martes, 24 de febrero de 2015

Colección "Leer es Futuro" - Ministerio de Educación de la Nación

Colección "Leer es Futuro" - Ministerio de Educación de la Nación

"Un sentimiento suspendido en el tiempo", de Alejandra Zina. Ilustrado por Lula Urondo

"Melancolía I", de Juan Diego Incardona. Ilustrado por Ariel López V

"Zonas oscuras", de David Voloj. Ilustrado por Noelía Farias

"Los curanderos", de Fabio Martínez. Ilustrado por Andrés Müller

"Relativo a la eternidad de los instantes", de Martín Cantalupi. Ilustrado por Ernan Cirianni

"Los colores que no vemos", de Cezary Novek. Ilustrado por Lucía Bouzada

"Cuatro", de Martín Zariello. Ilustrado por Daniela Ruggeri

"Cómo meter un perro en una valija", de Laura Cedeira. Ilustrado por Juana Neumann

"Rosas Gamarra", de Nicolás Correa. Ilustrado por Jorge Quien

"Música country", de Leonardo Oyola. Ilustrado por Otto Zaiser

"Familia", de Mariana Kozodij. Ilustrado por Nicolás Moguilevsky

"El piquete", de Hernán Vanoli. Ilustrado por Ezequiel García

"Subsuelo 5", de Esteban Castromán. Ilustrado por Lautaro Fiszman

"Indómitas", de Macarena Moraña. Ilustrado por Daniela Kantor

"Luz y fuerza", de Ariel Idez. Ilustrado por Paula Peltrin

"Inquilinos", de Santiago Suñer. Ilustrado por Nicolás Zukerfeld

"Dos al vuelo", de Juan Guinot. Ilustrado por Mariano Grassi

"Una tarde de domingo", de Roberto Arlt. Ilustrado por Muriel Bellini

"Las acrobacias del pez", de Pía Bouzas. Ilustrado por Muriel Bellini

"Todos los veranos", de Haroldo Conti

lunes, 16 de febrero de 2015

Luc Besson

Abre la primera página de este libro y entra con Arturo en el sorprendente mundo de los minimoys. No sólo te divertirás...
Arturo tiene muchas preocupaciones. Un malvado personaje pretende quedarse con la bonita casa de su abuela, donde él pasa las vacaciones.
No cuenta con la ayuda de sus padres, que lo han dejado ahí sin miramientos.
No puede esperar tampoco a su abuelo, desaparecido en circunstancias misteriosas hace ya cuatro años. Y además, para colmo de males, Arturo sólo tiene 10 años. ¿Quizá pueda contar con Alfred, su perro, a pesar de que la inteligencia no es la mayor virtud de su mascota? Aunque tal vez en la vieja biblioteca del abuelo, un libro mágico le permita pasar `al otro lado`, al país de los minimoys... ¡Sólo ellos pueden salvarlo!

2- Arturo y La Ciudad Prohibida
Arturo, Selenia y Betameche prosiguen su periplo a través de las siete tierras.
Tienen que encontrar al abuelo de Arturo, ya que sólo él sabe dónde está escondido el tesoro que permitirá al muchacho desbaratar los planes de Davido. Pero M, hará todo lo posible para impedir que nuestros tres héroes logren su objetivo.
Vive esta alucinante aventura con nuestros tres pequeños compañeros en el corazón de la ciudad prohibida de Necropólis.

martes, 30 de diciembre de 2014

Literatura Clásica Juvenil

Mujercitas (version Integra) - Louisa Alcott
Este delicioso y emotivo relato narra historia de la señora March y sus cuatro hijas: sus enamoramientos, sus aspiraciones intelectuales, sus complicaciones, su vida, con una fina descripción de caracteres, muestra el crecimiento de estas niñas poniendo gran énfasis en el espíritu de la libertad individual, inusual para una época en que la mentalidad estaba dominada por un ideal romántico puritano. Las señoritas de Louisa May Alcott demuestran sus aptitudes sociales tocando el piano, bordando o manteniendo una conversación fluida, amable y elegante. El `gran salón burgués` es la región del decoro y de las confesiones amorosas, al tiempo que actúa como soporte para interpretar y cuestionar diferentes aspectos de la guerra civil norteamericana.

Hombrecitos - Louisa Alcott
¿Qué sucede cuando la mujercita Jo (March) Baher y su esposo abren sus corazones y un hogar para educar y cuidar a jóvenes muchachos? Secuela de la querida historia «Mujercitas», Hombrecitos nos brinda la reconfortante historia de un grupo de muchachos camorristas pero de buen corazón, que influyen positivamente en la vida de toda la familia Baher, incluyendo los dos pequeños hijos. Franz, un señorito alemán de 17 años, Emil, llamado `El Comodoro` por su pasión marinera, Medio-Brooke, inteligente y alegre, Rob, el inquieto, Dick, el jorobado, Dolly, el tartamudo, el astuto y codicioso Jack, Ned `Barullo` Baker, bravucón y atolondrado, George, el gordo zampabollos, Billy, el inocente, Tommy, el travieso, el harapiento y recién llegado Nat, a quienes se sumará más tarde el áspero y huidizo Dan. Ellos son los «Hombrecitos» que conviven en la originalísima escuela Plumfield. Con historias que nos llevan de la risa al llanto, esta obra es un delicioso relato sobre la vida de una de las favoritas de la literatura americana, la poco femenina Jo, y de cómo ella amorosamente transforma a los muchachos bajo su cuidado, en hombres de provecho. Detrás de las aventuras, las diabluras y las conductas algo insufribles de los protagonistas, Alcott esconde una gran ayuda para entender y valorar el rol de la inocencia.

Los Muchachos de Jo - Louisa Alcott
Continuación y desenlace de Mujercitas, Aquellas Mujercitas y Hombrecitos. En esta historia se cuenta como han crecido esos niños y niñas que Jo Bhaer, antes Jo March, y su marido educaron en su pequeña escuela. Sus amores, lo que buscan de la vida, sus errores,… Tierna y a la vez un poco amarga, pero imprescindible para ver la madurez de estos personajes.

Ocho primos - Louisa Alcott
Una pobre huérfanita llamada Rosa vive con sus cuatro tías y dos tías abuelas. La niña se siente como un pollito con demasiadas gallinas alrededor. Sin embargo, un día llega su tío y tutor a imponer orden en la casa.
Rosa es una chiquilla enclenque y muy delicada de salud y a su tío, médico, le rompió el alma verla en ese estado. Entonces comienza el tratamiento: fajas de seda en lugar de duros cinturones, leche natural en lugar de agrio café, etc. El tío decide que es hora de que conozca a sus siete primos. Los ocho se llevarán de maravillas y vivirán un sinfín de aventuras.
Escrito con la naturalidad que caracteriza a Louisa M. Alcott, éste es un libro pleno de sentimientos

Una niña anticuada - Louisa Alcott
Esta es la historia de Polly Milton, una muchacha de campo, d e catorce años, que viene a la ciudad a pasar una temporada con su amiga Fanny Shaw.
Polly queda muy impresionada por la vida tan diferente a la suya que Fanny lleva. Siempre va a la moda y le gusta coquetear con los jóvenes.
Polly conoce a gente de su edad, asiste al teatro, y regresa a su casa convencida de que si bien la vida en la ciudad es agradable, no lo es todo.
Con sus maneras inocentes cambia las relaciones que tienen los miembros de la familia entre sí, lo que da lugar a escenas conmovedoras y cómicas travesuras. Su presencia se hace muy valiosa para los Shaw, pero ella debe regresar a su hogar.
La historia continúa seis años después, cuando Polly regresa a la ciudad para alojarse en casa de la Sra. Mills y dar lecciones de música.
Para entonces, Tom, el hermano de Fanny está comprometido con una joven por demás antipática y ambiciosa.
Fanny gusta de Sydney que a la vez se siente atraído por Polly, pero ésta ama a... Todo parece enredarse mas la dulzura natural de Polly facilita las cosas y al final, los problemas se solucionan.
El señor Shaw cae en bancarrota, la familia debe ajustar su estilo de vida y Tom parte al oeste a trabajar para ayudar a los suyos.
Su regreso no puede ser más feliz para todos... pero no vamos a develar el final de esta simpática historia.

