir.

Se lo puede ver correr y correr,
buscando una miga de pan.
O andar todo el día de aquí para allá,
con un policia siguiéndolo atrás.

Leyendo vestido en una bañera,
o acaso gritando como un dictador,
Carlitos se ríe de todas maneras
y el que ríe ultimo ríe mejor.

Es un hombrecito muy pequeñito,
se llama Carlitos Chaplin.
Usa bigotito, sombrero y bastón
y con sus piruetas te hace reir.

Se lo puede ver correr y correr,
buscando una miga de pan.
O andar todo el día de aquí para allá,
con un policia siguiéndolo atrás.

Leyendo vestido en una bañera,
o acaso gritando como un dictador,
Carlitos se ríe de todas maneras
y el que ríe ultimo ríe mejor



Te veo bien
Te quiero contar
que después de tantos años
volverse a encontrar
es muy necesario.

Mirarse otra vez,
así, de nuevo, cara a cara
saber cómo estás, decir
todo lo que hace falta.

Te veo bien,
estás siempre buscando.
Te veo bien,
vivito, vivito y coleando. (bis)

Cuando era chica
soñaba con ser grande,
enamorarme, tener hijos
y hacer un viaje...

Y yo siempre trepaba
buscando el sol
por una escalera
de caracol...

Te veo bien,
estás siempre buscando.
Te veo bien,
vivito, vivito y coleando. (bis)



El chico que gusta de mi
El chico que gusta de mí
no es el chico uqe me gusta,
el chico que me gusta a mí
no es el chico que gusta de mí.

El chico que me gusta a mí
es un chico de tercero
que gusta a su vez de una chica
que gusta del chico que gusta de mí.

Ese chico que me gusta
siempre está en el recreo
con la chica que gusta del chico,
de ese chico que gusta de mí. (bis)

...y que gusta a su vez de una chica
que gusta del chico que gusta de mí.

Entendieron?



No pasa nada
Me paso los días cruzada de brazos
esperando que alguien se acerque a charlar.
Que venga, que pase, que tome un refresco
y me diga: Princesa, qué tal, cómo está?

En este palacio no pasa naranja,
no hay nada ni nadie por quien suspirar.
No hay cines, teatros, ni vida nocturna,
y yo que me muero por ir a bailar...

No pasa nada, no pasa nada...
En este palacio la vida no es real... (bis)

No hay fiestas, reuniones,
Ni amables tertulias, ni nadie en la corte para cortejar.

No pasa nada, no pasa nada...
En este palacio la vida no es real... (bis)

No hay fiestas, reuniones,
Ni amables tertulias, ni nadie en la corte para cortejar.



Secretos personales
Te cuento lo que siento en el alma,
te muestro un poquito como soy,
te digo lo que nunca dije a nadie,
secretos personales que guarda el corazón.

Y asi voy más liviana de equipaje
y no me pesa tanto el temor
de compartir con vos mis sentimientos,
secretos personales que guarda el corazón.

Aquí está la llave, mirame como soy
y que se abran generosas las puertitas
donde están los secretos que guarda el corazón. (bis)



Adónde vas Pinocho
Adónde vas
con tu disfraz
de muñeco de madera?

Adónde vas
sin antifaz
y sin mirar atrás?

Descubrirás, talvez,
que el mundo es
un gran problema.

Y encontrarás
que hay gente mala
y también hay gente buena.

Y lucharás por vos
con intuición
e inteligencia.

Para que al fin
puedas crecer
a tu manera.

Adónde vas
con tu andar
de curiosa marioneta?

Con tu ilusión
y tu nariz
y con tu inocencia

Descubrirás, talvez,
que el mundo es
un gran problema.

Y encontrarás
que hay gente mala
y también hay gente buena.

Y lucharás por vos
con intuición
e inteligencia.

Para que al fin
puedas crecer
a tu manera. (bis)



Muñequito sin cuerda
A pesar de las mentiras
que se escuchan todo el día
por ahí.

A pesar de las promesas
que se enfrían en la mesa
sin cumplir.

A pesar de que tenemos
siempre menos, siempre menos,
cada vez.

A pesar de que a este mundo
lo gobierna el furibundo
lucifer.

Yo no quiero dejar de volar y volar
de hacer piruetas.

No me quiero quedar sentadito sin dar
vueltas y vueltas.

Porque no soy, ni quiero ser,
porque no soy, ni quiero ser...
muñequito sin cuerda.

Yo no puedo dejar de sumar y restar,
de hacer las cuentas.

No me quiero quedar sentadito sin dar
una respuesta.

Porque no soy, ni quiero ser,
porque no soy, ni quiero ser...
muñequito sin cuerda.



Yo soy Popeye
Cuando todos me consultan,
me disparan sus preguntas
y el deseo de saber,
yo les digo a mis amigos
que no soy un adivino,
sólo se que soy Popeye.

Yo soy Popeye el marinero
pipa, novia y sombrero,
barco, cielo y altamar. (bis)

Cuando todos me reclaman
y me piden a las claras
que les diga lo que se,
les explico con paciencia
que lo bueno es la experiencia
y cada cual en su papel.

Yo soy Popeye el marinero
pipa, novia y sombrero,
barco, cielo y altamar. (bis)

Yo soy Popeye...
yo soy Popeye...
yo soy Popeye



El cepillo dental
Yo tengo un cepillo amarillo
que me proporciona un brillo dental, tal...

que toda la gente decente
se fija en mis dientes
con curiosidad. (bis)

Pero qué blancos que tiene los dientes
me dice la gente al verme pasar.
Y yo les contesto: es sencillo,
se debe al cepillo mi brillo dental.

Cuando salgo lo llevo conmigo,
lo siento un amigo fraterno y cordial
que me previene las caries
y voy por las calles dele cepillar.

