sábado, 3 de marzo de 2012

PL 1er Ciclo Pajarito Remendado Cuentos de Grandes Autores Argentinos

Cuento con ogro y princesa, Ricardo Mariño
Como no hay príncipe que salve a la princesa de que el ogro se la coma al horno, es preciso contratar a alguien que trabaja de personaje de cuentos y darle el papel de héroe. La historia no es convencional, el desarrollo tampoco y el final más o menos.

El club de los perfectos, Graciela Montes
Los miembros de este club son tan perfectos que causan una mezcla de admiración y curiosidad a los otros vecinos del barrio. Pero semejante perfección puede romperse por el incidente de más insignificante apariencia. ¿Tan frágil es?

El juego del gallo ciego, Javier Villafañe
Las artimañas del zorro para robarse un pollo lo llevan a proponer un juego que los habitantes del gallinero aceptan complacidos. La trampa del zorro dará origen al juego que todos conocemos

El negro Tubua y la Tomasa, Pedro Orgambide
Una historia de amor entre dos esclavos negros, ambientada en el Virreinato del Río de la Plata a comienzos del siglo XIX. Por ahí pasan los recuerdos de África, los ritmos musicales de los negros y, al final, ¡las invasiones inglesas!

El pájaro de vidrio, Juan Alberto Ramos Madero
El misterioso pájaro de vidrio solo canta y es transparente si está libre, o anida dentro del corazón de un niño. Un cuento para quedarse pensando en la alegría y la libertad.

El señor Medina, Iris Rivera
El señor Medina aprende a medir las palabras, primero con una cinta métrica, luego a ojo; después aprende también a pesarlas, y su tono de ese modo es modelo de corrección. Hasta que advierte que todas son de color gris, y ahí empieza a descubrir las palabras desmedidas y brillantes que se dicen en la calle, en la alegría, en la bronca, en el amor...

Esqueleto final, Oche Califa
Un estudiante de medicina compra un esqueleto que necesita para sus estudios. La persecusión de que es objeto tendrá un singular desenlace. El otro relato, "El alarido popular", nos habla de un curioso fenómeno de tiempos idos: un alarido que aparecía a la hora de la siesta.

Eulato, Ricardo Mariño
Eulato es un cubito salido de un huevo cúbico y no se parece a ningún, ningún otro bicho. Pese a la buena voluntad de los demás, Eulato come mucho y no se adapta a la vida de los otros bichitos ni a su hábitat. Y si el ciempiés no tiene zapatos para ir a la fiesta, el avispón Mobuto te soluciona el problema.

La canción de las pulgas - Gustavo Roldán
¿A quién no le gusta la canción de las pulgas? Es irresistible. Sobre todo cuando hay que decir esa mala palabrita del final, que es lo más divertido que tiene. Por eso cuando mamá pulga trata de disuadirlas, las pulguitas se las ingenian para volver a entonarla.

La casa de Javier, Laura Devetach
El Javier del cuento es un titiritero que existió de verdad. Pero aquí se cuenta lo que le pasó con una planta de zapallo que creció y creció hasta que tuvieron que ir haciéndole lugar tirando las paredes de su propia casa. Aunque eso no importa, vivir en un zapallo es más poético.

La casa del árbol, Iris Rivera
Fernando sueña con fabricarse una casa en el pino que su papá ha plantado en el patio. Sus proyectos futuros no dejan de traerle inconvenientes, pero un sueño es un sueño. Y el cuentito que sigue es una advertencia: nunca le den a comer jamón del diablo a una nena buena.

La familia Delasoga, Graciela Montes
Una familia tan pero tan unida que sus miembros están atados con sogas los unos a los otros. ¿Son esas ataduras vínculos verdaderos?

La gorgoñeta en el pantano sarampionoso, Raquel Paggio
A pesar de lo repelentes que puedan ser, hasta los monstruos de los pantanos quieren enamorarse. El problema es cuando uno equivoca las palabras mágicas. Un cuento con culebras, relámpagos y misteriosos conjuros amorosos.

La serpenta, Onelio Jorge Cardozo
La serpenta, de mala, no deja que los pájaros coman frutos del pomarrosal (que a ella no le gustan), hasta que la jicotea, una especie de tortuga, tiene una idea para darle una lección y obligarla a dejar libre el terreno.

La vuelta de Mongorito Flores, Oche Califa
Relato que recrea el tópico del regreso del héroe. Mongorito vuelve a su tierra después de haber visto algo del mundo y cautiva a su auditorio narrándole sus increíbles aventura

Niños las brujas no existen. María Inés Falconi
Los chicos no son malos, ni maleducados, ni dicen cosas feas a la maestra... todo eso es obra de las brujas enanas, que existen a pesar de que los grandes les digan lo contrario. Así que este problema tendrán que solucionarlo ellos mismos, animándose a dar un castigo a las brujas y a los grandes una lección.

Orden, silencio e higiene, Lucía Fortunato de Cóccola
Qué difícil dar rienda suelta, entre otras cosas, a la pasión por el fútbol en un colegio con un director tan severo. Cómo prepararse bien, con semejante obstáculo, para el campeonato intercolegial.

Pajaritas de papel, Mario Albasini
Primero fue la pajarita de papel blanco que hizo tía Matilde, que levantó vuelo solita. Y luego, las multicolores de papel glacé que fabricaron los chicos en la escuela, que espantaron el día opaco y llenaron el cielo de alegría. Sigue la pequeña historia de "Tris, Cris y Gris", los hijos del rey que deben pasar una prueba para ver quién hereda el trono.

Pelos y Pulgas, Ema Wolf
Un cuento de pelos y otro de pulgas. En el primero, un tónico capilar caído casualmente al río vuelve melenudos a todos los peces, que se habitúan tanto a su nueva modalidad que lamentan cuando otra casualidad llega a solucionar el problema. El de las pulgas corre por cuenta de dos gatos muy ingleses que se cuentan sus achaques.

Un cuento puajj!, Laura Devetach
Dos cuentos llenos de humor, ternura e imaginación: la tía Sidonia se despertó espuajada ante el alboroto de todos los animales de la granja, que no encuentran remedio a semejante mal, y una niña que inventa, con la ayuda de los monigotes dibujados en la pared, regalos curiosos para agasajar a su familia.

Un gato como cualquiera, Graciela Montes
Dos cuentos divertidos para reflexionar sobre nosotros y "los otros": un "gato de bolsillo" que sale a los peligros del mundo exterior, y "Bicho Raro", mirado como un pobre bicho raro.

Un pájaro de papel, Gustavo Roldán
Un hermoso barrilete de colores, del que uno puede prenderse con su imaginación, permite al Negro y sus amigos descubrir desde lo alto los lugares y los seres más maravillosos del mundo. Sólo hay que soltar piolín.

Una noche en la selva, Marcelo Dágata
La sábana nueva que le regaló la abuela, toda con animalitos, le dan a Agustín junto con su gato Binguingungo la posibilidad de vivir una verdadera aventura entre árboles, lianas y lagunas, con hipopótamos rosados, monos y tigres mimosos. Aunque mamá al día siguiente proteste por el revoltio.

Historia con alpargatas, pavadas y carcajadas - Graciela Lago
La familia Barragán sólo habla con la letra "a". Qué estrechez, qué tiranía para Alan y Clara. Hasta que les toca ir a la escuela y allá descubren un universo sonoro amplísimo, y lo bueno es que terminan contagiando a sus padres.

1 comentario:

  1. Los libros se imprimen doble faz, se doblan al medio y quedan armados, listos para ser leídos

    ResponderEliminar