Una guirnalda de flores - Louisa Alcott
Escribí estas historias para mi propio entretenimiento, durante un período de reclusión forzosa. Las flores, que eran mi solaz y placer, me sugirieron los títulos de los cuentos y dieron interés a mi trabajo.
Si mis lectoras encuentran un poco de belleza o alegría en estas flores vulgares, su vieja amiga no habrá creado en vano su Guirnalda.
L. M. ALCOTT. Septiembre, 1887.

Bajo las lilas - Louisa Alcott
En esta hermosa y tierna novela juvenil la autora relata las aventuras del niño Ben Brown cuando, al alejarse del circo donde trabajaba, con Sancho su perro amaestrado, conoce a unas hermanitas que juegan bajo las lilas.
Ben trabajará como cochero y se hará amigo de los lugareños, esperando siempre que su padre regrese a buscarlo.
Mientras tanto se suceden graciosas y emocionantes aventuras, como cuando un grupo de niños va a conocer el circo que actúa en un pueblo vecino, o cuando Sancho desaparece y aparece de otro color y... ¡sin cola!

Jack y Jill - Louisa Alcott
Dos inseparables amigos, Jack y Jill, tienen un serio accidente, pero con la ayuda y el estímulo de sus amigos y de la familia resuelven el problema y no permiten que la ruina y la desgracia lleguen a la época de las fiestas.
A pesar de que la novela comienza con una tragedia, las lecciones de vida aprendidas por los personajes permiten un final feliz

Un viaje al país de los matreros - J. S. Alvarez ("Fray Mocho")
Publicado en 1897, Un viaje al país de los matreros es uno de los libros más memorables de José S. Alvarez -Fray Mocho, a quien se considera el primer escritor profesional argentino.
Fruto de un viaje realizado diez años antes a la región del litoral, la obra consiste en una relación amena, ágil y precisa de una serie de episodios, escenas y tipos humanos que el narrador describe al recorrer las costas del Paraná la carneada, la caza del peludo, la siesta, el fogón, el rodeo, la doma. Observador atento y perspicaz, Fray Mocho rescata en forma impecable los dichos y las expresiones de la gente. Contrapone el mundo pacífico de las tierras altas con la dura subsistencia en las tierras bajas, los bañados donde se refugian los matreros parcos y solitarios que huyen de la ley.
Las pinceladas ricas y exactas de este cinematógrafo criollo ¿según lo calificó su autor¿ constituyen un documento vivo de un lugar y una época. Un viaje al país de los matreros se lee hoy, cien años después, con genuino placer e interés.

Robin Hood - Anónimo
Una increíble historia de aventuras y justicia. Es la base de las sucesivas historias que se han escrito a lo largo de todos los tiempos. 
Robin Hood es el legendario héroe de baladas inglesas, que robaba a gobernantes y eclesiásticos, acomodados, para entregar parte del botín a necesitados, menesterosos y oprimidos. 
Se lo sitúa entre los finales del siglo XIV y principios del XV, se duda si fue un personaje real o legendario. Pero se lo describe como un cazador que vivía en los bosques reales de Sherwood, en Nottinghamshire, y de Barnsdale, en Yorkshire. 
La obra narrativa que circula hasta nuestros días es de autor anónimo. Es una especie de relato épico formado por más de treinta baladas, recopiladas bajo el nombre de The gest of Robin Hood, e impresa alrededor del año 1500, dando cuenta de diversos pasajes de la vida del protagonista. 

Los caballeros del Rey Arturo - Anónimo
Una historia fascinante del soberano guerrero y sus caballeros.
Conocidas desde hace siglos a través de sucesivas narraciones, las historias del rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda han fascinado a una generación tras otra

Colección Antológica de Poesía Social

La Colección Antológica de Poesías Social está dedicada a la divulgación de una poesía crítica que, con diversas denominaciones (“poesía social”, “poesía comprometida”, “poesía de la conciencia”, etc.) se caracteriza por centrar su temática en los seres humanos, bien sea para ensalzar sus valores genéricos, o bien para denunciar los atropellos, injusticias y abusos cometidos por quienes detentan el Poder en cualquiera de sus formas.
Poesía ésta que no se evade de la realidad, sino que incide en ella con intención transformadora. Se entiende por ello que tal producción y sus autores hayan sido frecuentemente acallados, desprestigiados, censurados e incluso perseguidos por dichos poderes dominantes.
Se trata, en fin, de una poesía no neutral, teñida por el compromiso ético de sus autores.

1- Angela Figuera
Ángela Figuera Aymerich (Bilbao, 30 de octubre de 1902 - Madrid, 2 de abril de 1984), escritora española perteneciente a la Poesía desarraigada de la Primera Generación de Postguerra.
Estudió primeras letras en Bilbao, en el colegio del Sagrado Corazón, de la congregación fundada por la francesa Magdalena Sofía Barat. Trabajó en una empresa de importación y en 1932 superó las oposiciones de profesora de lengua y literatura de enseñanza media. En 1932 contrajo matrimonio con el ingeniero Julio Figuera Andú y fue destinada al Instituto de Educación Secundaria de Huelva, ciudad donde nacería, muerto, su primer hijo. La Guerra Civil le atrapa en Madrid. Su marido, de ideología socialista, se alista en el ejército del bando republicano. El 30 de diciembre de 1936 nace su hijo Juan Ramón, en medio de un bombardeo: `con salvas, como los reyes`, escribirá. En febrero de 1937 todos son evacuados a Valencia y poco después es destinada al Instituto de Alcoy. Luego trabajó en el de Murcia. Finalizada la guerra, perdió su plaza y título universitario por haber apoyado al bando republicano y, al igual que el resto de la familia, quedó literalmente en la calle, sin trabajo ni bienes. La familia Figuera entonces decidió trasladarse a Madrid, en el convencimiento de que allí pasaría más fácilmente inadvertida y podría salir adelante. Los primeros años de la posguerra fueron especialmente duros para los derrotados, el caso de Ángela Figuera no fue una excepción. Sin embargo, poco a poco fue recuperándose y encontrando un nuevo equilibrio familiar. En este contexto, Ángela retoma una de sus aficiones juveniles: escribir. En 1948, animada por su marido, publica su primer libro, Mujer de barro, un año más tarde aparece Soria pura. Se trata de una poesía simbolista que pronto deja paso a lo que ella llamaría `etapa preocupada`, en la que la escritora conecta con los grandes problemas de la sociedad contemporánea: el absurdo de la existencia, la falta de libertad, la miseria, la guerra. En 1952 empieza a trabajar en la Biblioteca Nacional de Madrid, y algún tiempo más tarde se incorpora al servicio de “bibliobuses” de ésta, que trataba de acercar la cultura a los barrios marginales y periféricos de Madrid. A lo largo de todos esos años Ángela actúa como intelectual disidente, crítica con el franquismo, que incluso llega a publicar en el extranjero cuando considera que la censura va a recortar su trabajo. Así se publica en 1958 en México Belleza cruel, libro que merecerá un prólogo del poeta exiliado León Felipe. En 1961 se reúne con su esposo en Avilés, donde Julio Figuera había logrado un puesto como ingeniero de la empresa Ensidesa. Este hecho la alejará definitivamente de los círculos literarios madrileños. En 1966 visita la Unión Soviética y en 1969 México, invitado por el librero exiliado Alfredo Gracia. Con la jubilación del marido en 1971 el matrimonio se traslada de nuevo a Madrid pero encuentra que allí el ambiente cultural ha cambiado por completo. En esos años la escritora se siente cansada, considera que no es capaz sino de reiterar una y otra vez sus mensajes. Al mismo tiempo se muestra muy crítica con la forma en la que se está llevando el proceso de la llamada transición política. Finalmente, tras varios meses de enfermedad, muere el 2 de abril de 1984. Sus Obras completas se publicaron póstumas en 1986.