Yo tengo un cepillo amarillo
que me proporciona un brillo dental, tal...

que toda la gente decente
se fija en mis dientes
con curiosidad. (bis)

Pero qué blancos que tiene los dientes
me dice la gente al verme pasar.

Y yo les contesto: es sencillo,
se debe al cepillo mi brillo dental. (bis)
  



La linterna
La linterna es una eterna misteriosa
y ella sabe que es capaz de descubrir
esas cosas pequeñitas que se ocultan
y que se escabullen por ahí.

La linterna mira bien por los rincones
y es inquieta en su manera de buscar,
se detiene especialmente en los detalles
e ilumina lo particular.

La linterna sabe bien
que el que quiere conocer
se detiene especialmente en los detalles,
que no alcanza con la luz
que ilumina en general.
Hay que ver las cosas en particular.

La linterna es una eterna misteriosa
y ella sabe que es capaz de descubrir
esas cosas pequeñitas que se ocultan
y que se escabullen por ahí.

La linterna mira bien por los rincones
y es inquieta en su manera de buscar,
se detiene especialmente en los detalles,
e ilumina lo particular.

La linterna sabe bien
que el que quiere conocer
se detiene especialmente en los detalles,
que no alcanza con la luz
que ilumina en general.
Hay que ver las cosas en particular.

La linterna quiere conocer,
conocer, sí.



Borrón y cuentos nuevos
El hada bondadosa y el principe valiente
se fueron en carroza, se fueron en diciembre.
Se fue caperucita con el lobo feroz
para que nadie insista en comernos mejor.

Se fueron los fantasmas huyendo de la gente,
se fueron los dragones y se fueron los reyes.
Y la varita mágica, brillante y encantada
se fue dando un portazo sin resolvernos nada.

Por suerte o por desgracia los viejos personajes
se van yendo de viaje con todo su equipaje.
Y el mundo de los cuentos recibe a toda orquesta
a nuevos invitados que llegan a la fiesta.

Son jóvenes y vienen trayendo historias nuevas
con Doña Disparate y Bambuco a la cabeza.
Adiós a los dragones, adiós a todo aquello,
adiós y les decimos: Borrón y cuentos nuevos.

Adiós a los dragones, adiós a todo aquello,
adiós y les decimos: Borrón y cuentos nuevos.



El viaje en tren
La gente que se encuentra,
el bolso que se pierde,
los trenes que se cruzan
y yo, con mis valijas voy.

Pañuelos que se agitan,
amores que se olvidan,
saludos para todos
y yo, con mis valijas voy.

Voy con mis valijas en el tren.
Voy con mis valijas hacia el mar.
Tengo muchas ganas de reir,
de hablar con los demás,
de ver otro lugar.

Las nubes en el cielo,
las vacas en el campo,
señoras que conversan
y yo, con mis valijas voy.

Los puentes que pasamos,
los chicos que se duermen,
boletos que se pican
y yo, con mis valijas voy.

Voy con mis valijas en el tren,
Voy con mis valijas hacia el mar.
Tengo muchas ganas de reir,
de hablar con los demás,
de ver otro lugar. (bis)

Llegamos, llegamos...
llegamos, llegamos... 



Cantar 4: Abriendo las ventanitas

Abriendo las ventanitas
Abriendo las ventanitas y cortinitas de par en par
se puede ver más clarito un poquitito más allá.

Desde mi ventana veo los marineros en altamar
sacando agua de un barco que se resiste a naufragar.

Desde mi ventana veo muchos caminos sin transitar
esperando caminantes que se decidan a caminar.

Desde mi ventana veo plantitas nuevas que tienen sed,
plantitas maravillosas que quieren agua para crecer.

Abriendo las ventanitas y cortinitas de par en par
se puede ver más clarito un poquitito más allá.

Desde mi ventana veo los marineros en altamar
sacando agua de un barco que se resiste a naufragar.

Desde mi ventana veo muchos caminos sin transitar
esperando caminantes que se decidan a caminar.

Desde mi ventana veo plantitas nuevas que tienen sed,
plantitas maravillosas que quieren agua para crecer,
plantitas maravillosas que quieren agua para crecer.



Sombrero por sombrero
Sombrero por sombrero, me cuesta, pero creo
que un cambio nunca viene nada mal.
Si yo me quedo aferrado a mi sombrero,
qué puedo luego esperar de los demás. (bis)

Ponete mi sombrero, usalo por favor...
Ponete mi sombrero, usalo por favor...

Y que haya un intercambio de pájaros diversos
que pueblan la cabeza de los dos.

Dejá que las ideas se vean cuando quieran
y se conozcan entre sí un poco más.
Y tu sombrero, en una de esas, me da vuelta la cabeza
y descubro otras cosas más allá...

Sombrero por sombrero, me cuesta, pero creo
que un cambio nunca viene nada mal.
Si yo me quedo aferrado a mi sombrero,
qué puedo luego esperar de los demás.

Ponete mi sombrero, usalo por favor...
Ponete mi sombrero, usalo por favor...

Y que haya un intercambio de pájaros diversos
que pueblan la cabeza de los dos.

Dejá que las ideas se vean cuando quieran
y se conozcan entre sí un poco más.
Y tu sombrero, en una de esas, me da vuelta la cabeza
y descubro otras cosas más allá...

Sombrero por sombrero, me cuesta, pero creo
que un cambio nunca viene nada mal.
Sombrero por sombrero, me cuesta, pero creo
que un cambio nunca viene nada mal.
Sombrero por sombrero, me cuesta, pero creo
que un cambio nunca viene nada mal.



Felicidades
Cuando las copas se encuentran
y hacen chin-chin en el aire,
y en el aire bailan juntas
hasta cansarse...

Yo te deseo, yo te deseo felicidades...
Te llames Juan, te llames Pedro,
o como te llames.

Cuando estallan en el cielo
los fuegos artificiales
y el reloj marca las doce
en todas partes.