2- Leon Felipe
Felipe Camino Galicia de la Rosa, conocido como León Felipe (Tábara, Zamora, 11 de abril de 1884 - Ciudad de México, 18 de septiembre de 1968), fue un poeta español.
Nacido en una familia acomodada, su padre fue notario. Tras licenciarse como farmacéutico, León Felipe inició una vida llena de peripecias, empezando por la regencia de varias farmacias en pueblos de España y recorriendo a la vez el país como cómico de una compañía de teatro.
Permaneció tres años en la cárcel, convicto de desfalco y contrajo un matrimonio fracasado con la peruana Irene Lambarri, residiendo con ella en Barcelona. Su vida bohemia le sumió en una situación económicamente complicada hacia 1919, cuando iniciaba su obra poética en Madrid.
Poeta y republicano
Después de tres años de estancia en Guinea Ecuatorial, en aquellos años colonia española, trabajando como administrador de hospitales, viajó a México en 1922, con una carta de Alfonso Reyes que habría de abrirle las puertas del ambiente intelectual mexicano.
Trabajó como bibliotecario en Veracruz, y como profesor de literatura española en la Universidad Cornell, Estados Unidos. Contrajo un segundo matrimonio con Berta Gamboa, también profesora.
Volvió a España poco antes de iniciarse la guerra civil, viviendo como militante republicano hasta 1938, año en que se exilia definitivamente a México, pasando a ser agregado cultural de la embajada de la República española en el exilio, única reconocida entonces por el gobierno mexicano. Nadie mejor que él mismo para describir su estancia en este país:
`Llegué a México (por primera vez) montado en la cola de la revolución. Corría el año de 1923. Después, aquí he vivido por muchos años: Aquí he gritado, he sufrido, he protestado, he blasfemado, me he llenado de asombro...`
Murió en el país que lo acogió, en la Ciudad de México el 18 de septiembre de 1968.
Su obra suele asociarse a la de Walt Whitman, del que fue traductor. Comparte con él el tono enérgico, de proclama y arenga casi religiosa, y el impaciente canto a la libertad.
Tras celebrar en 2004 el centésimo vigésimo aniversario de su nacimiento, sigue habiendo partidarios de que se reivindique a León Felipe como un poeta mayor, de modo que se superen las dificultades que en vida le depararon su independencia de todas las corrientes literarias de la época y su condición de exiliado.

3- Pablo Neruda
(Chile, 1904-1973)
Poeta chileno, considerado uno de los más importantes del siglo XX. Hijo de un ferroviario, y huérfano de madre cuando solo había vivido un mes, escribía poesía desde muy joven (el seudónimo comenzó a usarlo cuando apenas tenía dieciséis años). Gabriela Mistral lo inició en el conocimiento de los novelistas rusos, que el poeta admiró toda su vida. Estudió para convertirse en profesor de francés, sin llegar a lograrlo. Su primer libro, cuyos gastos de publicación sufragó él mismo con la colaboración de amigos, fue Crepusculario (1923). Al año siguiente, su Veinte poemas de amor y una canción desesperada se convirtió en un éxito de ventas (ha superado el millón de ejemplares), y lo situó como uno de los poetas más destacados de Latinoamérica. Entre las numerosas obras que le siguieron destacan Residencia en la tierra (1933), que contiene poemas impregnados de trágica desesperación ante la visión de la existencia del hombre en un mundo que se destruye, y Canto general (1950), un poema épico-social en el que retrata a Latinoamérica desde sus orígenes precolombinos. La obra fue ilustrada por los famosos pintores mexicanos Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros. Como obra póstuma se publicaron, en el mismo año de su fallecimiento, sus memorias, con el nombre de Confieso que he vivido. Poeta enormemente imaginativo, Neruda fue simbolista en sus comienzos, para unirse posteriormente al surrealismo y derivar, finalmente, hacia el realismo, sustituyendo la estructura tradicional de la poesía por unas formas expresivas más asequibles. Su influencia sobre los poetas de habla hispana ha sido incalculable y su reputación internacional supera los límites de la lengua. En reconocimiento a su valor literario, Neruda fue incorporado al cuerpo consular chileno y, entre 1927 y 1944, representó a su país en ciudades de Asia, Latinoamérica y España. De ideas políticas izquierdistas, fue miembro del Partido Comunista chileno y senador entre 1945 y 1948. En el año 1970 fue designado candidato a la presidencia de Chile por su partido y, entre 1970 y 1972, fue embajador en Francia. En 1971 recibió el Premio Nobel de Literatura y el Premio Lenin de la Paz. Antes había obtenido el Premio Nacional de Literatura (1945).
Motivaciones de la Academia Sueca para el otorgamiento del premio Nobel de literatura: «por una poesía que con la acción de una fuerza elemental da vida al destino y los sueños de un continente».


4- Bertolt Brecht
Poeta, director teatral y dramaturgo alemán (1898-1956), cuyo tratamiento original y distanciado de los temas sociales y de los experimentos revolucionarios ha influido enormemente en la creación y en la producción teatrales modernas. Brecht nació el 10 de febrero de 1898 en Augsburgo (Baviera), y se formó en las universidades de Munich y Berlín. En 1924, aparece como autor teatral en el Berlín Deutsches Theater, bajo la dirección de Max Reinhardt.
Sus primeras obras muestran la influencia del expresionismo, el principal movimiento
dramático de la época. En 1928, escribió un drama musical, La ópera de los dos centavos (conocida en algunos países como tres peniques o tres centavos), con el compositor alemán Kurt Weill. Este musical, basado en The Beggar`s Opera (1728) del dramaturgo inglés John Gay, era una cáustica sátira del capitalismo y se convirtió en el éxito teatral más importante de Brecht. Se estrenó en 1928 en Berlín.
En 1924, había empezado Brecht a estudiar el marxismo, y, desde 1928 hasta la llegada de Hitler al poder, escribió y estrenó varios dramas didácticos musicales. La ópera Ascensión y caída de la ciudad de Mahagonny (1927-1929), también con música de Weill, volvía a criticar severamente el capitalismo. La preocupación por la justicia fue un tema fundamental en su obra. Durante este periodo inicial de su carrera, Brecht dirigía a los actores y empezó a desarrollar una teoría de técnica dramática conocida como teatro épico. Rechazando los métodos del teatro realista tradicional, prefería una forma narrativa más libre en la que usaba mecanismos de distanciamiento tales como los apartes y las máscaras para evitar que el espectador se identificara con los personajes de la escena. Brecht consideraba esta técnica de alienación, la -distanciación-, como esencial para el proceso de aprendizaje del público, dado que eso reducía su respuesta emocional y, por el contrario, le obligaba a pensar.
A causa de su oposición al gobierno de Hitler, Brecht se vio forzado a huir de Alemania en 1933, viviendo primero en Escandinavia y estableciéndose finalmente en California en 1941. Fue durante esos años de exilio cuando produjo algunas de sus mejores obras, como La vida de Galileo Galilei (1938-1939), Madre Coraje y sus hijos (1941), que consolidaron su reputación como importante dramaturgo, y El círculo de tiza caucasiano (1944-1945). Brecht se consideraba a sí mismo un hombre de teatro que se había liberado de las tendencias del teatro expresionista para experimentar con nuevas formas. Quería mostrar que ese cambio no sólo era posible sino que era necesario. Su versátil empleo de la lengua y de las formas poéticas -lenguaje clásico mezclado con el habla del hombre de la calle, versos libres e irregulares- lo dirigió a sacudir la conciencia del público y a llevarlo de una pasividad acrítica a la reflexión y, esperanzadamente, a la acción. En 1948, Brecht volvió a Alemania, se estableció en Berlín Este y fundó su propia compañía teatral, el Berliner Ensemble.
Fue una figura controvertida en la Europa del Este, ya que su pesimismo moral chocaba con el ideal soviético del socialismo realista. A lo largo de su vida escribió también varias colecciones de poemas, que, con sus obras de teatro, lo sitúan entre los más grandes autores alemanes. Murió el 14 de agosto de 1956 en Berlín.