Yo te deseo, yo te deseo felicidades...
Te llames Juan, te llames Pedro,
o como te llames.
Te llames Juan, te llames Pedro,
o como te llames.



Pintá tu casa
Pintá tu casa, tu mesa y tus sillas.
Pintá tu techo y tu cocina.

Pintá tu calle, pintá tu esquina.
Pintá tu barrio, pintá tu vida...

Y pintarás el mundo,
lo harás más bello,
lo harás más cierto y más despierto.

Algunos pintan siempre las cosas negras
para ocultarlas y que se pierdan.

Pero la vida tiene muchos colores,
mirá ese cielo, mirá esas flores.

Mirá ese campo blanco de margaritas
que te llena los ojos de lucecitas.
Mirá con atención a las personas,
A los paisajes y a las cosas...

Y pintarás el mundo,
lo harás más bello,
lo harás más cierto y más despierto.

Porque la vida tiene muchos colores,
mirá ese cielo, mirá esas flores. (bis)



Mambo de la Sirena
De tanto en tanto... de cuando en cuando...
me gusta señores bailar el mambo.
Con dos maracas de caracol
se baila señores mucho mejor.

Mambo! de la sirena
que baila, que baila
de cuando, en cuando.
Mambo! de la sirena
con dos maracas de caracol.

De tanto en tanto... de cuando en cuando...
me gusta señores bailar el mambo.
Con dos maracas de caracol
se baila señores mucho mejor.

Mambo! de la sirena
que baila, que baila
de cuando, en cuando.
Mambo! de la sirena
con dos maracas de caracol.

Sabrosón!!Mambo! de la sirena
que baila, que baila
de cuando, en cuando.
Mambo! de la sirena
con dos maracas de caracol.



Por algo se empieza
Por algo se empieza
el camino a recorrer.
Se empieza por la cabeza
o se empieza por los pies,
pero se empieza, se empieza
el camino a recorrer...

No todo está hecho,
falta mucho todavia por hacer.
Poco a poco y paso a paso
se puede crecer,
sí, claro que se puede crecer...

El que tenga una idea,
una idea lista para realizar,
no se quede con las ganas,
déjela volar,
sí, claro que se puede volar...

Por algo se empieza
el camino a recorrer.
Se empieza por la cabeza
o se empieza por los pies,
pero se empieza, se empieza
el camino a recorrer.



Brocha Gorda
No tiene sutilezas como el pincel
y deja muchos pelos en la pared.
No le pidas que pinte en particular,
sólo sabe de trazos en general.

Brocha gorda, brocha gorda.
Ponele cal, dejala ser,
no le pidas que sea lo que ella no es. (bis)

Alcanzame la brocha, Pocha.
Pasame el tacho, Cacho.

No tiene sutilezas como el pincel
y deja muchos pelos en la pared.
No le pidas que pinte en particular,
sólo sabe de trazos en general.

Brocha gorda, brocha gorda.
Ponele cal, dejala ser,
no le pidas que sea lo que ella no es. (bis)

No es.



Abrigo
Sobre todo en el invierno viene bien un sobretodo,
sobre todo cuando el frío se hace duro de pelar.
Sobre todo cuando el sol desaparece
y hasta el alma se entumece
y se pone a tiritar

Sobre todo en el invierno viene bien un tapadito,
sobretodo cuando el frío no te deja ni pensar.
Sobretodo cuando el viento recrudece,
sopla furia, se enloquece
y te arrastra adonde va

Qué alegría da tener un buen abrigo,
un abrigo que te ayude a capear el temporal.
Un abrigo de los pies a la cabeza
que te cubre de tibieza y te da calor, calor de hogar.



Candombe
Vamos a festejar
que ya se viene el carnaval
ya suenan los tambores
y ya la fiesta no vuelve atrás.

Vamos a festejar
que ya se viene el carnaval
ya llegan las mascaritas
más misteriosas de la ciudad.

Y todo el mundo baila
candombe,
los chicos, las mujeres,
los hombres.

Y todo el mundo baila
candombe,
porque el candombe
no pue', no puede,
no pue' parar.

Y ya vienen las murguitas,
con sus disfraces de carnaval
y un brillo de lentejuelas
en la galera y el antifaz

Y todo el mundo baila,
candombe,
los chicos, las mujeres,
los hombres.

Y todo el mundo baila,
candombe,
porque el candombe
no pue', no puede,
no pue' parar...
no pue' parar...
no pue' parar.


Yo no me arreglo solito
Si cada cual cuida su quintita
sin pensar en los demás...
cuando necesite agua
ni una gota encontrará.

Yo no me arreglo solito,
yo no me quiero arreglar.
Yo no me arreglo solito,
necesito a los demás.

Si cada cual se mira el ombligo
y no ve a su alrededor...
se choca con las paredes
y le duele el corazón.
Yo no me arreglo solita,
necesito a los demás.

Si cada cual cuida su casita
y sus cosas, nada mas...
y se cierra con candado,
nunca nadie le abrirá...

Yo dejo una puerta abierta
para que se pueda entrar.
Yo dejo una puerta abierta
para que se pueda entrar.

Si cada cual se cubre del frío
y no abriga a los demás...
finalmente se descubre
por qué el frío es general.

Yo no quiero tener frío
ni que tengan los demás.
Yo no me arreglo solito,
yo no me quiero arreglar.



El pronóstico del tiempo
El pronóstico del tiempo reservado para hoy,
dice que a la tardecita es probable un chaparrón.

Negras nubes pasajeras, negras como un pizarrón,
dejarán el cielo negro y una negra sensación.

Si la lluvia los empapa
empapados quedarán,
empapados los pequeños
y empapapapá, y empapapapados los papás.

Estos son nuestros informes reservados para hoy,
puede ser que pase todo, como puede ser que no.

Si la lluvia los empapa,
empapados quedarán,
empapa'os los pequeños
y empapapapá, y empapapapados los papás.