5- Gloria Fuertes
Gloria Fuertes García (Madrid, 28 de julio de 1917 - ibídem, 27 de noviembre de 1998) fue una poeta española y autora de literatura infantil y juvenil.
Gloria nació en Lavapiés, en la época, un modesto barrio del Madrid antiguo. Su madre era costurera y sirvienta, su padre, bedel. Poco se sabe de su vida familiar, a lo que ha contribuido que la escritora siempre guardara celosamente su intimidad.
Asistió al Instituto de Educación Profesional de la Mujer, pero sus aficiones eran muy diferentes a las propias de las mujeres de su época. Su interés por las letras comenzó a la temprana edad de cinco años, cuando ya escribía y dibujaba sus propios cuentos. Empezó a escribir versos a los catorce años, a los quince los leía en Radio España de Madrid y a los diecisiete dio forma a su primer libro de poemas, Isla ignorada, que sería publicado en 1950. Se ha especulado sobre su homosexualidad, que aparecería sutilmente declarada en poemas como «Lo que me enerva», «Me siento abierta a todo», «A Jenny», etc.
Aunque ella siempre se definió como «autodidacta y poéticamente desescolarizada», su nombre ha quedado ligado a dos movimientos literarios: la generación del 50 y el postismo, grupo literario de posguerra al que se unió a finales de los 40 y del que formaban parte Carlos Edmundo de Ory, Eduardo Chicharro y Silvano Sernesi, y en el que también colaboraron Ángel Crespo y Francisco Nieva.
Del Postismo quedó para siempre en Gloria Fuertes una actitud poética desmitificadora por vía del humor, el humor en Gloria Fuertes es una forma crítica de deconstruir la realidad y descubrir la verdad de las cosas. La Guerra Civil dejó una profunda huella en ella. El antibelicismo y la protesta contra lo absurdo de la civilización están presentes en su poesía de forma categórica. Como ella misma declaró, «sin la tragedia de la guerra quizá nunca hubiera escrito poesía».
Como secuela de su experiencia bélica, la obra de Gloria Fuertes se caracteriza por la ironía con la que trata cuestiones tan universales como el amor, el dolor, la muerte o la soledad. Todo ello aderezado con curiosas metáforas y juegos lingüísticos llenos de encanto, frescura y sencillez, que dotan a sus poemas de una gran musicalidad y cadencia cercana al lenguaje oral.
Entre 1940 y 1953 comenzó a colaborar en revistas infantiles, Pelayos, Chicos, Chicas, Chiqunitito, y los suplementos infantiles de `Flechas y Pelayos` (Maravillas) y del diario Arriba, para el que publicó las historietas de Coletas y Pelines, una niña de nueve años y un niño de seis respectivamente, que alcanzaron una gran popularidad entre los lectores infantiles.
Paralelamente a su dedicación a la literatura infantil en las revistas, obras teatrales y poemas escenificados, fundó en 1947, junto con María Dolores de Pueblos y Adelaida Lasantas el grupo «Versos con faldas» que organizaba recitales y lecturas de poesía por bares y cafés madrileños, colaboraba en revistas para adultos como Rumbos, Poesía española y El pájaro de paja y creó y dirigió la revista poética Arquero entre 1950–1954, junto a Antonio Gala, Julio Mariscal y Rafael Mir.
De 1955 a 1960 estudió biblioteconomía e inglés en el International Institute. En 1961 obtuvo la beca Fulbright en Estados Unidos para impartir clases de Literatura española en la Universidad de Bucknell, además de recibir en 1972 la Beca de la Fundación Juan March de Literatura Infantil.
A mediados de los años 70 colabora activamente en diversos programas infantiles de TVE, siendo Un globo, dos globos, tres globos y La cometa blanca los que la convierten definitivamente en la poeta de los niños. Recibiendo en cinco ocasiones el Aro de Plata de este medio informativo. A partir de estos años la actividad de Gloria Fuertes es imparable: lecturas, recitales, homenajes... siempre cerca de los niños, publicando continuamente, tanto poesía infantil como de adultos. Su fama es tal que cómicos como Martes y Trece parodian su figura en programas de humor. En 1996 un grupo de poetas jóvenes, entre los que destacan, Sergio Rodríguez Prieto, Pablo Méndez o Alfonso Berrocal le rinden un emotivo y multitudinario homenaje en el fórum del Fnac de Madrid.
Falleció el 27 de noviembre de 1998, víctima de un cáncer de pulmón, en Madrid. Fue enterrada en el Cementerio Sur de Madrid.1
Más apreciada y estudiada en el extranjero que en España, la mayoría de los trabajos críticos sobre Gloria Fuertes proceden del hispanismo norteamericano (Debicki, Mandlove, Sherno, Persin, Capuccio, Browne…), y es escasa la crítica literaria española sobre esta poeta. Camilo José Cela reconoció en su día la injusticia cometida con Gloria Fuertes, a la que denominó «la angélica y alta voz poética a la que los hombres y las circunstancias putearon inmisericordemente».

6- Blas de Otero Muñoz
Blas de Otero Muñoz (España, 1916 - 1979) fue uno de los principales representantes de la poesía social de los años cincuenta en España
.

7- Mario Benedetti
(Uruguay, 1920-2009) Escritor uruguayo, natural de Paso de los Toros. Ha sido profesor de literatura en su país, donde colaboró en el semanario Marcha. En los años setenta sufrió exilio en Buenos Aires, Lima, La Habana y España, residiendo en la actualidad, alternativamente, en Madrid y Montevideo. Desarrolló una intensa actividad en el periodismo y en recitales poético-musicales junto a intérpretes como Nacha Guevara y Juan Manuel Serrat. Ha cultivado todos los géneros, con iniciación en la poesía en libros como Poemas de oficina (1956), de tono cotidiano y existencial. Con los cuentos Montevideanos (1960) incursionó en el realismo, asociado al costumbrismo, centrado en las clases modestas de la ciudad. En 1960 ensayó la crítica político-social con El país de la cola de paja. Sus novelas La tregua (1960) y Gracias por el fuego (1965) amplían el realismo a la observación de vicios sociales de la clases media y la sociedad de consumo. Luego, su narrativa se ha politizado en favor de las opciones de la guerrilla urbana con El cumpleaños de Juan Angel (1971) y Primavera con una esquina rota (1982), incorporando el tema del exilio y el retorno en La casa y el ladrillo (1977), Vientos del exilio (1982), Geografías (1984) y Las soledades de Babel (1991). Su obra de teatro Pedro y el capitán (1979) aborda la problemática moral de la tortura. Ha recogido su tarea crítica en varias misceláneas, como Letras del continente mestizo, De artes y oficios, El desexilio y otras conjeturas y Crítica cómplice, así como la evocación autobiográfica en La borra del café.


8- Erich Fried
Erich Fried (Viena (Austria), 6 de mayo de 1921 - Baden-Baden (Alemania), 22 de noviembre de 1988) fue un poeta austriaco, quien vivió gran parte de su vida en Inglaterra. También trabajó como presentador, traductor y ensayista.
Fried nació en Viena (Austria), hijo de Nelly y Hugo Fried, una pareja judía. Desde pequeño escribió ensayos y poesías. Fried tuvo que huir a Londres con su madre cuando su padre fue asesinado por la Gestapo tras el Anschluss. Durante la Guerra Mundial, trabajó como bibliotecario y obrero industrial. Además, se unió a la Young Austria, un grupo izquierdista juvenil, que abandonó en 1943 debido a su dogmatismo.
En 1987 recibió el Premio Georg Büchner en Darmstadt. 
Fried murió en Baden-Baden (Alemania) en 1988

9- Gabriel Celaya
Rafael Múgica (Hernani, Guipúzcoa, 18 de marzo de 1911 – Madrid, 18 de abril de 1991), conocido como Gabriel Celaya, fue un poeta español de la generación literaria de posguerra. Fue uno de los más destacados representantes de la que se denominó «poesía comprometida».
Presionado por su padre, se radicó en Madrid donde inició sus estudios de Ingeniería y trabajó por un tiempo en la empresa familiar. Conoció allí a los poetas del 27 y a otros intelectuales que lo inclinaron en el campo de la literatura, dedicándose desde entonces por entero a la poesía. En 1947 fundó en San Sebastián, con su inseparable Amparo Gastón, la colección de poesía «Norte». Obtuvo en 1956 el Premio de la Crítica por su libro «De claro en claro», al que siguieron entre otros, «Plural» (1935), «Cantos Íberos» (1955), «Casi en prosa» (1972), «Buenos días, buenas noches» (1976) y «Penúltimos poemas» en (1982). En 1986 recibió el Premio Nacional de las Letras Españolas.
Entre los años 1927 a 1935 vivió en la Residencia de Estudiantes, donde conoció a Federico García Lorca y José Moreno Villa.
En 1946 fundó la colección de poesía «Norte», que pretendía hacer de puente hacia la poesía de la generación de 1927, la del exilio y la europea. Aparecen así, bajo ese sello editorial, traducciones de Rainer María Rilke, Arthur Rimbaud, Paul Éluard o William Blake.
En 1946 publica Tentativas, libro en prosa en el que por primera vez firma como Gabriel Celaya. Esta primera etapa es de carácter existencialista.
En los años cincuenta se integra en la estética del compromiso (1952 Lo demás es silencio y 1955 Cantos Íberos, verdadera biblia de la poesía social). Junto a Eugenio de Nora y Blas de Otero, defiende la idea de una poesía no elitista, al servicio de las mayorías, `para transformar el mundo`:
Cantemos como quien respira. Hablemos de lo que cada día nos ocupa. Nada de lo humano debe quedar fuera de nuestra obra En el poema debe haber barro, con perdón de los poetas poetísimos. La Poesía no es un fin en sí. La Poesía es un instrumento, entre otros, para transformar el mundo
Gabriel Celaya, citado por Rodríguez Puértolas et. al en Historia social de la literatura española)
Cuando este modelo de poesía social entró en crisis, Celaya volvió a sus orígenes poéticos. Publicó La linterna sorda y reeditó poemas anteriores a 1936. También ensayó el experimentalismo y la poesía concreta en Campos semánticos (1971).
Entre 1977 y 1980 se publicaron sus Obras Completas en cinco volúmenes.
En 1986 es galardonado con el Premio Nacional de las Letras Españolas por el Ministerio de Cultura. En ese mismo año, publica `El mundo abierto`.
En definitiva, la obra de Celaya constituye una gran síntesis de casi todas las preocupaciones y estilos de la poesía española del siglo XX. Falleció el 18 de abril de 1991 en Madrid 

10- Adrienne Rich
(Estados Unidos, 1929 - 2012) fue poeta, intelectual, crítica y activista lesbiana estadounidense.
Fue estudiante del Colegio Radcliffe cuando sus poemas fueron elegidos para publicarse en el Premio Yale de poesía joven, del cual se derivó `Un cambio de mundo` (1951), que reflejó su técnica formal. Su siguiente obra, delinea la transformación de una poesía bien trabajada pero imitativa hasta un estilo personal enérgico. Su creciente compromiso al movimiento feminista y una estética lésbica, han influenciado muchos de sus trabajos. Su obra poética, junto a la de Audre Lorde y Alice Walker, han inspirado la lucha no sólo de feministas de estadounidenses sino también de América Latina.

Poeta español nacido en Orihuela, Alicante el 30 de octubre de 1910
Fue un poeta y dramaturgo de especial relevancia en la literatura española del siglo XX. Aunque tradicionalmente se le ha encuadrado en la generación del 36, Miguel Hernández mantuvo una mayor proximidad con la generación anterior hasta el punto de ser considerado por Dámaso Alonso como «genial epígono de la generación del 27».
Hijo de campesinos, desempeñó entre otros oficios, el de pastor de cabras. Guiado por su amigo Ramón Sijé,se inició en la poesía desde los veinte años, publicó su primer libro «Perito en lunas» en 1933 y posteriormente,los sonetos agrupados en «El rayo que no cesa», marcaron la experiencia amorosa del poeta.
Durante la guerra civil militó muy activamente en el bando republicano como Comisario de Cultura, siendo encarcelado y condenado a muerte al terminar el conflicto. Conmutándosele la pena de muerte por la de treinta años, antes de morir, enfermo y detenido, publicó su última obra, «Cancionero y romancero de ausencias».
Falleció en la enfermería de la prisión alicantina a las 5:32 de la mañana del 28 de marzo de 1942, con tan sólo 31 años de edad.

Roque Dalton nació el 14 de mayo de 1935 en San Salvador, El Salvador. Fue educado inicialmente por los Jesuitas y posteriormente estudió derecho y antropología en las Universidades de El Salvador, Chile y México. Con otros escritores de izquierda, fundó en 1956 el Círculo Literario Universitario.
Obtuvo en tres ocasiones el Premio Centroamericano de Poesía, en 1969 obtuvo el Premio Casa de las Américas con su poemario Taberna y otros lugares. Militó en el Partido Comunista desde los veintidós años de edad, dedicándose desde muy joven a la política, a la poesía y a la literatura. Por su militancia política, sufrió cárceles, persecuciones y destierro. Vivió como exiliado político en Guatemala, México, Cuba, Checoslovaquia, Corea, Vietnam del Norte y otros países.
A finales de 1973 regresó clandestinamente a El Salvador, para integrarse al Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). Murió asesinado el 10 de mayo de 1975.
Entre sus obras destacan: Miguel Mármol, El turno del ofendido, Taberna y otros lugares, Un libro rojo para Lenin, Monografía, Las Historias Prohibidas del Pulgarcito y su novela publicada póstumamente en 1976, Pobrecito poeta que era yo.