Va a llover!



¿A quién no le gustaría?
¿A quién no le gustaría
cuando llega el mediodía
escuchar la melodía
del aceite en la sartén? ¿eh?

¿Palpitar las exquisitas
y doradas papas fritas,
recortadas, bien finitas,
tiritando en la sarten? ¿eh?

Ponele sal a la vida, un poquitito.
Un poquitito de sal Y agregale
Un poco de esto. Un poco de aquello
Y un poco de todo Lo de más allá. (bis)

¿A quién no le gustaría
compartir los mediodías
la creciente algarabía
de un almuerzo con mantel? ¿eh?

Y en el centro de la mesa
Desbordantes de belleza
Un montón de milanesas
Que te invitan a comer? ¿eh?

Ponele sal a la vida, un poquitito.
Un poquitito de sal Y agregale
Un poco de esto. Un poco de aquello
Y un poco de todo Lo de más allá. (bis)



La plaza verde
La plaza verde para todos los chicos,
la plaza verde, como una pradera...
Para que troten como los potrillos,
la vida entera, la vida entera.

Para que crezcan como flores silvestres
de una pradera, de una pradera...
Para que trinen como pajaritos
la vida entera, la vida entera.

Para que dejen senderos caminando
sobre los pastos de la pradera...
Para que toquen el cielo con las manos
la vida entera, la vida entera.

Para que trepen de rama en rama
hasta que lleguen a las estrellas...
Para que beban el agua de las fuentes
la vida entera, la vida entera.

Para que tengan siempre mucho espacio
como potrillos en la pradera...
Para que tengan sueños siempre libres
la vida entera, la vida entera.

Y que sean verdes los primeros colores,
que sean verdes como una pradera...
que sean verdes como la esperanza
la vida entera, la vida entera.

Que sean verdes como la esperanza la vida entera.


Allá, allá
En este tren viaja la gente permanentemente,
solamente porque siente ganas de viajar.

Subite al tren en este andén,
que vamos bien si vamos juntos para allá...

Allá, allá, allá donde el lobo no está.
Allá, allá, allá donde el lobo no está.

Y ya verás que ese lugar maravilloso
está siempre un poquito más allá...

Allá, allá, allá donde el lobo no está.
Allá, allá, allá donde el lobo no está.

Y ya verás que va existiendo, va creciendo
y va creciendo paso a paso, siempre yendo,
mientras vamos todos juntos para allá.

Allá, allá, allá donde el lobo no está.
Allá, allá, allá donde el lobo no está.

Subite al tren en este andén,
que vamos bien si vamos juntos,
todos juntos, siempre juntos para allá...



Cantar 5: Botellas por el mar

Botellas por el mar
Voy a poner a navegar
muchas botellas con mensajes por el mar.
Voy a dejar que el timonel
sea el azar.

Que las botellas hagan lo quieran ellas,
que vayan por donde les guste navegar.
Que toquen puertos, por qué no, imaginarios
y algunos de verdad.

Voy a esperar que me devuelvan los mensajes,
voy a la playa donde sé que llegarán.
No tengo apuro, tengo fe y están viniendo
botellas por el mar...

Voy a poner a navegar
muchas botellas con mensajes por el mar.
Voy a dejar que el timonel
sea el azar.

Que las botellas hagan lo quieran ellas,
que vayan por donde les guste navegar.
Que toquen puertos, por qué no, imaginarios
y algunos de verdad.

Voy a esperar que me devuelvan los mensajes,
voy a la playa donde sé que llegarán.
No tengo apuro, tengo fe y están viniendo
botellas por el mar...



Me pongo los zapatos
Me pongo los zapatos
y salgo a caminar.
La gente me pregunta:
-Adónde vas, adónde vas, adónde?...

Voy por la calle
registrando mil detalles,
lo que cuenta, lo que vale,
lo que dicen los demás.

Hay quienes siempre me plantean:
- Sabe cuál es el problema
y cuál es el problemón?

Y el problema es plantearse los problemas
y quedarse sentadito sin buscar la solución.

Y el problema, el mayor de los problemas
es hacer la "vista gorda"
y que gane "el ma' mejor".

Me pongo los zapatos
y salgo a caminar.
La gente me pregunta:
-Adónde vas, adónde vas, adónde?...

Voy por la calle
registrando mil detalles,
lo que cuenta, lo que vale,
lo que hacen los demás.

Me paro en una esquina
para ver pasar la vida
que saluda y me sonríe
con todo su esplendor.

Es una fiesta que comienza cada día
desde que nos levantamos
hasta que se pone el sol.

Y en esta fiesta seguiremos un buen rato,
gastaremos los zapatos
en el baile del amor. (bis)



Insensibles
Hay mucha gente insensible
en todas partes
que se mira el ombligo y nada más.

No repara en los detalles
ni le importa si en la calle
pasan cosas que no tienen que pasar.

Hay mucha gente insensible
en todas partes
que no escucha lo que tiene que escuchar.

Si lo llaman no responde,
si lo buscan se esconde,
y no está nunca donde tiene que estar.

Insensible es el que come y no convida,
insensible es el que tiene y no da,
insensible es el que pasa por la vida
totalmente indiferente a los demas,
totalmente indiferente a los demas. (bis)



Las fotografías
Usted ya sabe, no hace falta que le diga,
lo importante que es la fotografía.
Porque registra lo que pasa en todas partes,
la vida misma con todos sus detalles.

Y va quedando testimonio, en cada foto,
de lo que hacemos un poquito entre todos.
La gente simple y también la gente rara,
las cosas buenas y también las cosas malas.

Los compañeros del jardín y la primaria,
y los amigos que tenemos en la cuadra.
Y va quedando testimonio, en cada foto,
de lo que hacemos un poquito entre todos.

Ya todos saben, no hace falta que digamos,
lo importancia de los reporteros gráficos.
Gente que corre cierto riesgo personal
para mostrar e iluminar la realidad.

Y va quedando testimonio, en cada foto,
de lo que hacemos un poquito entre todos.
La vida misma va quedando cada día
gracias a que tenemos las fotografías.

Los compañeros del jardín y la primaria,
y los amigos que tenemos en la cuadra.
Y va quedando testimonio, en cada foto,
de lo que hacemos un poquito entre todos.

La vida misma va quedando, cada día,
gracias a que tenemos las fotografías.



En mi lugar
Vos te olvidás payasamente
de las cosas y te vas.
No soy una payasa escandalosa
estoy sencillamente en mi lugar.

Estoy siempre asomada en mi balcón
con una flor en cada mano para vos.
Estoy en las estrellas por las noches
iluminanddo el sueño de los dos.

Estoy siempre buscando una razón
para reir una vez más
y voy juntando las hojas del otoño
para hacerte con ellas un disfraz.

No soy una payasa escandalosa
estoy sencillamente en mi lugar.

Estoy siempre asomada en mi balcón
con una flor en cada mano para vos.
Estoy en las estrellas por las noches
iluminanddo el sueño de los dos.

Estoy siempre buscando una razón
para reir una vez más
y voy juntando las hojas del otoño
para hacerte con ellas un disfraz.

No soy una payasa escandalosa
estoy sencillamente en mi lugar, en mi lugar.



La mama
Mujeres muy decididas las madres,
las madres son.
Se juegan cual verdaderas guerreras,
plenas de amor.

Se agrandan en las tormentas violentas
sin vacilar
Y cuando las papas queman, son fieras
locas de atar.

Por eso le doy un beso a mi mama
de corazón,
y agradecido le digo al oído:
mama, que grande sos. (bis)

Una luz en las tinieblas, son ellas,
faro y farol.
Lucero de los nocheros, las madres,
las madres son.

Por eso le doy un beso a mi mama
de corazón,
y agradecido le digo al oído,
mama, que grande sos. (bis)


Mil payasos
En cada payaso hay mil payasos
subidos al mismísimo escenario,
dispuestos a la risa y a las bromas,
y a los disfraces más estrafalarios,
más estrafalarios, más estrafalarios...


Y no se puede borrar nuestra sonrisa,
la alegria constante del abrazo,
porque seguimos los payasos juntos,
los mil payasos vivitos y coleando.


Y no tenemos nada... que perder,
no tenemos nada... que ocultar.
No tenemos nada y sin embargo
tenemos más.


No tenemos nada... que perder,
no tenemos nada... que ocultar.
No tenemos nada y sin embargo
tenemos más.


Y no se puede borrar nuestra sonrisa,
la alegria constante del abrazo,
porque seguimos los payasos juntos,
los mil payasos vivitos y coleando.


Y no tenemos nada... que perder,
no tenemos nada... que ocultar.
No tenemos nada y sin embargo
tenemos más.


No tenemos nada... que perder,
no tenemos nada... que ocultar.
No tenemos nada y sin embargo
tenemos más.



Deshojando margaritas
Todos...
vamos por la vida.
Todos...
por la misma vía.
Preguntando, preguntando,
deshojando margaritas.

Allá vamos los solteros,
los casados, las viuditas.
Los abuelos y los tíos
y también las abuelitas.
Preguntando, preguntando,
deshojando margaritas.

Me quiere...
No me quiere...
Me quiere...

Todos...
vamos por la vida.
Todos...
por la misma vía.
Preguntando, preguntando,
deshojando margaritas.

Y así será
por algún tiempo más,
hasta que al fin
sepamos la verdad. (bis)

Te quiero...
Te quiero...
Te quiero...
Te digo que te quiero!

Ya no tendrás
que preguntarte más.
Y quedará
tu corazón en paz.
Y dejarás
de deshojar
las margaritas.



Aladino
Aladino, Aladino
una vez llegó hasta aquí
invitado a visitar nuestro país.

Con la sana intención de resolver
con mi genio y mi poder,
de un plumazo, los problemas
que tenemos de deber...

Aladino, Aladino,
le decía su mamá,
no te olvides de abrigarte
y no salgas a pasear.

Y Aladino una vez que estuvo acá
se olvidó de los consejos de mamá
y salió con los muchachos argentinos
de su edad.

Acá sí que se respira aire, Buenos Aires,
que cielo más despejado,
qué limpieza hay en las calles,
qué rico el dulce de leche,
qué sabrosos son tus mates.

Milonga, fútbol y shopping,
milonga para olvidarme
de todo y sobre todo
de las cosas esenciales.

Y Aladino, Aladino
se olvidó de resolver
los problemas argentinos
que tenemos de deber.

Aladino, Aladino
con su genio y su poder,
si te he visto no me acuerdo,
como vino ya se fue...



El espejo del alma
Los ojos son el espejo
que refleja a las personas.
Balconcito siempre abierto
por donde el alma se asoma.

Los ojos no andan diciendo
una cosa por la otra,
no se andan con subterfugios
ni ocultándote las cosas.

Reflejo fiel,
cristales muy transparentes,
los ojos son
el espejo donde se mira la gente. (bis)

Los ojos son el espejo
que refleja a las personas.
Balconcito siempre abierto
por donde el alma se asoma.

Los ojos no andan diciendo
una cosa por la otra,
no se andan con subterfugios
ni ocultándote las cosas.

Reflejo fiel,
cristales muy transparentes,
los ojos son
el espejo donde se mira la gente. (bis)



Los remiendos
Vamos todos por la vida
remendando, remendando,
los errores cometidos
y las cosas que pasaron.

Y seguimos postergando
y pegando por ahora y mientras tanto
un remiendo sobre otro y vivimos remendados.

Hasta dónde, y hasta cuándo
seguiremos por la vida remendando
si no quedan mas remiendos
y está todo remendado.