13- Allen Ginsberg
Irwin Allen Ginsberg (3 de junio de 1926 – 5 de abril de 1997) fue un poeta beat estadounidense nacido en Paterson, New Jersey. Enlace entre el movimiento beat de los años cincuenta y los hippies de los años sesenta, compartió amistad con, entre otros, Jack Kerouac, Neal Cassady, William S. Burroughs, Patti Smith, Gregory Corso, Herbert Huncke, Rod McKuen y Bob Dylan. Su principal obra, `Howl` (`Aullido`), es muy conocida por su frase de apertura: `He visto a las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura`. La obra se consideró escandalosa por la crudeza de su lenguaje, a menudo explícito. Poco después de su publicación en 1956 por una pequeña editora de San Francisco, fue prohibida. La prohibición fue un caso célebre entre los defensores de la primera enmienda de la Constitución estadounidense, fue anulada después de que el juez Clayton W. Horn declarara que el poema poseía importancia social redentora.
La poesía de Ginsberg estaba muy influida por el modernismo, el romanticismo, el beat y la cadencia del jazz, además por su práctica del budismo Kagyu y su origen judío. Se consideraba heredero de William Blake y Walt Whitman. La potencia de los poemas de Ginsberg, sus largos versos y su exuberancia del Nuevo Mundo reflejaban la continuidad de la inspiración que reclamaba. Otras influencias incluían al poeta estadounidense William Carlos Williams.
En sus escritos y en su vida, Ginsberg defendía la libertad y la autenticidad. Muchos de sus poemas son extremadamente sinceros y directos. Por ejemplo, en `Kaddish` describe la locura de su madre en términos claros. En Many Loves (Muchos amores), describe su primer contacto sexual con Neal Cassady, que fue su amante y amigo. Alguno de sus poemas posteriores se centran en su relación con Peter Orlovsky, su amante de toda la vida a quien dedicó Kaddish and Other Poems (Kaddish y otros poemas).
En 1993, el Ministerio de Cultura francés le nombró Caballero de la Orden de las Artes y las Letras.

14- Antonio Orihuela
Antonio Orihuela (Moguer, 1965). Doctor en Historia por la Universidad de Sevilla. Aquí lo definimos como un autor excelente y mejor persona. Además es de los poetas que lejos de aburrir despiertan el interés del público allí donde va. Lo pudimos comprobar cuando vino a Zaragoza a las jornadas poéticas “Los chicos están bien”, organizadas por Manuel Vilas , que además de ser un magnífico escritor se ha hecho adicto incondicional del zumo Minute Maid. Cada vez que veo una de esas botellas de limón veo a Vilas y cuando leo a Vilas se me aparece una botella de Minute Maid, para mí son ya inseparables. Bueno, seguimos, Orihuela es la prueba de que poesía, inteligencia y optimismo pueden ir unidas y ser de lo más terapéuticas.

(Córdoba, 1964) destacada poetisa española, enmarcada dentro de la llamada poesía de la conciencia.
Estudió magisterio y comunicación audiovisual y actualmente reside en Málaga. Ha participado en importantes festivales literarios, como la Semana de Poesía de Barcelona en 2007.

16- Jorge Riechmann
Jorge Riechmann (Madrid, 1962) es profesor titular de Filosofía Moral en la Universidad de Barcelona. Actualmente trabaja como investigador en el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS) de Comisiones Obreras. Es socio de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica, miembro del consejo de Greenpeace, integrante de la Asociación Española de Ética y Filosofía Política, redactor de la revista “Mientras tanto” y autor de una extensa obra ensayística y poética. 
Ernesto Cardenal Martínez (Granada, Nicaragua, 20 de enero de 1925) es un sacerdote católico (uno de los más destacados religiosos de la teología de la liberación), político, escultor y escritor nicaragüense, famoso, ante todo, por su obra poética, que le ha merecido varios premios internacionales.
Cardenal en 1965 es ordenado sacerdote en Managua. Funda en una de las islas Solentiname en el Lago Cocibolca una comunidad cristiana, casi monástica. Ahí se escribe el famoso libro El Evangelio de Solentiname. Cardenal colabora estrechamente con el Frente Sandinista de Liberación Nacional luchando contra el régimen de Somoza. El 19 de julio de 1979, el día de la victoria de la Revolución Nicaragüense, es nombrado ministro de Cultura del nuevo Gobierno del FSLN. Ocupa este cargo hasta 1987, año en el que se cierra el ministerio por razones económicas.
Cardenal recibe en 1980 el Premio de la Paz del Comercio Librero Alemán.
En 1983, Juan Pablo II visitó oficialmente Nicaragua. El pontífice -frente a cámaras de televisión que transmitían a todo el mundo- amonestó e increpó severamente a Ernesto Cardenal, arrodillado ante él en la misma pista del aeropuerto, por propagar doctrinas apóstatas (según la fe católica) y por formar parte del gobierno sandinista.

Escritor nacido en Montevideo. En 1959, se casó con su primera esposa, Silvia Brando. Se divorciaron y tres años después se casó con Graciela Berro. Se casó con su tercera esposa, Helena Villagra, en 1976. Galeano ha tenido una carrerra larga y muy importante que incluye tanto su trabajo como periodista e historiador como su participación activa en las cosas políticas, específicamente socialistas.
Cuando tenía trece años, empezó a publicar caricaturas para El Sol, un periódico socialista en Uruguay. En 1961-64, fue director de la publicación diaria Epoca, y fue jefe de redacción del semanario Marcha.
En la década de los setenta, un grupo derechista militar en Uruguay lo encarceló. Por ésta causa marchó a Argentina. Sin embargo, lo mismo ocurrió en Argentina, y más tarde a España donde vivió desterrado hasta que pudo regresar a Uruguay en 1984.
Ha publicado muchos libros sobre la política de América Latina. Los libros más populares, entre otros, son: Las venas abiertas de América Latina (1971), La canción de nosotros (1975), Días y noches de amor y de guerra (1978), la trilogía Memoria del fuego: Las nacimientos (1982), Las caras y las máscaras (1984), y El siglo de viento (1986). Esta trilogía combina elementos de la novela, la poesía, y la historia. Otros libros son El libro de los abrazos (1989), Las palabras andantes (1993), y El fútbol a sol y sombra (1995). Galeano recibió tres premios por sus libros: Premio Casa de las Américas en 1975 para La canción de nosotros y en 1978 para Días y noches de amor y de guerra, y en 1989, el premio -American Book- Award por Memoria del fuego.

19- Marcos Ana 
Poeta español, de nombre real Fernando Macarro Casillo, nació en 1920 en una humilde familia campesina, afiliándose muy joven a las Juventudes Socialistas, y después al Partido Comunista. 
A los quince años, se alistó en el ejército republicano y con diecisiete, pasó a formar parte de la octava división. El día de la finalización de la guerra civil, fue detenido en Alicante, cuando trataba de huir de España, e internado en el campo de concentración de Albatera. Logró huir, pero inmediatamente fue detenido en Madrid. Condenado en dos ocasiones a la pena de muerte, estuvo en varios campos y prisiones, comenzando a escribir poemas en el penal de Burgos cuando tenía treinta y tres años. Liberado en 1961, debido a las presiones internacionales, tras veintitrés años de prisión, marchó a París, donde el PCE le encomendó un servicio de apoyo a presos políticos. Viajó por Europa y Sudamérica, regresando a España en 1976 tras la amnistía, ejerciendo desde entonces varios cargos en el PCE.
De entre su obra cabría destacar títulos como Poemas desde la cárcel (1960) o Las soledades del muro (1977).

20- Nazim Hikmet
Nazim Hikmet Ran (Salónica, Imperio otomano, 20 de noviembre de 1901 - Moscú, 3 de junio de 1963) fue un poeta y dramaturgo turco, considerado en Occidente el poeta más importante en lengua turca del siglo XX. Sus obras han sido traducidas a numerosos idiomas. Largamente exiliado de su país de origen a causa de su militancia comunista, murió en 1963 como ciudadano polaco.

Poeta y dramaturgo español, nacido en El Puerto de Santa María (Cádiz) y fallecido en la misma localidad en octubre de 1999. Inicialmente se dedicó a la pintura. Se trasladó a Madrid con su familia, y en 1924 se le concedió el Premio Nacional de Literatura por el primer libro que publicó, Marinero en tierra. Se trata de una obra de un refinado popularismo donde universaliza el mar, que llega a convertirse en un mito. En 1926 apareció La amante, relato poético de un viaje en automóvil, al que sigue, al año siguiente, un nuevo libro de poemas, El alba del alhelí. Las tres obras se inscriben dentro de la tradición de los poetas anónimos del romancero y Garcilaso de la Vega, aunque con una sensibilidad de poeta vanguardista. En 1929 tuvo lugar un cambio importante en su poesía, cuando publicó Cal y canto, influido por Luis de Góngora y el ultraísmo. También de ese mismo año es Sobre los ángeles. Considerada su obra maestra, es una alegoría surrealista en la que los ángeles representan fuerzas dentro del mundo real. Producto de una intensa crisis personal relacionada con lo que el propio poeta califica de amor imposible y los celos más rabiosos, contiene imágenes que suponen altas cumbres poéticas. Sus tonos apocalípticos se prolongaron en Sermones y moradas (1930). Su surrealismo le lleva a introducir asuntos personales en el ámbito de las cuestiones históricas, lo que supuso en él una inclinación hacia el anarquismo, como demuestra su elegía Con los zapatos puestos tengo que morir, de 1930. Posteriormente se afilió al Partido Comunista español, y publicó, hasta 1937, un conjunto de libros que el autor denominó El poeta en la calle, aparecidos conjuntamente en 1938. También de la misma época son sus obras de teatro, entre las que destaca Fermín Galán (1931). Posteriormente, y dentro de la misma línea de carácter surrealista y político, escribió obras teatrales y entre las más conocidas se encuentran El adefesio, de
1944, y, de 1956, Noche de guerra en el Museo del Prado. Una nota que hay que destacar en este escritor andaluz es su afición taurina, que le ha llevado a realizar carteles taurinos, escribir muchos y destacados poemas sobre el tema, e incluso salir a los ruedos en la cuadrilla de Ignacio Sánchez Mejías. Con su compañera, la también escritora María Teresa León, se vio obligado a exiliarse después de la derrota de la República en la Guerra Civil española. Vivió en Argentina hasta 1962. A partir de ese año residió en Roma, y no regresó a España hasta 1977.
En 1983 le fue concedido el premio Cervantes.

22- Nicolas Guillen
Poeta cubano al que se le considera un genuino representante de la poesía negra de su país.
Trabajó como tipógrafo antes de dedicarse al periodismo y darse a conocer como escritor. Desde su juventud participó intensamente en la vida cultural y política cubana, lo que le costó el exilio en varias ocasiones. Ingresó en el Partido Comunista en 1937, y tras el triunfo de la Revolución cubana en 1959 desempeñó cargos y misiones diplomáticas de relieve.
Inició su producción literaria en el ámbito del posmodernismo y la afianzó en el de las experiencias vanguardistas de los años veinte, en cuyo contexto se convirtió pronto en el representante más destacado de la poesía negra o afroantillana. Sin renunciar a otras posibilidades, en Motivos de son (1930), Sóngoro cosongo. Poemas mulatos (1931), West Indies Ltd. (1934) y poemas dispersos en libros posteriores, usó todos los recursos característicos de esa poesía con la voluntad de lograr una expresión auténtica para una cultura mulata, la propia de un país mulato como él mismo, y manifestó una preocupación social que se fue acentuando con el paso de los años.
Desde West Indies Ltd., evolucionó rápidamente hacia esas preocupaciones políticas y sociales: en Cantos para soldados y sones para turistas (1937), El son entero (1947) y La paloma de vuelo popular (1958), mostró su compromiso con la patria cubana y americana, con sus hermanos de raza y con todos los desheredados del mundo, mientras en España. Poema en cuatro angustias y una esperanza (1937) acusó el impacto de la Guerra Civil española y el asesinato de Federico García Lorca. Crítico con la injusticia y el imperialismo, eso no le impidió verse afectado por las inquietudes neorrománticas y metafísicas que también dominaron la literatura de esa época, pues el amor y la muerte son también temas fundamentales en su poesía. Con Tengo (1964) manifestó su júbilo ante la Cuba revolucionaria, y Poemas de amor (1964), El gran zoo (1967), La rueda dentada (1972), El diario que a diario (1972) y Por el mar de las Antillas anda un barco de papel. Poemas para niños y mayores de edad (1977) demostrarían su capacidad para conjugar preocupaciones diversas y encontrar formas de expresión siempre renovadas. En Prosa de prisa (1975-1976) se han recogido sus trabajos periodísticos.

23- Jesús López Pacheco
Jesús López Pacheco (Madrid, 13 de julio de 1930 - Toronto (Ontario), 6 de abril de 1997) fue un novelista, dramaturgo, poeta y ensayista español, padre del cineasta Bruno Lazaro. Es uno de los más importantes escritores del llamado realismo crítico. Pertenece a la llamada generación del 50, junto a José Manuel Caballero Bonald, Armando López Salinas, Ángel González o Claudio Rodríguez.

24- Hans Magnus Enzensberger
Hans Magnus Enzensberger (Baviera, 1929) es uno de los creadores más agudos y significativos de nuestro tiempo. Ha fundado y dirigido revistas culturales (Kursbuch y Trasatlantik), es un poeta extraordinario, ensayista personalísimo y polémico, autor teatral, realizador de documentales cinematográficos, etc. Galardonado en 2002 con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades y la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Poeta y escritora estadounidense de origen británico. Nació en Ilford (Inglaterra), y estudió en su propia casa, donde su madre leía en voz alta para toda la familia las obras de Willa Cather, Joseph Conrad, Charles Dickens, y Liev Tolstói. Su padre, un judío ruso convertido en sacerdote anglicano, fomentó su interés por el misticismo de los hasidim. Empezó a escribir poesía de niña. A los 12 años envió algunos poemas a T. S. Eliot y este le escribió una carta ofreciéndole su consejo. Su primer libro de poemas, La imagen doble se publicó en 1946. Contrajo matrimonio con el escritor estadounidense Mitchell Goodman en 1947, se trasladó a Estados Unidos en 1948 y adoptó la nacionalidad estadounidense en 1956. La amistad de su marido con el poeta Robert Creeley propició su relación con la poesía experimental del Black Mountain College, muy influida por William Carlos Williams y su concepción de la poesía como algo intrínsecamente unido a la vida cotidiana. El título de su segundo libro de poemas, Aquí y ahora (1957), es sin duda reflejo de esta influencia. Levertov halló su propia voz buscando el equilibrio entre forma y contenido, entre experiencia y estructura, y en sus poemas posteriores se revela como un sólido valor poético. Figuran entre ellos A las islas por tierra (1958), Con ojos en la nuca (1959), La escalera de Jacob (1961) y Gustar y ver (1964). La intervención de Estados Unidos en la guerra de Vietnam hizo que Levertov concentrara toda su energía en la causa pacifista, como conferenciante y escritora. En esta misma época escribió su principal libro de poesía, La danza de la tristeza (1967), donde plasma sus sentimientos de rabia y dolor ante la guerra, y también ante la muerte de su hermana mayor. Durante las décadas de 1970 y 1980 produjo una vasta obra en la que continúa estudiando los problemas políticos, junto a cuestiones como el misticismo, la soledad y la búsqueda personal. Publica entonces La respiración del agua (1987), Una puerta en la colmena (1989), Tren de la tarde (1992) y Ensayos nuevos y escogidos (1992).