Yo diria que algun día
se podrían revisar estas cuestiones
despedir a los remiendos y buscar las soluciones.

Mientras tanto, mientras tanto,
vamos todos por la vida remendando
los errores cometidos
y las cosas que pasaron.

Y seguimos postergando
y pegando por ahora y mientras tanto
un remiendo sobre otro y vivimos remendados. (bis)
Para ser un buen payaso mis amigos,
no es cuestión de ponerse una nariz.
Hay que dejar de mirarse el ombligo
y aprender de a poquito a vivir.

Un payaso es un hombre que respira
cada mañana una pizca de verdad
y se mezcla con la gente por la calle
repartiendo pastillitas de azar.

Y no tenemos nada que perder
no tenemos nada que ocultar,
no tenemos nada y sin embargo
tenemos más.

Un payaso tiene miedo a las personas
que lo miran seriamente al pasar,
porque sabe que las cosas seriamente
así estan, así estan, así estan.

Un payaso tiene grandes los zapatos
porque camina el doble sin parar
y tiene una nariz postiza
para respirar por los demás.

Y no tenemos nada que perder
no tenemos nada que ocultar,
no tenemos nada y sin embargo
tenemos más. (bis)

Tenemos más.



Vivitos y coleando
Vivitos, vivitos, vivitos y coleando.
Vivitos, vivitos, vivitos y coleando.
Vivitos, vivitos, vivitos y coleando.
Vivitos, vivitos, vivitos y coleando.
Vivitos, vivitos, vivitos y coleando.
Vivitos, vivitos, vivitos y coleando.
Vivitos... y coleando.

Vivito y coleando
como un barrilete, siempre volando...

Cuando yo siento que estoy atento
y preguntando por todas partes qué está pasando,
me siento vivo, vivito y coleando...

Vivita y coleando
como un barrilete, siempre volando...

Cuando de a poco voy comprobando
que estar creciendo es ir perdiendo y es ir ganando,
me siento vivo, vivito y coleando...

Vivito y coleando
como un barrilete, siempre volando...

Cuando conozco bien a la gente
que va de frente me gusta tanto que yo les canto:
Viví vivito, vivito y coleando...

Vivitos y coleando
como un barrilete, siempre volando...

Vivitos y coleando,
vivitos y vivitos y vivitos y coleando,
vivitos y vivitos y vivitos y coleando.
Vivitos y coleando y vivitos y coleando.



Derechos derechos
Miramos la misma luna,
buscamos el mismo amor,
tenemos la misma risa,
sufrimos la misma tos.

Nos dan las mismas vacunas
por el mismo sarampión,
hablamos el mismo idioma
con la mismísima voz.

Yo no soy mejor que nadie
y nadie es mejor que yo,
por eso tengo los mismos
derechos que tenés vos.

Cantamos el mismo himno
con el mismo corazón,
tenemos las mismas leyes,
la misma Constitución.

Pisamos la misma tierra,
tenemos el mismo sol,
pinchamos la misma papa
con el mismo tenedor.

Yo no soy mejor que nadie
y nadie es mejor que yo,
por eso tengo los mismos
derechos que tenés vos.



Cantar 6: El tole tole

El tole tole
La vida está llena de problemas,
la gente se pelea,
se inclina por el box.

Se chumban como perros vigilantes,
se llevan por delante
sin consideración.

Se pisan, se codean, se maltratan,
se arrastran por la plata
con desesperación.

Rematan por una bagatela
el cielo, la tierra
y los rayos del sol.

Por eso la vida se marchita,
se caen las hojitas
y ya no dan mas flor.

Por eso la vida nos reclama
que bajemos de la rama
y entremos en acción.

y vamos a ver si un poco
este mundo loco puede cambiar,
y en medio del tole tole
llega una brisa de bienestar.

Ya resuenan los tambores
llamando a todos para bailar,
y en medio del tole tole
vamos andando una vez más.

Empecemos por nosotros,
empecemos por acá.

Y vamos a ver si un poco
este mundo loco puede cambiar,
y en medio del tole tole
llega una brisa de bienestar.

Empecemos por nosotros,
empecemos por acá.

Y vamos a ver si un poco
este mundo loco puede cambiar,
y vamos a ver si un poco
este mundo loco, este mundo loco,
este mundo loco, puede cambiar.



Ayer y mañana
Mañana canta en el patio
la canción del más allá,
de ayer nos miran despiertas
las cosas que ya no están. (bis)

Piensa, piensa que te piensa en mañana.
Piensa, piensa que te piensa en después.
Hay que seguir adelante sin olvidar lo de ayer.

Mañana es un nuevo barco
navegando por el mar.
Ayer se quedó en el puerto
e ilumina nuestro andar. (bis)

Piensa, piensa que te piensa en mañana.
Piensa, piensa que te piensa en después.
Hay que seguir adelante sin olvidar lo de ayer.

Mañana ya tiene su novio
y no le importa el que dirán.
Ayer se fué pero exige
que no lo olvidemos más. (bis)

Piensa, piensa que te piensa en mañana.
Piensa, piensa que te piensa en después.
Hay que seguir adelante sin olvidar lo de ayer. (bis)



Al pan pan
Voy a llamar a las cosas por su nombre
para que vuelvan otra vez a su lugar.
Basta ya de dar vueltas y más vueltas.
Voy a llamar al vino vino y al pan pan.

Voy a decir que la vida es lo que cuenta
y que vivir es vivir y nada más.
Y que ser libre es decir lo que hace falta,
lo que resulta necesario y natural.

Voy a decir que estamos bien cuando soñamos,
pero la vida es muy distinta en realidad.
Porque te dicen una cosa y es la otra,
gato por liebre aquí, gato por liebre allá....

Al pan pan, y al pan pan.
Al pan pan, y al pan pan.

Voy a llamar a las cosas por su nombre...
Al pan pan...
Para que vuelvan otra vez a su lugar.
Y al pan pan.

Voy a decir que estamos bien cuando soñamos,
pero la vida es muy distinta en realidad.
Voy a decir que la vida es lo que cuenta
y que vivir es vivir y nada más...

Al pan pan, y al pan pan.
Al pan pan, y al pan pan.
Al pan pan y al pan papan.



Basta la salud
Cuando te agarra la gripe,
cuando el resfrío es atroz,
cuando te duelen los huesos
ni miles de besos
te calman la tos

Cuando te sube la fiebre,
cuando te molesta la luz,
cuando tu cuerpo tirita
la mente te grita:

Basta la salud!
Basta la salud!
Basta la salud!
Basta la salud!

No quiero ni rosas
ni piedras preciosas
ni fiestas suntuosas
ni casa lujosa
ni novia chistosa
ni viajes ni fama
y aún mucho menos estar en la cama
sin nada que hacer.

Basta la salud!
Basta la salud!
Basta la salud!
Basta la salud!

Te agarra la gripe,
te cambia la voz,
te duelen los huesos
y aunque te den besos
igual es atroz.

Te sube la fiebre,
molesta la luz,
el cuerpo tirita
y la mente te grita:

Basta la salud!
Basta la salud!
Basta la salud!
Basta la salud!



Cuando el hombre tiene hambre



Cartelitos
Hay muchos cartelitos
que señalan dónde puedo ir,
me indican, con flechitas
y me dicen que
si yo sigo ese camino voy a ser feliz.

Son tantos cartelitos,
tanto para elegir,
con lindas frasecitas
sobre mi porvenir.
Pero si pienso un poco
empiezo a descubrir
que voy a ir por donde yo elija,
en el momento en que decida ir.
Porque no quiero que los cartelitos
decidan por mi, decidan por mi...

Voy a tomar mis propias decisiones,
voy a escuchar mi propio corazón,
voy a seguir así, lo más campante
por donde quiera yo.

Son tantos cartelitos,
tanto para elegir,
con lindas frasecitas
sobre mi porvenir.
Pero si pienso un poco
empiezo a descubrir
que voy a ir por donde yo elija,
en el momento en que decida ir.
Porque no quiero que los cartelitos
decidan por mi, decidan por mi...

Voy a tomar mis propias decisiones,
voy a escuchar mi propio corazón,
voy a seguir así, lo más campante
por donde quiera, por donde quiera,
por donde quiera yo.



Mucho con poco
Yo hago mucho con poco,
no me apabulla la escasez.
Si hay poco me la rebusco
y si no hay nada ya voy a ver.

Ya voy a ver,
ya voy a ver…
Y si no hay nada
ya voy a ver.

Si tengo me entretengo
y si no tengo salgo a buscar.
Pero lo que necesito,
básicamente, tiene que estar.

Tiene que estar,
tiene que estar…
Básicamente,
tiene que estar.

Abrigo para el invierno,
zapatos para los pies,
comida para la panza,
agua potable para la sed.

Almohada para los sueños,
escuela para aprender,
amigos para el cariño,
y vitaminas para crecer.

Yo hago mucho con poco,
no me apabulla la escasez.
Si hay poco me la rebusco
y si no hay nada ya voy a ver.

Ya voy a ver,
ya voy a ver…
Y si no hay nada
ya voy a ver.



No va mas
No va más...

Esto de pelearse todo el día
por llenar nuestra alcancía
no va más.

Esto de agarrarse de los pelos
por los celos no va más,
y no va más.

Habrá que hacer lo necesario
para que estemos bien
sin hacernos daño.

Habrá que ver qué le hace falta
a los de Ushuaia y a los de Salta.

Porque esto de pelearse todo el día
por llenar nuestra alcancía
no va más.

Esto de agarrarse de los pelos
por los celos no va más,
y no va más.


Habrá que hacer de tripas corazón
para entender que existe una razón...

Porque esto de pelearse todo el día
por llenar nuestra alcancía
no va más.

Esto de agarrarse de los pelos
por los celos no va más,
y no va más.

Esto de pelearse todo el día
por llenar nuestra alcancía
no va más.

Esto de agarrarse de los pelos
por los celos no va más,
y no va más.

Habrá que hacer de tripas corazón
para entender que existe una razón...

Porque esto de pelearse todo el día
por llenar nuestra alcancía
no va más.

Esto de agarrarse de los pelos
por los celos no va más,
y no va más.



Careteando
Conozco mucha gente que no se cómo es,
se pone una careta y vaya Ud. a saber
qué piensa, qué siente,
qué quiere o qué deja de querer.

Se pasan jugando a las escondidas.
Se pasan la vida ocultando.
Y pasa la vida y ellos, en tanto,
siguen careteando.

Te dicen las cosas un poco torcidas
y miran abajo, o miran arriba.
Y no van de frente, no van decididas,
como la otra gente.

Conozco mucha gente que no se cómo es,
se pone una careta y vaya Ud. a saber
qué piensa, qué siente,
qué quiere o qué deja de querer.

Se pasan jugando a las escondidas.
Se pasan la vida ocultando.
Y pasa la vida y ellos, en tanto,
siguen careteando. (bis)



Todo depende de todo
Dependen los que tienen,
dependen los que no.
El perro depende del gato
y el gato depende del ratón.

Dependen los que miran,
dependen los que no.
El perro depende del gato
y el gato depende del ratón.

Mengano depende de Sutano
que depende de Fulano,
de Fulano de tal,
y a su vez somos todos dependientes
de la dependencia general.

Dependen los valientes,
los héroes de ficción
y los que estan siempre temblando,
escondidos debajo del colchón.

Dependen los que siembran,
de la lluvia y del sol.
Dependen los que van cantando,
dependen, dependen de su vos.

Mengano depende de Sutano
que depende de Fulano,
de Fulano de tal,
y a su vez somos todos dependientes
de la dependencia general,
y a su vez somos todos dependientes
de la dependencia general.