26- Salustiano Martin Gonzalez
(Parada de Rubiales, Salamanca, 1950) vive en Madrid. Es licenciado en Literatura Hispánica y en Historia Moderna y Contemporánea. Ha sido profesor de Lengua y Literatura en Enseñanza Secundaria durante más de treinta años, jubilado en 2010. Desde 1972 ha publicado artículos y reseñas de crítica literaria (Poesía Hispánica, Reseña, Camp de l`arpa, Saida, Ínsula, Hora de poesía, Nueva Estafeta, Diablotexto, España Contemporánea, ...), y ha prologado los libros de poemas Cartas de amor de un comunista, de Isabel Pérez Montalbán (1999), y Basura mundi, de María Ángeles Maeso (2008). Han aparecido poemas suyos en algunas revistas (Poesía Hispánica, Cuadernos Hispanoamericanos, Turia, Mientras tanto, La hamaca de lona, Lunas rojas, International Poetry Review. Special issue: Spain’s poetry of conscience, etc.) y en libros colectivos (Voces del extremo, 1999, Voces del extremo: Poesía y Conciencia, 2000, El último en morir que apague la luz. Atlas poético, 2001, Palabras de paso: Antología de poetas en Salamanca, 1975 – 2001 (2001), y tiene publicados tres libros: La mano con la herida, Talavera de la Reina, Colección Melibea, 1995, Pasa la voz, hermano, Madrid, Bartleby, 2000, y Los filisteos juegan con fuego, Talavera de la Reina, Colección Melibea, 2001. Ha obtenido premio en algunos concursos de poesía: Premio `El Seráfico` (Elda) por Como quien pasa por el fuego (inédito) en 1982, segundo premio del Certamen Nacional `Gerardo Diego` por Después de la caída`, diez poemas) en 1994 (publicado en AA. VV., Versos de tiza, Tomelloso, IES Eladio Cabañero, 1999), Premio `Joaquín Benito de Lucas` en 1994, Accésit Premio `Rafael Morales` en 2000. Ha participado en la fundación de la revista electrónica de poesía Lunas Rojas y en las dos primeras reuniones, en Moguer, de los poetas del extremo. Actualmente es miembro del Colectivo Baltasar Gracián de estudios sobre educación.

27- César Vallejo
(Perú, 1892-1938)  Sin discusión, el poeta peruano más grande de todos los tiempos, una figura capital de la poesía hispanoamericana del siglo XX -al lado de Neruda y Huidobro- y una de las voces más originales de la lengua española. Su complejo mundo poético se distingue por un profundo arraigo al ámbito familiar, las experiencias del dolor cotidiano y la muerte, la visión del mundo como un lugar penitencial sin certeza de salvación, la solidaridad con los pobres y desamparados del sistema capitalista, y la fe en la utopía revolucionaria prometida a los hombres por el marxismo. En diversas etapas de su obra se notan los influjos del modernismo, la vanguardia, el indigenismo, la poesía social y el impacto de acontecimientos históricos, como la Guerra Civil española. Nació en Santiago de Chuco, en la zona andina norte del Perú, en el seno de una familia con raíces españolas e indígenas. Desde niño conoció la miseria, pero también el calor del hogar, lejos del cual sentía una incurable orfandad. Estudió en la Universidad de Trujillo, ciudad donde recibió el estímulo de -la bohemia- local formada por periodistas, escritores y políticos rebeldes. Allí publicó sus primeros poemas antes de llegar a Lima a fines de 1917.
En esta ciudad aparece su primer libro, Los heraldos negros (impreso en 1918), uno de los más representativos ejemplos del posmodernismo, tras las huellas de Leopoldo Lugones y Julio Herrera y Reissig. En 1920 hace una visita a su pueblo natal, donde se ve envuelto en unos disturbios que lo llevarán a la cárcel por unos tres meses, esta experiencia tendrá una crítica y permanente influencia en su vida y obra, y se refleja de modo muy directo en varios poemas de su siguiente libro, Trilce (1922). Se considera esta obra como un momento fundamental en la renovación del lenguaje poético hispanoamericano, pues en ella vemos a Vallejo apartándose de los modelos tradicionales que hasta entonces había seguido, incorporando algunas novedades de la vanguardia y realizando una angustiosa y desconcertante inmersión en los abismos de la condición humana que nunca antes habían sido explorados.
Al año siguiente parte para París, donde permanecerá (con algunos viajes a la Unión Soviética, España y otros países europeos) hasta el fin de sus días. Los años parisinos fueron de extrema pobreza y de intenso sufrimiento físico y moral. Participa con amigos como Huidobro, Gerardo Diego, Juan Larrea y Juan Gris en actividades de sesgo vanguardista, pero pronto abjura de su propio Trilce y hacia 1927 aparece firmemente comprometido con el marxismo y su activismo intelectual y político. Escribe artículos para periódicos y revistas, piezas teatrales, relatos y ensayos de intención propagandística, como Rusia en 1931. Reflexiones al pie del Kremlin (1931). Inscrito en el Partido Comunista de España (1931) y nombrado corresponsal, sigue de cerca las acciones de la Guerra Civil y escribe su poema más político: España, aparta de mí este cáliz, que aparece en 1939 impreso por soldados del ejército republicano. Toda la obra poética escrita en París, y que Vallejo publicó parcamente en diversas revistas, aparecería póstumamente en esa ciudad con el título Poemas humanos (1939). En esta producción es visible su esfuerzo por superar el vacío y el nihilismo de Trilce y por incorporar elementos históricos y de la realidad concreta (peruana, europea, universal) con los que pretende manifestar una apasionada fe en la lucha de los hombres por la justicia y la solidaridad social.

28- Oscar Alfaro
(Tarija, 1921 - 1963) Poeta y periodista boliviano. Figura destacada de la prensa boliviana del siglo XX, se distinguió sobre todo por su dedicación a la literatura infantil y juvenil, tanto en sus escritos en verso como en sus prosas de ficción.
Reunió sus mejores narraciones breves en Cuentos infantiles (1955) y Cuentos Chapacos (1963). Entre su producción poética destacan Bajo el sol de Tarija (1947), Cien poemas para niños (1955) y El circo de papel (1970). Diversos compositores han puesto música a varios de sus poemas. Las inquietudes sociales del autor y su empeño en plasmar las costumbres y formas de vida del país caracterizan su obra.

29- Abdellatif Laabi
Abdellatif Laabi (Fez, 1942) es un poeta, traductor y activista marroquí, exiliado en Francia desde 1985
Profesor de francés y activista miembro del movimiento opositor Ila l-Amam, fundó junto con otros poetas marroquíes la revista literario-artística Souffles en 1966, y aunque la pretensión primera era trabajar sobre la literatura, cristalizó buena parte de las aspiraciones de muchos creadores marroquíes (dramaturgos, cineastas, pintores, etc), convirtiéndose en catalizador de sus obras. La publicación fue prohibida en 1972, pero a lo largo de su corta vida, se abrió a las culturas de otros países del Magreb y del Tercer Mundo.
Abdellatif Laabi fue encarcelado, torturado y condenado a diez años de prisión por `delitos de opinión` (por sus creencias políticas y sus escritos) y cumplió prisión de 1972 hasta 1980. Luego se le obligó a exiliarse en Francia, al igual que su amigo y colaborador, Abraham Serfaty que, después de diecisiete años en la cárcel, se vio obligado también al exilio en 1991. Laabi ha vivido en París desde 1985, y desde 1988 es miembro de la Académie Mallarmé. Laabi ha sido un defensor de otros escritores perseguidos por su trabajo, incluyendo a Salman Rushdie.

30- Elena Cabrejas
Argentina, poeta, narradora y militante del cristianismo de base, Licenciada en Historia.
Curso de Postgrado y Especialización en Evaluación y Gestión del Patrimonio Cultural y Arqueología del Paisaje