La escuela puede ser
La escuela puede ser un lugar
donde todo lo puedo encontrar,
si me dejan... buscar.

La escuela puede ser una puerta abierta
de par en par.

Una fuente para calmar la sed,
un espacio libre...
para imaginar el porvenir.

Pasen, pasen,
que ya comienzan
las clases... (bis)

No, no puede ser
solo un lugar para aprender a resolver
cuatro más cuatro y tres por tres.

No, no puede ser
una pared y nada mas.
La escuela puede ser un buen lugar
para soñar.

La escuela puede ser un lugar
donde todo lo puedo encontrar,
si me dejan... buscar.

Y puede ser un largo viaje de placer,
una aventura,
un buen lugar para crecer,
un espacio libre...
para imaginar el porvenir.

Pasen, pasen,
que ya comienzan
las clases.

Pasen, pasen,
que ya comienzan
las clases...

Pasen, sí, pasen,
que ya comienzan
las clases.



Antes de que lleguen los bichos
Antes de que lleguen los bichos
vamos todos para allá,
vamos a regar las plantitas
y a curar las que están mal.

Vamos que se viene la plaga
y nunca es tarde pa’ empezar,
vamos que te comen los bichos
si no estás donde hay que estar

Las plantas no crecen solas,
las plantas no crecen bien,
si no les das una mano
y la otra mano también.
La cosecha de mañana
es la semilla de ayer.
Vamos que te comen los bichos
si no hacés lo que hay que hacer.

Vamos que se viene la noche
y en la noche no se ve ,
ni se distingue en las sombras
qué está mal y qué está bien.

Las plantas no crecen solas,
las plantas no crecen bien,
si no les das una mano
y la otra mano también.
La cosecha de mañana
es la semilla de ayer.
Vamos que te comen los bichos
si no hacés lo que hay que hacer.



Piratas
Piratas,
en todas partes hay muchos piratas.
En el asfalto de la gran ciudad
y en altamar también,
muchos piratas...

Se llevan lo que hay,
no les importa si el botín es personal
o de la sociedad, lo mismo da
para un pirata.

Piratas,
en todas partes hay muchos piratas.
En el asfalto de la gran ciudad
y en altamar también...

Yo me quiero llevar toda la plata
porque para eso trabajo como rata.
Es mi manera al fin de compensar
mi mala pata.

Y yo también quiero llevar toda la plata
porque para eso trabajo como rata.
Es mi manera al fin de compensar
mi mala pata... de pirata...

Si me descubren sé que arreglaré
mi situación firmando un cheque al portador. (bis)

No me pregunten si está bien
ni me pregunten si está mal.
Soy pirata, soy pirata, profesional.

Mi vocación es verme bien,
que no me falte nunca pan,
ni Mercedes, ni Mercedes... Benz.

Soy un pirata nacional,
no me desprecien, por favor.
Si no me quieren como soy, adónde voy?...

Yo quiero mucho a mi país,
me gusta tanto esta ciudad,
sus calles y su Río de la Plata, de la Plata.

Yo quiero mucho a mi país,
me gusta tanto esta ciudad,
y su Río de la Plata, y su Río de la Plata,
de la Plata.



El salpicón
La Fantasía, como saben, siempre fue
la bella dama inalcanzable y celestial,
la bella dama que volaba por el aire,
que volaba por el aire, inalcanzable, en libertad.

La Fantasía un buen día se cansó
de su paseo celestial al más allá,
y a plena luz, a plena luz del mediodía,
a plena luz del día, a plena luz del día,
a plena luz del día aterrizó en la realidad.

Y se mezcló, se mezcló, se mezcló,
vaya, vaya, cómo todo se mezcló.
Y se mezcló, se mezcló, se mezcló,
y hoy es así, así es hoy:
la vida misma, un verdadero salpicón. (bis)

La Fantasía y la Realidad
se llevan bien, son tal para cual.
Será por eso que la gente
se pregunta últimamente
cuál es tal y cuál es cuál.

Y se mezcló, se mezcló, se mezcló,
vaya, vaya, cómo todo se mezcló.
Y se mezcló, se mezcló, se mezcló,
y hoy es así, así es hoy:
la vida misma un verdadero salpicón. (bis)

Verdadero salpicón.



El lugarcito
Cuando yo vine a este mundo buscando mi lugarcito,
me recibieron cantando millones de pajaritos.
Me saludaron las flores de aromas tan exquisitos
y se movieron las ramas de todos los arbolitos.

Qué mundo lindo, qué mundo,
me dije yo de inmediato,
aquí hay lugar para todos,
aquí hay lugar para rato.

Pero no sé lo que pasó
al poco tiempo que nací.
El sol se fue... Oscureció
Y todo el cielo se puso gris.

La pucha qué mundo loco, pensaba yo por entonces,
mientras esperaba algo sentadito en Plaza Once.
Esperaba que llegaran personas en un autito
y me llamaran, contentos, por mi nombre y apellido.

Yo soy tu mamá Francisca,
yo soy tu papá Jacinto,
aquéllos son tus hermanos
y aquí está tu lugarcito.

Pero no sé lo que pasó
al poco tiempo que nací.
El sol se fue... Oscureció
Y todo el cielo se puso gris.

Anduve buscando mucho caminando despacito,
preguntando a todo el mundo cuál era mi lugarcito.
Hasta que llegó un buen día que una señora de lentes
me vino a buscar corriendo y a decirme claramente:

Conozco un lugar muy lindo
donde vive linda gente
y tomándome de la mano
me dio un besito en la frente

Y aquí estoy, aquí encontré
un lugarcito de mucha luz.
El sol volvió… Amaneció
Y todo el cielo se puso azul.

Y aquí estoy, aquí encontré
el lugarcito que yo busqué.
Un lugarcito para mí.
Un lugarcito para vivir.

1 comentario: